PSG clasificó a octavos y es el equipo más letal tras vencer 5-0 a Anderlecht

Aunque todos esperaban una actuación estelar de Neymar, Mbappé o Cavani, el que se llevó los aplausos fue Layvin Kurzawa que convirtió triplete en la victoria 5-0 del PSG al Anderlecht.

 

Aunque se demoraron en conseguir el primer gol, que vino de los pies de Marco Verrati, el equipo francés fue una aplanadora y se instaló en octavos de la Champions League a falta de dos fechas.

 

El segundo gol fue un soberbio zapatazo de Neymar y apartir de ahí Kurzawa hizo su triplete y siendo claramente la figura del partido.

Falcao y Mónaco culminan su regreso a la élite, campeones de Francia

Algunos ‘expertos’ se atrevieron a llamarlo exfutbolista. Lo dieron por jubilado. Como un Tigre herido, con las garras cortadas que debía ser exhibido en una jaula con el resto de fieras amansadas. Ese era el destino al que parecía condenado Falcao por una maldita lesión que lo torturó durante dos años. Que lo aportó de su sueño, el cual siempre ha sido el mismo: conquistar títulos en el fútbol.

 

 

Radamel no saboreaba el gusto de la victoria desde hace cuatro años. Desde aquella final de Copa del Rey con el Atlético en 2013. En aquel mercado de verano acabó saliendo al equipo en el que hoy en día se ha consagrado. El mismo que lo sacó de la élite de Europa, y que hoy en día lo torna de regreso. Falcao ha completado el círculo. Con el triunfo del título de Liga del Mónaco en Francia, se corona de nuevo en el trono que abandonó aquel año. El que estaba destinado a ocupar y que circunstancias y fatídicas lesiones lo apartaron.

 

 

El Mónaco confirmó contra el Saint Etienne el título que práctimente era un hecho. Los del Principado sufrieron más en el resultado que en el desarrollo del juego. El rival apenas hizo temer que no apareciera cántico de campeón. Mbappé, la nueva estrella de Francia por el que todo el mundo se peleará en el próximo mercado y cuya irrupción ha opacado parcialmente la figura del Tigre, demostró una vez más la seguridad del que se espera tenga diez años en la élite profesional. Con dos toques se zafó al portero en primer tanto, el que aguantó con tranquilidad el Mónaco hasta dar la puntilla al final con el de Germain.

 

 

Así es el Mónaco que le ha arrebatado esta liga al todopoderoso PSG, dominado absoluto del campeonato en los últimos años. El conjunto del Principado se ha confirmado como un equipo atrevido, con descaro y gol que a punto estuvo de meterse en la final de Champions. El título de campeones de Francia se lo llevan con sobrados méritos a la vitrina. Un equipo donde muchos jugadores saldrán con seguridad este verano y en el que sobresalen dos figuras que son dos de los pistoleros más envidiados de Europa: Mbappé y Falcao.

 

 

Cuadrado campeón de la Copa Italia

También Cuadrado festejó en Italia. El extremo colombiano celebró el triunfo de la Copa Italia con el triunfo en la final sobre la Lazio (2-0). Los de Allegri no tuvieron problemas para deshacerse del conjunto capitalino con goles de Dani Alves y Bonucci. Cuadrado no jugó ni un minuto en un partido en el que su técnico prefirió confiar en el sistema de tres en defensa que sacrifica al colombiano. 

 

 

Monaco se gana medio tiquete para las semifinales

El Mónaco de Falcao no es para nada una aparición fugaz cuya fama se quedará en un partido. Los del Principado no van en broma cuando advierten que van en busca de una ilusión en esta Champions League. Su candidatura es seria y tienen suficientes fundamentos para creer en ellos mismos.

 

 

Los de Jardim se impusieron en un campo francamente difícil como los es el Iduna Park de Dortmund. El juego estuvo marcado por el atentado que sufrió ayer el bus del Dortmund. El hecho condicionó excesivamente a los locales. Hay que reconocerle el valor al conjunto alemán de sobreponerse a un suceso como este tan solo 24 horas para jugar el compromiso, pero claramente se vio que no tenían la mente puesta en el partido.

 

 

Los monegascos aprovecharon el desconcierto y marcaron la pauta de un encuentro que se jugó a un bajo ritmo. La intensidad mostrada distó mucho de un partido normal de esta instancia. Los de Jardim lo aprovecharon y tienen medio tiquete en semifinales.

 

 

Se adelantaron primero por medio de un Mbappé que está en estado de gracia. En clara posición de fuera de juego, todo hay que decirlo. El joven francés aprovechó un rechazo que dejó un centro de Mendy desde la izquierda y el balón más bien le rebotó que llegar a rematarlo.

 

 

Mónaco mostraba su cara de la primera parte en el Etihad, y de la misma manera se ponía con una ventaja de dos goles antes de cumplirse el primer periodo. De nuevo un centro desde la izquierda complicó el despeje de Bender en el área pequeña. Tanto que al final el central alemán acabó metiendo el balón en su portería.

 

 

Los de Jardim se paseaban y Dortmund aún no había temrinado e plantarse sobre el césped. De un momento a otro se conectaron en el partido en la segunda mitad, y el encuentro ganó en emoción pero seguía con la misma intensidad. Borussia recortó distancias por medio de Dembele

 

 

Pero con diez minutos para el final recibieron el golpe definitivo de Mbappé, definiendo con una calma inaudita para un jugador de su edad. Kagawa, casi con el tiempo cumplido, ponía más honra a la actuación de los alemanes y recortaba una diferencia que salvo milagro será insalvable en Mónaco.