El bailarín caleño que representará a Colombia en Carnaval Río 2018

El bailarín colombiano, caleño para más señas, Camilo Zamora, será la cuota colombiana en las carrozas del Carnaval de Río de Janeiro por tercer año consecutivo.

 

Más vallecaucano que Camilo Zamora, sólo la salsa que baila desde los ocho años.

 

Gracias a su talento como bailarín profesional, Zamora representará a Colombia por tercera vez consecutiva en el Carnaval de Río de Janeiro 2018: uno de los espectáculos más grandes y coloridos de América Latina.

 

Tras recibir una invitación oficial por parte del Gremio Recreativo Escuela de Samba Mocidade (G.R.E.S. Mocidade), este caleño de 1.97 metros de estatura se convertirá en un exponente de primera categoría del folklor nacional, en el tradicional Sambódromo Marqués de Sapucaí de Río.

 

Zamora atenderá la invitación del G.R.E.S Mocidade con el apoyo de la Secretaría de Cultura de Cali y Rappi –empresa de origen caleño que atiende cerca de 10.000 pedidos mensuales en el país– y viajará a Brasil el próximo 6 de febrero para participar en los ensayos y desfilar a bordo de la alegoria (carroza) #2, reservada exclusivamente para personas de comunidad y, en este caso, para el colombiano ícono de la salsa en Cali.

 

En la escena

 

“El desfile de allá es más corto que el del Salsódromo en Cali; no se para de bailar y transcurre lento, es agotador. Pero al mismo tiempo es increíble la energía que se siente cuando miles y miles de personas, que uno ve como puntitos en las arquibrancadas (tribunas), bailan, gritan o corean la samba de cada escuela”, explicó Zamora.

 

El Sambódromo Marqués de Sapucaí de Río es un gigantesco escenario al aire libre, que cuenta con 550 metros de largo y capacidad para 75 mil personas, se ha convertido, desde 1984, en el epicentro de una de las mayores manifestaciones de la cultura carioca: los desfiles de las escuelas de samba.

 

Durante hora y 20 minutos, bailarines y músicos profesionales de cada escuela recorren el Sambódromo, ofreciendo su espectáculo anual al son de cantos de samba y en compañía de baianas (mujeres vestidas con trajes típicos de Bahía del siglo XIX, como homenaje a la raíz afro-bahiana del carnaval).

 

Por su parte, Simón Borrero, CEO y Cofundador de Rappi, agregó: “creemos en la danza y el talento de Camilo Zamora para exaltar los valores de nuestra cultura y las raíces folklóricas que heredamos de nuestros ancestros. Cali es la ciudad que nos vio nacer como compañía y esta es sólo una pequeña muestra de agradecimiento por su hospitalidad y cariño de su gente”.

 

Zamora, quien apertura el Salsódromo desde hace cinco años, finalizó reconociendo la importancia de su participación en el Carnaval de Río: “las escuelas de samba que compiten en el Carnaval se preparan durante meses para estos desfiles. Tengo la responsabilidad de dejar en alto el nombre de mi tierra, pues estoy convencido de que, de alguna manera, estoy abriendo puertas a cientos de bailarines jóvenes que día a día trabajan igual o más que yo, y que merecen oportunidades de este tipo”.

 

Muy reconocido

 

Camilo es uno de los bailarines de salsa más reconocidos en Colombia. Ha sido abanderado durante 11 años del espectáculo Delirio, abriendo sus presentaciones. Recientemente, fue la imagen oficial de la Feria de Cali, título que todavía ostenta, y ha abierto el Salsódromo desde hace cinco años.

 

Contando más de 25 países recorridos, Camilo no sólo baila, también muestra su talento como diseñador de vestuario para espectáculos en los que crea sus propios atuendos.

 

Se ha convertido en un icono de ciudad y en un embajador con gran influencia cultural por los lazos de amor que construye con el público, que, con su talento e inmensa sonrisa, amable, cálida y contagiosa, lo catapultan como uno de los artistas más prometedores del país.

El Parque de la 93 será el escenario del Festival del Libro

Del 1° al 4 de febrero, el Parque de la 93 será el escenario del Festival del Libro Parque 93, entre libros, libreros y librerías, una propuesta que tiene como objetivo la apropiación del espacio público y la oferta gratuita de eventos culturales en los parques de la capital colombiana. En esta ocasión, el país invitado de honor es Argentina y el departamento colombiano elegido es Chocó.

