Zidane admite que su puesto está en peligro

Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, asumió anoche en rueda de prensa la responsabilidad de la crisis de su equipo sin opciones en Liga y eliminado por el Leganés en Copa del Rey, exculpó a sus futbolistas y aseguró que es “el responsable del fracaso”.

 

En su comparecencia, Zidane reconoció que su puesto no está asegurado y que todo se lo juega a una carta ante el PSG en Liga de Campeones: “Soy el responsable de esto, el entrenador. Tengo que encontrar soluciones y no lo hago con regularidad. Tengo que asumir la situación, siempre voy a pelear, a seguir trabajando, voy a buscar cosas para que el equipo esté más eficiente y nada más”.

 

“Por supuesto nos jugamos todo en Champions. Hemos perdido la Copa y estamos muy lejos de la Liga. Los objetivos no son los que habíamos planeado a principio de temporada, quedan partidos por jugar y solo podemos pensar en los que nos quedan para asumir esta situación preparando el partido del PSG”, afirmó.

 

En plena crisis, sin opciones en enero en dos de las tres competiciones grandes, Zidane aseguró que “la solución es seguir trabajando” y su única intención es “seguir trabajando como siempre”“Es difícil porque tras dos resultados positivos y un partido de ida que ganas defendiendo bien, hoy ha sido todo lo contrario. El rival te mete en dificultades. Vamos a seguir porque esto lo tenemos que cambiar. Hoy es un fracaso para mí”, confesó.

 

Entrando a valorar la derrota ante el Leganés, Zidane afirmó: “Después del partido de ida, con la primera parte que hicimos no podemos pasar. Es un resultado lógico porque el adversario ha hecho su partido y nosotros no. Yo soy el responsable del fracaso, estoy muy decepcionado, voy a asumir la responsabilidad de todo pero voy a seguir trabajando. Mañana es otro día, hay que levantarse y pensar en el partido del sábado tras un palo muy duro”.

 

Zidane también admitió que vivió su peor noche en el banquillo del Real Madrid, pero no dio síntomas de pensar en dimitir y mostró fuerzas para la reacción. “Estoy enfadado conmigo, no con mis jugadores que lo intentan, corren, que a lo mejor están mal y tienen una parte de culpa porque están en el campo pero soy el responsable. A lo largo de 90 minutos tenemos que cambiar las cosas y no hemos podido. La culpa es de todos, pero soy yo el responsable”.

 

Con el partido en contra, Zidane no pudo tirar de jugadores como Gareth Bale, Cristiano Ronaldo o Marcelo que estaban en la grada. No se arrepintió de la decisión que tomó.“Asumo lo que hago. Algo ha pasado porque ganando 1-0 allí afrontar el segundo partido y como hemos empezado la primera parte me enfada. No lo entiendo. Ahora hay que ver cómo lo vamos a levantar”.

 

“No hay que tirar todo pero hoy es un palo duro porque es una eliminatoria que sabíamos que tiene dos partidos, en el primero hicimos lo que había que hacer pero en tu casa no puedes empezar así, no me lo explico. Soy el responsable, hago un equipo, me he equivocado en muchas cosas que hay que analizar y mañana vamos a ver. Levantarse mañana y pensar en el próximo partido porque no hay más remedio. Es un palo muy duro esta noche que nadie esperaba, yo el primero, pero esto es el fútbol”, añadió.

 

Molesto con la primera parte de su equipo, el técnico francés lamentó las ocasiones perdonadas. “Tuvimos ocasiones para hacer goles en la segunda parte y no los hicimos. De la primera parte estoy muy decepcionado. Tenemos que pensar en dar más porque todo lo que damos ahora no es suficiente. Lo vamos a intentar”.

Zidane admite que su puesto está en peligro


Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, asumió anoche en rueda de prensa la responsabilidad de la crisis de su equipo sin opciones en Liga y eliminado por el Leganés en Copa del Rey, exculpó a sus futbolistas y aseguró que es “el responsable del fracaso”.

