Inicia la disputa por la ‘orejona’, siete colombianos en la lucha

Este 12 de septiembre se da inicio a uno de los torneos internacionales con mayor prestigio en el futbol internacional la ‘Champions League’ que para esta versión 2017 contará con siete colombianos, que están en las diferentes ligas europeas.

 

Los Primeros equipos que tienen en sus oncenos colombianos en debutar serán el Bayer Múnich de Alemania, con James Rodríguez, que recibirá el Anderlecht de Bélgica. La Juventus que visitará al Barcelona pero que no contará con Juan Guillermo Cuadrado, quien deberá pagar una sanción por su expulsión en la final con el Real Madrid.

 

El Manchester United será otro de los equipos que debutará este martes, al recibir al Basilea de suiza, cuadro donde  milita el colombiano Éder Álvarez Balanta. Por el lado de Felipe Pardo, quien está al servicio del Olympiakos de Grecia visitará al Benfica de Portugal, estos encuentros están programados para la 1:45pm hora colombiana.

 

Los otros colombianos que posiblemente debutarán con sus equipos en esta primera fecha de la Champion serán: Luis Fernando Muriel con Sevilla en su visita al Liverpool, Falcao García con el Mónaco, que enfrentará al RB Leipzig de Alemania.

 

Y finalmente Dávinson Sánchez en Tottenham que recibirá al Borussia Dortmund para el colombiano esta será su primera participación en este torneo internacional.

 

 

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

James brilla con Ancelotti donde jugaba con Zidane

James Rodríguez dejó un debut que ilusiona en el minipartido de verano de la Telekom Cup que disputó el Bayern de Múnich contra Werder Bremen (2-0). Apenas 45 minutos bastaron para que la estrella colombiana dejará detalles que hacen ver que es el nuevo director de orquesta de este Bayern.  

 

 

Ancelotti, el técnico que mejor fútbol ha sacado del de Cúcuta, lo sitúo curiosamente en el mismo puesto donde ha jugado con Zidane en toda su última etapa con el Real Madrid. Como extremo en la derecha, descolgándose por momentos al centro, tomó la batuta del juego del conjunto bávaro.

 

 

Las dos jugadas de gol partieron desde su pies en la derecha. Su visión de juego le permitió ser el canalizador de juego del Bayern desde la esquina. Durante los 45 minutos, mostró un gran entendimiento con Müller, autor del primer gol y asistente en el segundo. El delantero alemán también tuvo tiempo de fallar un penalti, que quedaba a la perfección para que James lo embocara dentro en su estreno.

 

 

Müller tiró de jerarquía para tomar la pelota en el lanzamiento. Será cuestión de tiempo hasta que James asuma esa responsabilidad, así como lo hizo en su primer encuentrocon todos los lanzamientos a balón parado que dispuso su equipo contra el Werder Bremen. Su debut ilusiona e invita a pensar con un año lleno de alegrías en Alemania. 

Las cifras que han rodeado la operación James al Bayern

Ayer, en la presentación de James como nuevo jugador del Bayern, el club alemán dio más detalles sobre la operación exprés con la que pocos contaban. Demasiadas versiones han salido estos días sobre las verdaderas cifras que han rodeado la negociación. En boca de su máximo portavoz, Karl Heinz Rummenigge, el club germano aclaró en qué situación queda el futuro de James en esta cesión de dos años.

 

“Con James, hablamos con el Real Madrid y llegamos a un acuerdo claro. Una cesión de dos años con una opción de compra unilateral del Bayern para comprarlo”, explicó el director general del Bayern. A la espera de la versión oficial del Real Madrid sobre el asunto, que parece no será muy distinta a la de Bayern, el futuro de James estaría en manos de los alemanes. Es decir, al término del periodo de cesión, si Bayern quiere hacer efectiva la opción de compra, al Madrid no le quedará otra que dejar marchar a la estrella colombiana.

 

“Si se ejerce la opción de compra, hay un precio negociado por el Madrid y el Bayern. Y luego sería válido un contrato de tres años”, añadió Rummenigge. El precio fijado para la opción de compra es de 35,2 millones de euros, con un concepto en variables que podría llevar al valor final de 42,5. El Bayern además le pagará al Madrid 5 millones por cada año de cesión. 

 

Donde existe más incertidumbre es en el valor real de la ficha anual que tendrá James en el Bayern. Diversas versiones, entre ellas las que comunicaron el pasado martes a Confidencial Colombia, sitúan que el jugador se reduce a casi la mitad su salario. De 12 pasaría a 6 millones. Una reducción considerable que desde el entorno de James niegan rotundamente.

 

Ayer, el empresario italiano que medió en la operación, Giovanni Branchini reveló que James sale ganando a nivel contractual con la operación. Fuentes cercanas al jugador confirmaron a este medio que este último punto es cierto. Con matices, James recupera gran parte del porcentaje de derechos de imagen que antes debía ceder a Real Madrid. De esta forma, su ficha anual se puede ver reducida, pero su balance de ingresos es mayor por el dinero obtenido por los derechos.

  

Si hacemos cálculos especulando con que el Bayern ejercerá la opción de compra, el valor final que tendrá que pagar será de 45,2 millones de euros (52,2 si cumplen con los bonus). Una cifra bastante barata, teniendo en cuenta el valor que pedía el Real Madrid al conjunto que era la primera opción de James, Manchester United: 75 millones de euros.

 

Ayer circuló otra noticia que también dejó contrariados a la mayoría. El Real Madrid guardó un as bajo la manga en concepto de renovación. Amplió un año más el contrato de James a pesar de que lo cedía al Bayern. ¿Por qué? El objetivo del Real Madrid no es otro que asegurarse un precio elevado por la venta de James en el caso de que Bayern no ejerza la opción de compra y Real quiera venderlo a su regreso. El anterior contrato finalizaba en 2020, por lo que si James regresara en 2019 le quedaría nada más un año. En estos casos el precio del jugador baja enormemente convirtiéndolo en una especie de agente libre. 

 

Básicamente es una fórmula para salvaguardar una futura venta. Pero lo que queda claro es que el futuro de James está en manos del Bayern. Solo ellos pueden decidir qué hacer una vez acabe la cesión.