 

El Festival tendrá una atractiva programación cultural en la que participarán escritores, poetas, caricaturistas, músicos, reconocidos actores y personajes públicos del país, quienes realizarán conversatorios y presentaciones alrededor de la literatura. Así mismo, estarán presentes 25 librerías independientes de Bogotá, Chía, Envigado y Yopal; el Ministerio de Cultura de Colombia y la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte de Bogotá.

 

El evento es organizado por la Asociación Amigos del Parque 93 y busca también fomentar la lectura y promocionar la venta de libros en los espacios públicos de la ciudad, así como realizar actividades lúdicas y recreativas de manera gratuita para todos los visitantes y el público en general. Como lo explica la directora ejecutiva de la Asociación de Amigos del Parque 93, Martha Helena Gómez, el Festival quiere: “por una parte, la apropiación del espacio público como lugar donde no hay diferencias sociales, económicas, religiosas, ni de ningún tipo; y por otra, la oferta gratuita de eventos culturales que se pueden presentar en los parques de la ciudad, para brindar información valiosa que aporte a la formación de ciudadanos”.

 

Y agrega: “desde la visión de un escritor, de un periodista, de un actor y de los reconocidos libreros, se ofrecerán mundos tan diversos y geniales, a los que nos adentramos al leer un libro”.

 

Allí, además, las letras se manifestarán a través de la música con los mejores representantes del país, como: Inés Granja y la tradición ancestral Timbiquiereña, Jairo Ojeda, padre de la música infantil en Colombia; el Quinteto Leopoldo Federico, con una magnífica interpretación de tangos en honor al país invitado, Argentina; Fatso, Acústico y Sucio, con blues y jazz; y una gran fiesta literaria con Burning Caravan, donde se presentará una fusión de jazz gitano, sonidos bálcanicos, rock y música colombiana.

 

Dar visibilidad a los libreros, de igual manera, es importante para los organizadores del Festival porque, según su directora, “es un oficio que, en ocasiones, pasa desapercibido en un mundo tan rápido, electrónico y digital, donde se olvida que estos personajes tienen la capacidad y el conocimiento para aconsejar a los amantes de la lectura, según los gustos personales, el momento de la vida y la necesidad de lectura, por situaciones particulares”.

 

Además, de la participación del Ministerio de Cultura; la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte; Argentina, como país invitado; Chocó, como región nacional, este evento es posible también gracias al patrocinio de Redeban, la Cámara Colombiana del Libro (CCL) y la Asociación Colombiana de Libreros Independientes (ACLI).

Para tener en cuenta

Una de las razones que ha impulsado la organización del Festival del Libro Parque 93, entre libros, libreros y librerías, tiene que ver las recientes cifras presentadas por el DANE, donde se indica que si bien el 96,3% de la población colombiana mayor de 12 años sabe leer y escribir, menos de la mitad (47,5%) tiene el hábito de leer libros. A estos datos se suman los presentados por el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc), según los cuales, el 67% de los colombianos tienen desinterés por la lectura, siendo esta la mayor tasa de la región, seguida por Chile, con un 32%. Para el Cerlalc, los principales motivos por los cuales los colombianos no leen son: la falta de tiempo, los factores económicos (precios o bajos ingresos) y las condiciones de acceso a la infraestructura de bibliotecas y librerías.

 

“Lo anterior nos permite identificar la urgente necesidad que tiene el país de promover la lectura, brindar espacios para el acceso a libros y generar infraestructuras adecuadas que permitan mejorar el índice de hábitos de lectura entre los colombianos, en esa senda estamos trabajando desde la Asociación, con iniciativas como el Festival del Libro Parque 93”, afirma la directora Martha Helena Gómez.

 

Así mismo, el informe que el Cerlalc presentó, en el año 2016, indica que las librerías son el principal lugar de compra de libros, pues el 60% de la población latinoamericana obtiene los libros en estos lugares. Por eso, el Festival se convierte en el espacio ideal para reunir a las principales librerías independientes del país, que han decidido unirse a la causa de llevar la lectura a los espacios públicos de la ciudad.