 

En su comparecencia, Zidane reconoció que su puesto no está asegurado y que todo se lo juega a una carta ante el PSG en Liga de Campeones: “Soy el responsable de esto, el entrenador. Tengo que encontrar soluciones y no lo hago con regularidad. Tengo que asumir la situación, siempre voy a pelear, a seguir trabajando, voy a buscar cosas para que el equipo esté más eficiente y nada más”.

 

“Por supuesto nos jugamos todo en Champions. Hemos perdido la Copa y estamos muy lejos de la Liga. Los objetivos no son los que habíamos planeado a principio de temporada, quedan partidos por jugar y solo podemos pensar en los que nos quedan para asumir esta situación preparando el partido del PSG”, afirmó.

 

En plena crisis, sin opciones en enero en dos de las tres competiciones grandes, Zidane aseguró que “la solución es seguir trabajando” y su única intención es “seguir trabajando como siempre”. “Es difícil porque tras dos resultados positivos y un partido de ida que ganas defendiendo bien, hoy ha sido todo lo contrario. El rival te mete en dificultades. Vamos a seguir porque esto lo tenemos que cambiar. Hoy es un fracaso para mí”, confesó.

 

Entrando a valorar la derrota ante el Leganés, Zidane afirmó: “Después del partido de ida, con la primera parte que hicimos no podemos pasar. Es un resultado lógico porque el adversario ha hecho su partido y nosotros no. Yo soy el responsable del fracaso, estoy muy decepcionado, voy a asumir la responsabilidad de todo pero voy a seguir trabajando. Mañana es otro día, hay que levantarse y pensar en el partido del sábado tras un palo muy duro”.

 

Zidane también admitió que vivió su peor noche en el banquillo del Real Madrid, pero no dio síntomas de pensar en dimitir y mostró fuerzas para la reacción. “Estoy enfadado conmigo, no con mis jugadores que lo intentan, corren, que a lo mejor están mal y tienen una parte de culpa porque están en el campo pero soy el responsable. A lo largo de 90 minutos tenemos que cambiar las cosas y no hemos podido. La culpa es de todos, pero soy yo el responsable”.

 

Con el partido en contra, Zidane no pudo tirar de jugadores como Gareth Bale, Cristiano Ronaldo o Marcelo que estaban en la grada. No se arrepintió de la decisión que tomó. “Asumo lo que hago. Algo ha pasado porque ganando 1-0 allí afrontar el segundo partido y como hemos empezado la primera parte me enfada. No lo entiendo. Ahora hay que ver cómo lo vamos a levantar”.

 

“No hay que tirar todo pero hoy es un palo duro porque es una eliminatoria que sabíamos que tiene dos partidos, en el primero hicimos lo que había que hacer pero en tu casa no puedes empezar así, no me lo explico. Soy el responsable, hago un equipo, me he equivocado en muchas cosas que hay que analizar y mañana vamos a ver. Levantarse mañana y pensar en el próximo partido porque no hay más remedio. Es un palo muy duro esta noche que nadie esperaba, yo el primero, pero esto es el fútbol”, añadió.

 

Molesto con la primera parte de su equipo, el técnico francés lamentó las ocasiones perdonadas. “Tuvimos ocasiones para hacer goles en la segunda parte y no los hicimos. De la primera parte estoy muy decepcionado. Tenemos que pensar en dar más porque todo lo que damos ahora no es suficiente. Lo vamos a intentar”.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Venezuela: una parte de la oposición no asistirá a las conversaciones de Santo Domingo

Henrry Ramos Allup, secretario general  del partido Acción Democrática


El partido opositor venezolano Acción Democrática (AD) anunció en las últimas horas que sus representantes en el equipo negociador de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) no acudirán a la reunión prevista para este jueves en el marco de las conversaciones de Santo Domingo.

 

La decisión de AD fue dada a conocer por el secretario general de la formación, Henry Ramos Allup, tras una reunión a puertas cerradas.

 

Durante el encuentro, al que asistieron los secretarios generales y de organización regionales, el diputado Luis Aquiles Moreno, representante de AD en el equipo negociador de la MUD, presentó un informe sobre las conversaciones de diálogo entre el Gobierno y la oposición en República Dominicana.

 

Asimismo, Moreno señaló que el canciller de ministro de Asuntos Exteriores de México, Luis Videgaray, tampoco asistirá al encuentro. “Que yo sepa, mañana jueves no hay reunión de la comisión de diálogo”, ha aseverado Ramos.

 

En este sentido, el líder de AD ha manifestado que la decisión del partido ha tenido lugar en respuesta a las declaraciones “irresponsables del ministro de Relaciones Interiores, que ha acusado a la MUD de haber suministrado información para la localización” del policía rebelde Óscar Pérez, que fue abatido el lunes por las fuerzas venezolanas.

 

Además, criticó la acción de los efectivos venezolanos en lo que ha denominado como un asesinato llevado a cabo por el Gobierno, que no sometió a Pérez a “fórmulas algunas de juicio”. “¿Cómo podemos acudir a una reunión cuando el propio Gobierno miente descaradamente y compromete a los asistentes a esa reunión?”, ha aseverado Ramos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Venezuela: Gobierno de Maduro confirma la muerte de Óscar Pérez

El gobierno venezolano anunció este martes que el expolicía Óscar Pérez, protagonista del ataque desde un helicóptero contra edificios gubernamentales en 2017, murió junto a seis hombres de su grupo en la vasta operación de captura desplegada el lunes en las afueras de Caracas.

El ministro del Interior, general Néstor Reverol, incluyó a Pérez, de 36 años, en la lista de lossiete terroristas fallecidos, mostrando sus fotografías, en una comparecencia en la televisión oficial. Otros seis del grupo están “detenidos siendo procesados en este momento”, añadió.

 

Pérez estaba en busca y captura por cargos de terrorismo desde que el 27 de junio robó un helicóptero y armamento del CICPC y atacó la sede de Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Ministerio de Interior, Justicia y Paz, entre otros “crímenes atroces”, de acuerdo con una nota oficial.

 

Desde entonces, había emitido breves comunicados en redes sociales apoyando cualquier acción contra el Gobierno de Nicolás Maduro. En su último golpe, el 18 de diciembre, robó armas del cuartel de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de San Pedro de Los Altos.

 

Operativo especial

Las fuerzas de seguridad lanzaron el lunes de madrugada un operativo en la zona de Caracas para detener a Pérez y del que el expiloto dio cuenta a través de redes sociales. “Venezuela no quieren que nos entreguemos. Literalmente nos quieren asesinar, nos lo acaban de decir”, denunció en un vídeo.

 

Hasta ahora, el Gobierno se había limitado a informar de al menos dos policías muertos y varios criminales “abatidos”, pero el ministro del Interior, Néstor Reverol, ha aclarado este martes en rueda de prensa que son seis los delincuentes fallecidos, entre ellos el propio Pérez, según el portal Noticias 24.

 

El chavismo ha acusado a Pérez y a sus seguidores de planear una serie de actos “terroristas” entre los que figuraría la detonación de coches bomba en lugares públicos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Extensas filas en supermercados de Venezuela ante la orden de bajar los precios

Los caraqueños se enfrentaron hoy a extensas filas en algunos supermercados de la capital venezolana tras conocerse que la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) ordenó a unas 26 cadenas de supermercados bajar los precios de algunos productos.

La orden de la baja de precios se dio el pasado viernes, aunque algunos supermercados la esperaban hoy, pues a sus establecimientos aún no habían llegado los inspectores de la Sundde, que además, no ha detallado a qué productos se les debe bajar precio ni en qué porcentaje.

 

Según pudo conocer Efe, algunos de los alimentos a los que les bajaron el precio fueron: la mantequilla, el jabón de lavar ropa y de baño, los huevos, el queso fundido, algunas bebidas alcohólicas y a los paquetes de pasta importados.

 

La ama de casa, Margarita Peña, que realizó una extensa fila para entrar a un supermercado del este de Caracas dijo a Efe que logró comprar mantequilla en 69,000 bolívares (unos 20 dólares a la tasa de cambio oficial más alta), pues un producto que hasta ayer costaba 120,000 bolívares (cerca de 35 dólares).

 

Peña declaró además que también pudo comprar jabón, pero que “comida de primera necesidad” no porque ya no quedaba “casi nada”.

 

Algunos de estos supermercados amanecieron con filas en las puertas de los negocios.

 

Muchos aplicaron, por medidas de seguridad, un control en el que sólo dejaban pasar a las personas por grupos de 10, sin embargo, otros contaron la custodia de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que controlaron las filas.

 

En las filas de los supermercados habían personas que no eran de la zona dónde se encontraban estos negocios de alimentos, como Piedad Araque, de 53 años, que vive en Catia, un sector del oeste de Caracas, y que se trasladó hasta un supermercado del este para adquirir los productos.

 

Araque contó que aunque “hay muchas ofertas”, sólo pudo comprar mantequilla, jabón de lavar y de baño.

 

Con todo, para otros venezolanos, la situación fue distinta, pues después de hacer filas y llenar de alimentos sus carritos de mercado, no pudieron comprar debido a que la orden para bajar los precios aún no había llegado.

 

La medida de la baja de precios surge en medio de una situación de crisis que ha generado protestas de los sectores populares en las últimas semanas por la falta de alimentos, medicinas y otras carencias.

 

A la situación de crisis se le sumó este viernes saqueos e intentos de saqueos en varios estados de Venezuela, según informaron diputados opositores y medios locales que hoy reseñan eventos similares en estados como Zulia (noroeste) y Aragua (centro).

 

La baja de los precios se debe a que la Sundde recibió esta semana “una denuncia” sobre que “en las grandes cadenas estaban remarcando precios sin ninguna justificación” y según el superintendente William Contreras, esto fue comprobado.

 

“Lo estaban haciendo con los productos que ya tenían en inventario, no son productos nuevos”, añadió y dijo que otros 352 locales independientes también serán inspeccionados.

 

“Estos actos no los podemos considerar ya de simple especulación, son actos criminales contra el pueblo. No hay razón para que estén haciendo estos cambios de precios y por eso estamos aplicando los correctivos”, apuntó Contreras.

 

Por su parte, el jefe de la fracción parlamentaria de la oposición en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), Juan Guaidó, dijo hoy que las inspecciones del Gobierno venezolano a varias cadenas de supermercados forman parte de un “plan sistemático” para el “control social”.

 

Guaidó señaló que el Gobierno de Nicolás Maduro pretende “acabar con la zona de distribución” y denunció que ha destruido la producción nacional.

 

“Destruyeron el aparato productivo, nos quieren hacer depender de una caja, de una bolsa, de una lista, de un carnet (para obtener alimentos). Nos quieren hacer depender de supuestos favores que no lo son, que se paga del dinero del Estado, que se paga con su dinero venezolanos“, agregó.

 

El diputado pidió a la Comisión de Política Exterior del Parlamento “levantar una alerta internacional de lo que está sucediendo, cómo siguen atacando a la empresa privada, al aparato productivo, el estado de derecho, la propiedad privada en Venezuela”.

 

Por su parte, el presidente de la Comisión de Finanzas del Parlamento venezolano dijo que “con la comida no se juega”, pues “no es lo mismo haber propiciado que se llevaran en dos días los electrodomésticos de Dakka (en 2013) y los juguetes de Kreisel que estimular compras masivas de alimentos con rebajas compulsivas de precios que crean escasez y no resuelven la inflación”