Gaga admite que el vómito no cambiará el mundo

La más reciente actuación de la ‘madre monstruo’, durante el festival South by Southwest, ha dado mucho de qué hablar, pues Gaga quiso hacer un particular performance, permitiendo que una joven vomitase sobre su cuerpo en pleno escenario.

 

Durante el show de Lady Gaga, en el festival Sxsw, la artista invitó al escenario a Millie Brown, una “pintora del vómito” que, tras ingerir una botella de líquido verde, se lo vomitó encima a la neoyorquina.

Las opiniones sobre el espectáculo estuvieron fuertemente divididas, ya que algunos afirman que la ‘madre monstruo’ es una artista revolucionaria del performance, mientras que otros argumentan que esta fue una más de las excentricidades de Gaga, cuyo único fin es llamar la atención.

 

Dentro de los que repudiaron la presentación, se encuentra la también cantante, Demi Lovato, quien aseguró que este es un mal ejemplo para sus fans, ya que promueve los desórdenes alimenticios. “Triste, como si no hubiera ya suficientes personas enalteciendo los desórdenes alimenticios”, tuiteó Demi. “En pocas palabras no es ‘cool’ o ‘artístico’ en lo absoluto”, agregó.

 

Lovato, quien enfrentó serios problemas con adicciones, desórdenes alimenticios y conflictos personales, se mostró muy sensible ante el tema, y continuó haciendo preguntas y comentarios acerca de este tipo de actos en los escenarios.

 

“¿Dejarías que alguien trajera una aguja y la inyectara sobre ti? Adicción, es adicción”, subrayó. Y posteriormente, con el fin de ratificar su punto de vista preguntó sarcásticamente a sus detractores: “¿Así que está bien si hago un discurso sobre autolesiones y luego observo cómo alguien se hace cortadas en mi escenario?”.

 

De esta manera la intérprete de Heart Attack puso en duda el significado del arte pop para los que lo promueven, así como la influencia que tienen los artistas sobre las personas, argumentando que a veces usan el arte como excusa para transmitir “comportamientos autodestructivos”.

 

Por su parte, Millie Brown, la “pintora del vómito” invitada al show de Gaga, explicó para TMZ, que “El vómito público no se realizó con el objetivo de ofender a nadie, mucho menos a quienes padecen de bulimia”.

 

 

Brown señaló que el verdadero significado tenía que ver con cuestionar el concepto de la belleza en el mundo occidental. “Hay una clara diferencia entre usar mi cuerpo para crear algo hermoso, expresarme y sentirme poderosa, y usarlo para castigarme a mí misma y conformarme con los estándares de belleza que impone la sociedad”, dijo la artista en respuesta a Lovato.

 

Finalmente, Gaga quién únicamente se había limitado a publicar una fotografía desnuda dentro de la bañera para mostrar cómo dejó el agua después de protagonizar el show, rompió el silencio y afirmó que: “siento pasión por cualquier persona que vive su talento sin importarle lo loca que sea una idea. Nunca sabes dónde te llevará una idea loca”.

“Martin Luther King pensó que podía empezar una revolución sin violencia y Andy Warhol pensó que podía convertir una lata de sopa en arte”, ejemplificó Lady Gaga, y agregó que: “cosas muy, muy raras pueden cambiar el mundo… No estoy diciendo que el vómito vaya a cambiar el mundo”.