Se agrava la crisis diplomática entre España y Venezuela

El embajador de Venezuela en España, Mario Isea 


El Consejo de Ministros aprobó este viernes declarar “persona non grata” al embajador de Venezuela en España, Mario Isea, como respuesta a la expulsión del embajador de España en el país caribeño, Jesús Silva.

 

Así lo explicó el portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que lamentó la decisión de las autoridades venezolanas de expulsar al embajador español en Caracas.

 

Dejó claro que ante esta “medida de calado” por parte de Venezuela, el Gobierno español se ve en la obligación de aplicar una “respuesta proporcional y en “estricta reciprocidad” declarando “persona non grata” al embajador venezolano en España.

 

A pesar de ello, Méndez de Vigo subrayó que España desea mantener las mejores relaciones con Venezuela, si bien constató que las decisiones tomadas por las autoridades venezolanas “hacen difícil verificar ese deseo”.

 

Manifestó que el Ejecutivo desea para los venezolanos “lo mismo” que para los españoles: “que vivan en democracia y prosperidad”. “Seguiremos trabajando para que esto sea así en el marco de la UE y bilateralmente”.

 

A su vez, comentó que las declaraciones del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, son “inaceptables y fuera de tono“. No obstante, afirmó que estos exabruptos “no harán cejar en la voluntad de que los venezolanos vean respetados los derechos fundamentales, la democracia y su prosperidad”.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Rajoy anuncia que convocará la sesión constitutiva del nuevo Parlament para el 17 de enero

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, anunció este viernes que convocará la sesión constitutiva del Parlamento catalán para el 17 de enero, después de haberlo hablado con los grupos políticos. Además, señaló es que “lo normal es que en un plazo de 10 días se celebre la sesión de investidura si hay candidato”.

 

Así lo ha develado en la rueda de prensa convocada en el Palacio de la Moncloa para hacer balance del año 2017, en la que señaló que lo que él quiere es que se termine una situación que “genera mucha incertidumbre y ha hecho mucho daño a Cataluña desde todos los puntos de vista”.


Al preguntársele a Rajoy si estará dispuesto a hablar con el próximo presidente de la Generalitat, sea quien sea, el mandatario español manifestó que por el momento no se sabe qué va a pasar ni quiénes serán “los candidatos que decidirán los partidos que tienen posibilidades”.


Eso sí, preguntado por la hipótesis de que el ex presidente catalán Carles Puigdemont sea investido presidente por vía telemática, debido a que permanece en Bélgica mientras tiene una causa pendiente en el Tribunal Supremo, ha advertido de que eso sería “absurdo”.

 

Según ha dicho, no ya desde el punto de vista jurídico o político, sino por sentido común, sería “absurdo” convertirse en presidente viviendo en el extranjero, y “mucho más absurdo” tratar de ejercer la presidencia. “Imagínese que yo estuviera en Lisboa”, ha ironizado, apelando a “actuar con sensatez y sentido común”.

 

Plazos previstos en la ley

 

El Parlament tenía hasta el martes 23 de enero de 2018 para constituirse tras las elecciones catalanas convocadas por el propio Rajoy en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

 

Los plazos están recogidos en la Ley de Presidencia de la Generalitat y el Govern, que da al presidente de la Generalitat 20 días hábiles desde la fecha de las elecciones para convocar la sesión constitutiva de la Cámara. La norma da la potestad al presidente del Govern de constituir la Cámara, pero, tras haber sido cesado, la presidencia ha sido delegada por Rajoy y la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría.

 

Tras la sesión constitutiva del Parlament, en la que se elige el presidente del Parlament y los miembros de la Mesa, se abre un plazo de 10 días hábiles para que el presidente de la Cámara proponga la investidura de un candidato a la Presidencia de la Generalitat. Esto situaría el plazo máximo hasta el martes 31 de enero: entonces se sometería a una primera votación y, si no lograra la mayoría absoluta de los votos, dos días más tarde se celebraría una segunda votación, en la que al candidato le valdría la mayoría simple para ser investido. Si tampoco lo lograra entonces, se abriría un plazo máximo de dos meses para encontrar un candidato, lo que situaría la fecha límite para votar un presidente de la Generalitat antes de abril. Si no fuera posible, se volverían a convocar elecciones automáticamente.

 

Al principio de la última legislatura catalana se agotaron todos los plazos tanto para constituir el Parlament como para investir a Artur Mas por las desavenencias que mostraron entonces JxSí y la CUP hasta encontrar un candidato de consenso, que finalmente fue Carles Puigdemont.

 

En otro orden de cosas, Rajoy no ha asegurado que no se plantea una remodelación en su Ejecutivo como defienden algunos dirigentes del partido tras el batacazo que ha sufrido el PP en las elecciones catalanas, ya que, según ha dicho, su Ejecutivo está “cumpliendo bien” con su obligación. Además, ha subrayado que los resultados de las elecciones catalanas no son “extrapolables” a nivel nacional, si bien ha agregado que seguirán trabajando para intentar “mejorar” el apoyo a su partido entre los ciudadanos españoles.

 

“No voy a hacer ninguna remodelación de Gobierno”, ha afirmado tajante Rajoy en una rueda de prensa de balance del año en el Palacio de la Moncloa, acompañado por todos sus ministros. Esta misma semana, el exministro José Manuel García Margallo le solicitaba un cambio de jugadores y jugadores para que el agua no llegue al propio presidente del Gobierno.

Gobierno de España ataja la rebelión cesando al gobierno catalán

Como se había previsto este sábado el El Consejo de Ministros de España le propuso al Senado finalizar todas las funciones del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el del vicepresidente, Oriol Junqueras, y el de todos los consejeros del Govern.

 

Permitiendo que Mariano Rajoy asuma de manera directa la competencia de decretar la disolución anticipada del Parlament de Cataluña. Para así convocar a elecciones autonómicas, en un plazo que no exceda los seis meses.

 

Para que ello pueda producirse, deben darse antes las condiciones de vuelta a la legalidad y de normalización de la convivencia adecuadas. Mientras esto se da la Administración de la Generalitat continuará funcionando bajo las normas de las autoridades que cree el Gobierno de la Nación.

 

El Ejecutivo central reforzará el control en puntos principales como: el área de Seguridad, Hacienda y telecomunicaciones. Donde se establecerán “medidas singulares” ya que estas son fundamentales para la aplicación completa del Artículo 155.

 

Además, el Gobierno dictará instrucciones directas y de obligado cumplimiento a los Mossos d`Esquadra y acordar el despliegue de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Cataluña. En el caso de incumplimiento se exigirá responsabilidad administrativa o reclamar responsabilidades patrimoniales, contables o penales.

 

En cuanto a la gestión económica, financiera, tributaria y presupuestaria, el Gobierno garantizará que la totalidad de los fondos sean dirigidos a los entes y entidades vinculadas o dependientes al sector público empresarial para evitar que se destinen a actividades secesionistas.

 

Por otro lado, garantizará que los ingresos que corresponde recaudar o recibir por cualquier título no se destinen a fines que contravengan las medidas adoptadas por el artículo 155.

 

También se propondrá al Senado, que el presidente del Parlament no pueda proponer candidato a la Presidencia y que el Parlamento catalán no podrá celebrar votación de investidura ni mociones de censura.

 

Será el Senado, el que tenga la última palabra con relación a estas medidas, de ser aprobadas tendrán que formar parte de un decreto del Gobierno.

 

 

 

 

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Consejo de Ministros aprobará el sábado continuar la aplicación del 155 tras respuesta de Puigdemont

El Gobierno de Mariano Rajoy ha anunciado este jueves que continuará con la aplicación del artículo 155 de la Constitución tras recibir la respuesta de Carles puigdemont a su segundo requerimiento. Para ello, ha convocado un Consejo de Ministros Extraordinario este sábado para aprobar los siguientes pasos y “restaurar la legalidad en el autogobierno de Cataluña”.

 

El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha sido quien ha garantizado que el Ejecutivo pondrá “todos los medios a su alcance” para restaurar el orden constitucional, la “convivencia pacífica” en Cataluña y frenar el “deterioro” de la seguridad jurídica de la que es único responsable la Generalitat.

 

En una declaración institucional en el Congreso, Méndez de Vigo ha leído el comunicado emitido por el Gobierno tras recibir la carta del presidente catalán, en la que anuncia que si el Ejecutivo “persiste en impedir el diálogo y continúa la represión”, el Parlament podrá votar la declaración formal de independencia.

“El próximo sábado el Consejo de Ministros, reunido de forma extraordinaria, aprobará las medidas que elevará al Senado a fin de proteger el interés general de los españoles, entre ellos los ciudadanos de Cataluña, y restaurar el orden constitucional en la Comunidad Autónoma”, continúa el mensaje en el que el Ejecutivo central agradece el apoyo de las distintas formaciones políticas a su respuesta al desafío secesionista.

 

El Senado se reunirá el sábado o el lunes

 

Dado que Rajoy está hasta el viernes en Bruselas para participar en el Consejo Europeo, el sábado es el primer día en el que el Consejo de Ministros se puede reunir de manera extraordinaria para aprobar las medidas del 155 y elevarlas al Senado, que se reunirá el mismo sábado o esperar al lunes para activar la maquinaria de aplicación del artículo de ese Constitución por primera vez en democracia.

 

Para reunirse la Mesa del Senado, primero el presidente de la Cámara tiene que recibir la propuesta del Ejecutivo con las medidas concretas que plantea y con los requerimientos al presidente catalán, Carles Puigdemont. Una vez que tenga toda la documentación, este órgano tiene que decidir cómo se tramita el asunto.

 

El PP tiene mayoría absoluta en la Mesa (como en el Senado), donde también se sientan dos representantes del PSOE y una senadora del PNV. Fuentes parlamentarias apuntaban ya el martes a Europa Press que toda la tramitación sería pausada. Hoy han confirmado que no se va a correr y que se mantendrá la celebración del Pleno ordinario previsto para el martes por la tarde y el miércoles, aunque insisten en que todo dependerá de la urgencia que reclame el Gobierno cuando envíe su propuesta.

 

En este sentido, responsables del Gobierno y del PSOE estaban reunidos pasadas las 10:00 de la mañana para “cerrar definitivamente” las medidas que se tomarán en amparo del artículo 155 de la Constitución. Rajoy ya se entrevistó el pasado martes en el Palacio de la Moncloa con el líder socialista, Pedro Sánchez. Este miércoles lo hizo también con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

 

En el encuentro de hoy, ha sido la secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, quien se ha reunido con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para “analizar la situación tras la carta del presidente de la Generalitat” y “cerrar definitivamente” las medidas que se tomarán en amparo del artículo 155 de la Constitución ante el desafío independentista del Gobierno catalán.

 

Desde el propio PSOE, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha dicho que su partido apoya al Gobierno en la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, pero ha confiado en que sea una medida “lo más breve posible” y “muy, muy limitada”. Ahora bien, cuando se conozcan las medidas el PSOE determinará si el apoyo es “absoluto, relativo o en qué grado”, ha precisado.

 

Por otro lado, JxSí y la CUP también se han reunido este jueves en el Parlament para abordar la declaración de la independencia de Cataluña. Los diputados de la CUP Albert Botran, Mireia Boya, Gabriela Serra y Joan Garriga ‘Nana’ han entrado en los despachos de JxSí sobre las 10:15 horas, tras la respuesta de Puigdemont.

 

Tanto JxSí como la CUP anunciaron el martes que estaban ultimando la proclamación de la independencia de Cataluña para hacerla efectiva “en los próximos días” ante la hipótesis de que el Gobierno central avanzaría en la aplicación del 155.

 

 

 

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Gobierno español intervino la policía Catalana para garantizar la seguridad

A unos cuantos días para que se lleve a cabo el referéndum en Cataluña, por parte de los independistas el Gobierno Español a tomada medias adicionales para evitar que este se lleve a cabo.

 

La más reciente disposición fue la intervención de la policía catalana por parte del gobierno central español. El presidente Mariano Rajoy, aseguro que esta consulta ya no es viable y que “el Estado de derecho ya impidió el referéndum”.

 

Rajoy agrego que “No puede haber referéndum sin organización ni junta electoral”, además añadió que “Lo más sensato y razonable es parar. Digan que no va a haber referéndum. Mantener esto solo provoca el ridículo y una tensión innecesaria en la sociedad”.

 

Estas declaraciones la dio en el encuentro con los presidentes provinciales del partido popular PP, en Palma de Mallorca. Tras conocer estas palabras el Govern catalán expreso que “no aceptaría la injerencia del Estado a la policía de Cataluña, porque este mecanismo de coordinación no garantiza la seguridad en la región”

 

A parte de esto el Consejero Catalán del Interior Joaquim Forn, enfatizó que “Cataluña ya dispone de un organismo de coordinación de los cuerpos de policía y por eso no aceptan el mando del cuerpo de Mossos d’Esquadra por parte del Ministerio del Interior”

 

La decisión de intervención se dio por los hechos ocurrido días atrás en Barcelana, además por la sospecha sobre el actuar de los Mossos el próximo domingo al momento de impedir la votación en un referéndum que ya fue suspendido por la Justicia.

 

 

 

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter