Economía colombiana crecería 2% en 2018, según proyecciones de BBVA

La economía colombiana crecerá este año el 2% y en 2019 el Producto Interior Bruto (PIB) se expandirá un 3 %, según las proyecciones del BBVA Colombia presentadas hoy en el informe “Situación Colombia 1T 2018”.

 

La economista jefe del BBVA Colombia, Juana Téllez, aseguró en la presentación del informe que “la economía colombiana se está recuperando” de manera “gradual y ordenada“, aunque aún no es “tan dinámica como todos querríamos”.

 

“Esperamos un crecimiento de 2,0% en el PIB de 2018.No obstante, la expansión de la economía en 2018 se dará a dos velocidades diferentes. El PIB del primer semestre del año tendrá un crecimiento muy similar al reportado, en promedio, en 2017. Sin embargo, en el segundo semestre, la aceleración será mayor, especialmente al cierre del año. El marchitamiento de factores que causan incertidumbre favorecería la actividad económica en el segundo semestre del año a partir de una recuperación más marcada en la confianza interna y en la demanda privada, especialmente a través del componente de la inversión”, señaló Juana Téllez, economista jefe de BBVA Colombia.

Pese a que sectores como el minero, comercio y la industria mostrarán un mejor comportamiento durante 2018, el sector de edificaciones, tendrá una nueva contracción durante este año, aunque de magnitud mucho menor que la materializada en 2017. “Parte del mejor pronóstico del consumo, la inversión y las exportaciones, por las menores tasas de interés y el mayor crecimiento global, es compensado negativamente por el deterioro del sector de edificaciones, rubro que hemos revisado a la baja por el comportamiento de los indicadores líderes más recientes”, agregó Téllez.

Para 2019, BBVA Research espera que continúen las mejoras en el desempeño de la economía y esta crezca al 3%.

Inflación convergerá a la meta

En materia de inflación, las noticias seguirán siendo positivas en 2018. “Esperamos que el descenso de la inflación que venimos viendo desde mediados de 2016 continué en el primer semestre de este año. El efecto base que creó el incremento del IVA en 3 puntos porcentuales en 2017 y que afectó la dinámica de los precios al inicio de ese año, servirá para que la inflación tenga una fuerte corrección en estos primeros meses de 2018”, afirmó la economista jefe de BBVA Colombia.

En total, según estimaciones de BBVA Research, la inflación se acercará rápidamente al 3% en el primer semestre y se ubicará del orden del 3,1% para diciembre de este año. Mientras que en 2019, se esperaría que el ritmo de la inflación tendrá un espacio adicional de desaceleración, cerrando en una tasa cercana al 2,8%.


Banco de la República tendría espacio de reducir tasas de interés

Con respecto a las expectativas sobre el desempeño de la política monetaria para 2018, y en línea con el discurso menos arraigado en los riesgos y más proclive al apoyo al ciclo económico por parte del Banco de la República, BBVA Research anticipa nuevas reducciones en el tipo de interés en 2018.

“En particular, y debido al fuerte descenso que anticipamos en la inflación en los primeros meses de 2018, consideramos que la tasa de política podría llegar en el primer semestre al 4,0%, manteniendo la tasa real similar a la actual”, comentó Juana Téllez. “De acuerdo con nuestras estimaciones, de la mano de la lenta recuperación del crecimiento hacia 2019, el Emisor mantendrá las tasas de interés en niveles bajos por un tiempo considerable, siempre y cuando el panorama externo y los balances macroeconómicos se lo permitan”, agregó.

La tasa de cambio mostrará una tendencia alcista moderada

Con respecto al comportamiento que tendrá la tasa de cambio durante 2018, BBVA Research prevé una depreciación moderada con alguna volatilidad en 2018 pero dentro un rango relativamente pequeño.

De acuerdo con Téllez, para el segundo semestre, especialmente a partir de septiembre, se podrían observar mayores presiones alcistas, con un tipo de cambio próximo a los 3.000 pesos por dólar al finalizar el 2018

Principales riesgos para 2018-19

Finalmente, el informe de “Situación Colombia” de BBVA Research, también consigna algunos riesgos que podrían impactar el desempeño de la economía colombiana para 2018, donde se destaca el espiral negativo en la confianza, tanto de consumidores como de empresarios.

“La prolongación del estado pesimista en consumidores y empresarios sería el principal riesgo sobre la actividad económica en 2018-19, pues ha causado un lento crecimiento del gasto de los hogares, enfocado especialmente en factores no durables y necesidades básicas mientras que la lenta demanda ha causado una cierta parálisis en la producción, con desacumulación de los inventarios creados a inicios de año y una utilización considerablemente baja de la capacidad instalada”, afirmó Téllez.

Otro factor que podría tener algún impacto en el comportamiento de la economía para 2018, es la incertidumbre que aún se mantiene asociada a la financiación y/o ejecución de las obras de infraestructura.

 

 

El año 2017 sería el punto de inflexión de la economía colombiana: BBVA

 

Foto: Cortesía BBVA


Durante el segundo semestre del año se habría consolidado un mejor crecimiento de la economía colombiana que continuará por similar camino en 2018, fundamentado en una mayor dinámica de las exportaciones no mineras y de la inversión.

 

Para 2018 el impulso estaría acompañado también de una mejor dinámica en el consumo de los hogares, según se deriva del Informe ‘Situación Colombia’ elaborado por BBVA Research.

 

“Al inicio del segundo semestre, los indicadores económicos están mostrando unas señales de mejora, que se pueden asociar a un punto de inflexión en la trayectoria de desaceleración y confirman el inicio de la recuperación de la actividad. La menor inflación y las reducciones en la tasa de interés soportan la recuperación en el gasto privado”, afirmó Juana Téllez, economista jefe de BBVA Colombia.

 

Según Téllez, durante el cierre del año se espera que se consoliden otros factores positivos que favorecerán la recuperación de la economía, como son la ejecución de las obras 4G y las inversiones de los sectores minero-petrolero y agropecuario. “Así mismo, esperamos aunque en menor medida, una moderada aceleración de los proyectos inmobiliarios que venían retrasados por un bajo crecimiento de las ventas antes de la implementación, en septiembre, del subsidio a la tasa de interés hipotecaria”, agregó la economista de BBVA Research.

 

A esto se ha sumado que la inflación cedió a lo largo del año y el Banco de la República pudo reducir su tasa de referencia, lo que ha ayudado a retirarle limitaciones a la economía, permitiendo así una recuperación gradual de la confianza de los consumidores y del gasto, según el análisis.

 

No obstante, aún hay factores que limitan un mayor crecimiento como la reducida confianza interna. “Vemos que aún los consumidores son pesimistas sobre las condiciones actuales y futuras del país, aunque han mejorado la percepción sobre la economía del hogar (empleo, ingresos del hogar, etc.). Por su parte, los industriales ven todavía bajos volúmenes de pedidos, pero se están reduciendo lentamente sus existencias y el uso de la capacidad instalada se ubica ligeramente por encima del promedio histórico”, añadió Téllez.

 

De acuerdo con el análisis de BBVA Research, la economía colombiana crecerá un 1,5% en 2017.

 

BBVA Research espera un crecimiento de la economía colombiana de 2% en 2018, ligeramente superior a la proyección para 2017, fundamentado en sectores como la construcción, la agricultura, y la industria. Por el lado de la demanda, el consumo privado se aceleraría y la inversión se consolidaría, mientras que el consumo público sería menos dinámico.

 

“La construcción será el principal motor de la economía en 2018. La construcción de obras civiles continuará expandiéndose de la mano de la ejecución de las obras de cuarta generación. A lo anterior se le sumará la recuperación del sector de edificaciones, que luego de tener una contracción estimada del 5,8% en 2017, crecerá a un ritmo de 3,7%, impulsado por el sector residencial que se beneficiará de los subsidios para la compra de vivienda nueva que no supere 435 salarios mínimos mensuales (320 millones en 2017)”, agregó la economista jefe de BBVA Colombia.

 

Así mismo, la agricultura seguirá expandiéndose en 2018. La producción de café alcanzará una cifra récord de cerca de 15 millones de sacos, superando en 10% la producción de 2017. Además, productos como las flores, los bananos y algunas frutas como el cacao y el aguacate, y el sector pecuario, especialmente el ganadero, tendrán mayor dinámica. “En este contexto, esperamos que agricultura crezca a una tasa de 3,4%, consolidándose como uno de los sectores que serán los más dinámicos de la economía”, señaló Téllez.

 

Por otra parte, de acuerdo con el análisis de BBVA Research, se estima que el sector de comercio crecerá a un ritmo del 2,8%, con un sector de restaurantes y hoteles creciendo por encima del 3,0%, y que será uno de los motores de la economía a futuro. La industria, que también será impulsada por una mayor demanda externa que aprovechará especialmente el sector de químicos, crecerá a una tasa del 1,8%. “La fabricación de bienes durables y semidurables (muebles y vehículos) también se reactivará, aunque lo hará a un ritmo lento debido a la recuperación gradual que esperamos en el consumo de este tipo de bienes”, dijo Téllez.

 

Para 2018, se espera que se registren menores presiones sobre la inflación, con lo cual se ubicaría del orden del 3%, lo que podría abrir un espacio para un nuevo ciclo de reducción de tasas por parte del Banco de la República, que podrían llevarla por debajo del terreno neutral.

 

“Consideramos que en el primer semestre habría espacio para observar una reducción de al menos 75 puntos básicos en la tasa, llevándola a 4,5%”, afirmó Téllez.

 

En lo que corresponde al comportamiento de la tasa de cambio, el tercer trimestre de 2017 se convirtió en una síntesis de la expectativa para 2018 en términos del comportamiento de la moneda y los flujos de capitales.

 

“En principio, la tasa de cambio tendería a ubicarse en la primera parte del año próximo levemente por encima de los 3.000 pesos. Ello estaría sustentado inicialmente en el proceso de normalización de la política monetaria en EE.UU. que vendría acompañada de una caída marginal del precio del petróleo”, afirmó Téllez.

 

No obstante, señala el informe que la volatilidad que podría experimentar la tasa de cambio para el primer semestre provendría también del proceso electoral que iniciará con fuerza en Colombia en el 2018.

 

“No es una novedad que previo a un proceso electoral presidencial se manifieste algo de tensión en algunas variables financieras, especialmente el tipo de cambio, esto ha ocurrido en el pasado en Colombia y ocurre en otras latitudes. El segundo semestre de 2018 vendría acompañado de un contexto más tranquilo en el frente local, con un resultado electoral que mantenga el eje central del manejo económico y con un potencial incremento del precio del crudo, lo que permitiría una apreciación del peso”, manifestó Téllez.

 

De acuerdo con estimaciones de BBVA, el tipo de cambio podría ubicarse ligeramente por encima de los 3.000 pesos por dólar a finales de 2017 y en torno a los 2.970 para finales de 2018 y eventualmente, convergería a mediano plazo a los 2.900 pesos por dólar.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Crecimiento económico de la región estará por debajo del 1%: BBVA Research

La salida de la recesión de Argentina y Brasil son los pilares que sostienen la recuperación del crecimiento en América Latina este año, en un entorno de desaceleración en el resto de países. Según el informe ‘Situación América Latina’ del tercer trimestre de 2017, elaborado por BBVA Research, la región crecerá un 0,8% en 2017 y un 1,7% en 2018. 

 

BBVA Research ha rebajado su previsión de crecimiento para América Latina con respecto al informe del segundo trimestre. En concreto, el servicio de estudios prevé tasas de crecimiento 0,3 puntos y 0,2 puntos inferiores en 2017 y 2018, respectivamente, a lo anticipado en abril.

 

“Dentro de esta revisión a la baja en 2017 han influido especialmente las sorpresas negativas sobre la actividad en los últimos trimestres en Chile y Colombia, así como el impacto de la corrección a la baja del precio del petróleo y otras materias primas en los países exportadores de la región”, sostiene el informe. Para 2018, además de los factores externos, BBVA Research tiene en cuenta el retraso de algunas obras de infraestructura en Colombia y Perú.

 

Con todo, BBVA Research prevé un crecimiento agregado para la región del 0,8% en 2017 y del 1,7% en 2018, frente a una desaceleración del -1,2% en 2016.

 

“La recuperación del crecimiento en 2017 frente al año pasado estará apoyada en la salida de la recesión de dos de las principales economías regionales (Brasil y Argentina), pues en la mayoría del resto de países se producirá una desaceleración de la actividad en 2017 respecto a 2016”, apunta el informe. Una desaceleración motivada principalmente por ‘shocks’ externos ––como por ejemplo una débil demanda externa–, y la falta de vigor de la demanda interna. “América Latina está recuperando el crecimiento pero lo está haciendo muy lentamente respecto a su potencial”, afirmó Juan Ruiz, economista jefe de BBVA Research para América Latina. “Los países con mayor crecimiento en los próximos dos años serán Argentina, Perú, Uruguay y Paraguay”.

 

Baja volatilidad en los mercados

 

BBVA Research destaca en su informe la baja volatilidad que han vivido los mercados financieros latinoamericanos en los últimos meses, gracias sobre todo a un entorno global propicio. Así, las primas de riesgo se han ajustado a la baja y los mercados bursátiles han registrado ganancias. Cabe destacar, no obstante, un peor desempeño de Brasil debido al aumento de la incertidumbre política debido a las acusaciones de corrupción contra el presidente Temer.


Prosigue el descenso de la inflación


La inflación ha seguido suavizándose en la mayoría de los países de la región gracias a la debilidad de la demanda interna, la relativa estabilidad de los tipos de cambio, la moderación del precio del petróleo y la dinámica más favorable del precio de los alimentos.

 

En este contexto, varios bancos centrales en América del Sur han anunciado recortes de los tipos de interés en los últimos meses. “En la mayoría de los países el tono esperado para la política monetaria es ahora más acomodaticio que hace algunos meses”, apunta el informe. Incluso en México, que ha endurecido su política económica en los últimos meses, BBVA Research anticipa el fin de las subidas de tipos por parte de Banxico, el banco central del país.

 

Riesgos sesgados a la baja

 

Los riesgos asociados a estas previsiones se encuentran sesgados a la baja. “Por el lado interno, tenemos la posibilidad de un aumento del ruido político y el riesgo de un mayor retraso en los proyectos de inversión, incluyendo en infraestructuras”, explica Juan Ruiz. “Por el lado externo, si bien han disminuido los riesgos asociados a las políticas económicas en EEUU, aumentan los riesgos de medio plazo asociados con las vulnerabilidades de la economía China”.

 

 

 

Presentación Situacion Latam 2017.07 by Confidencial Colombia on Scribd


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Economía colombiana crecería menos de lo esperado según informe del BBVA

Este jueves el Banco BBVA reveló los resultados del informe “Situación Colombia” con las proyecciones de la economía para el resto del año, aunque estiman que la economía colombiana respondió positivamente al choque petrolero, situaron el crecimiento del 2017 muy por debajo del 2.8% que había previsto el FMI en marzo pasado.

 

“El choque de términos de intercambio vivido por Colombia entre 2015 y 2016 tiene pocas comparaciones históricas y hace de él un evento muy particular. En esta oportunidad la confianza sobre las instituciones colombianas permitió gozar de financiamiento externo que suavizó el ciclo de gasto, especialmente el de consumo, lo que impidió que se tradujera el choque en una recesión económica”, afirmó Juana Téllez, economista jefe de BBVA Colombia.

 

De acuerdo con cálculos de BBVA Research, la economía colombiana crecería un 1,5% en 2017 y en 2018 un 2,0%.

 

“Estimamos que las menores tasas de interés e inflación apoyarán la capacidad adquisitiva de los consumidores, quienes una vez se acomoden a las nuevas condiciones tributarias podrán normalizar paulatinamente su confianza y su gasto, con un crecimiento del consumo de los hogares de 1,6% en 2017 y 2,3% en 2018. Por el lado de las empresas, la inversión comenzará a ajustarse en terreno positivo luego de dos años de contracción, sin embargo con una expansión moderada de 1,9% en 2017 y 3,1% en 2018 como respuesta a una demanda aun débil”, afirmó.

 

 

Fuentes de recuperación: del corto al mediano plazo

 

Según el análisis hecho por BBVA Research, la economía colombiana podría estar impulsada por varios motores. El primero: el Programa de Infraestructura 4G, actualmente hay seis proyectos con avances por encima del 10% y algunos que ajustan ya cerca del 30% de progreso.  Este grupo de proyectos fue el responsable del impulso observado en la inversión pública en el primer trimestre de 2017 y el avance de estos proyectos, en conjunto con otros dos que ya cuentan con cierres financieros, sustentarían parte de la expansión del PIB entre 2017 y 2018.

 

Por otra parte, el anuncio del Gobierno de la reactivación del programa Frech de subsidio a la tasa de interés para compra de vivienda en conjunto con la iniciativa de la mayoría de bancos de reducir las tasas de créditos hipotecarios, debería impulsar al sector constructor. “Habrá una primera etapa de reducción de inventarios actuales y, luego, se abrirá la puerta al desarrollo de nuevos proyectos entre 2018 y 2019. Si bien los efectos de este programa se observan en el mediano plazo, las versiones previas han tenido un impacto considerable en el crecimiento sectorial y en el mercado laboral”, agregó Téllez.

 

Así mismo, señala el análisis que con la recuperación reciente de los precios del petróleo a niveles entre los 45 y 55 dólares por barril Brent, el sector en Colombia ha tomado un nuevo aire hacia ampliar la inversión tanto en extracción como en exploración, lo que ha implicado anuncios por parte de varias empresas de un aumento en sus inversiones que se comenzarían a ejecutar en 2017 y cuyas señales, deberían comenzar a darse en el segundo semestre del año.

 

“Finalmente, uno de los sectores que esperamos muestre un mejor desempeño, especialmente en 2018, es el exportador, que se favorecería de la consolidación del tipo de cambio en un rango más estable y en niveles significativamente más competitivos, así como de las ganancias en términos de competitividad producto de la depreciación de la tasa de cambio real frente a socios comerciales”, dijo Téllez.

 

Inflación continuará a la baja

 

De acuerdo con el análisis realizado por BBVA Research, el  buen régimen de lluvias que ha tenido el país en 2017 ha permitido que la inflación de alimentos haya corregido su tendencia al alza, sumado a que el tipo de cambio en 2017 se ha ubicado por debajo del promedio de 2016, reduciendo el costo de los productos importados y permitiendo también que la inflación de los productos transables se haya desacelerado.

 

“Esperamos que la tendencia a la baja en inflación continúe en 2017 y 2018 y se ubique al finalizar estos dos años en 4,3% y 3,2%, respectivamente. Detrás de esta tendencia el  tipo de cambio jugará un papel clave, en promedio, estimamos que en 2017 y 2018 permanecerá relativamente estable en valores cercanos a 2.980 pesos, asegurando que el costo de los productos importados continúe disminuyendo”, añadió Téllez.

 

Tasas de interés tenderían a la baja

 

De este modo, las condiciones económicas estimadas para 2017 y 2018, parecerían inclinar la balanza hacia una política monetaria más acomodaticia, de acuerdo con las estimaciones de BBVA Research.

 

En este contexto, según la entidad, el Emisor bajaría su tasa hasta 5,25% en 2017 y hasta 4,50% en 2018. “La pausa en las reducciones se justifica en el lento descenso de la inflación básica en 2017 que solo hasta los primeros meses de 2018 mostrará una corrección importante”, manifestó Juana Téllez.

 

Los riesgos sobre la economía

 

Según el informe de BBVA Research, el principal riesgo sobre la economía se desprende de una mayor duración del ciclo actual. “En ese contexto el mercado laboral podría presentar un deterioro mayor al anticipado ampliando el ciclo negativo de confianza de consumidores y empresarios y postergando los avances en actividad esperados”, añadió Téllez.

 

En el frente externo, el principal riesgo puede provenir de un ajuste inesperado en los flujos de capitales, ya sea por un ajuste más acelerado de la política monetaria en EE.UU o por motivaciones de rendimiento de los instrumentos financieros en economías que estén próximas a iniciar su ciclo bajista en tasas.

 

“Sin embargo, cabe resaltar que la vulnerabilidad de la economía colombiana se ha moderado significativamente con la reducción del déficit en cuenta corriente en cerca de dos puntos porcentuales entre 2015 y 2016 y la expectativa de mejoras adicionales en 2017 y 2018”, puntualizó la economista jefe de BBVA Colombia.

 

Para más información puede consultar el documento Situación Colombia Tercer Trimestre 2017 o la presentación Presentación Situación Colombia Tercer Trimestre.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

El crecimiento de la economía en 2016 fue mediocre y poco satisfactorio: gremios

 

Ante la temprana presentación de los resultados del PIB ponderado del año pasado por parte del DANE, el gremio de los industriales, en cabeza de su director, Bruce Mac Master, expresaron que no sorprende el mediocre crecimiento de la economía del 2%, pues el último trimestre ya mostraba síntomas de desaceleración, que se causó por los niveles de consumo de ese mismo periodo. 

Read more

Colombia crecerá 5% en 2014

Política monetaria y factores externos, mayores preocupaciones de inversionistas. Por cuarto mes consecutivo, la política monetaria se mantiene como el factor más relevante a la hora de invertir, seguido por los factores externos y el crecimiento económico.

Read more