Último adiós a la vocalista del grupo The Cranberries, Dolores O'Riordan

El funeral de la vocalista del grupo de rock The Cranberries, Dolores O’Riordan, se celebró este martes en la iglesia de su pueblo natal de Ballybricken, cerca de Limerick, en el oeste de Irlanda.

Unas 200 personas, en su mayoría familiares y allegados, se reunieron para brindar un último homenaje a la cantante de 46 años que murió de repente el 15 de enero.

 

Su madre, sus seis hermanos y hermanas, sus tres hijos y los otros tres miembros del grupo musical figuraban entre los asistentes.

 

La ceremonia, difundida en directo por una radio local, comenzó con el Ave María grabado en dúo con el cantante de ópera Luciano Pavarotti en 1995.

 

En su homilía, el padre Liam McNamara, declaró que Dolores O’Riordan atrajo “la luz sobre su adorable comunidad de Ballybricken y la región de Limerick”.

 

Recordó cuando la conoció. Fue en 1989, año en que se formó The Cranberries. Tenía 18 años y “estaba aquí, en el teclado, tocando y cantando con la coral”.

 

Dolores O’Riordan, procedente de una familia católica, dijo que había aprendido mucho de música gracias a la religión.

 

Una vez finalizada la misa, su féretro fue sacado al son de la canción de The Cranberries “When you’re gone”, del álbum de 1996 “To The Faithful Departed” antes ser enterrada en un cementerio local, durante una ceremonia reservada a los familiares.

 

Dolores O’Riordan falleció en un hotel londinense. Por el momento se desconoce la causa del fallecimiento pero la policía afirmó que no la consideraba “sospechosa”.

 

Los resultados de las pruebas post-mortem se harán públicos en abril.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Cientos de músicos interpretaron "Zombie" para homenajear a Dolores O´Riordan

 


La sorpresiva muerte de la vocalista de The Cranberries, Dolores O´Riordan a principios de esta semana, sin duda alguna golpeó duramente a sus miles de fans esparcidos por el mundo.

 

Y es que su particular y talentosa voz sonó fuerte durante gran parte de la década de los 90´s y principios de los 2000, llegando a ser conocida por incombustiles canciones como “Ode to my family”, “When you´re gone”, “Linger” y especialmente “Zombie”, a estas alturas un himno no sólo por su repercusión mediática si no también por lo que su letra significa.

 

Fue así – y a modo de homenaje – que un grupo no menor de más de 100 personas se reunieron en San Petersburgo, Rusia, para hacer una super versión de “Zombie”. Un homenaje póstumo a la vocalista de The Cranberries, a sólo días de su deceso. Un gran tributo para una de las voces más importantes de los últimos años.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter