Libro sobre Trump opaca el boom de su esperada reforma fiscal

El presidente Donald Trump empezó 2018 con impulso: el recorte masivo de impuestos que firmó justo después de Navidad, que esperaba, daría a sus prioridades legislativas un empuje a principios de este nuevo año.

Pero toda esa energía se desvaneció después de la publicación de extractos de un libro explosivo que detalla la disfunción, las puñaladas por la espalda y el caos en su Casa Blanca y la posterior ruptura de Trump con su ex jefe de estrategia, Steve Bannon.

 

El distanciamiento entre los dos se profundizó el jueves cuando el principal apoyo financiero de Bannon, Rebekah Mercer, cortó lazos con él después de que ella y Trump hablaran por teléfono con anterioridad ese mismo día, según dos personas familiarizadas con la llamada.

 

“Lo que es sorprendente es que ahora está por escrito y, Steve Bannon empuñaba el cuchillo, y en una etapa así de temprana de la presidencia”, dijo el representante Charlie Dent, un republicano elegido congresista en siete ocasiones que no busca la reelección en su competitivo escaño por Pensilvania. “Parece que las personas que rodean al presidente no sienten una lealtad especial hacia él y el presidente no es especialmente leal con ellos”.

 

El jueves por la noche, Trump lanzó un tuiteo diciendo que el libro “Fire and Fury”, de Michael Wolff, estaba “lleno de mentiras, tergiversaciones y fuentes que no existen”. Añadió que no había dado a Wolff “ningún acceso a la Casa Blanca (de hecho, lo rechazó muchas veces)”.

 

Wolff dijo el viernes en NBC que habló con Trump durante la campaña y después de su toma de posesión. “Con independencia de que se diera cuenta o no de que era una entrevista, las conversaciones no fueron extraoficiales”, dijo Wolff.

 

Este giro pone en peligro una nueva etapa de la agenda de Trump que la Casa Blanca esperaba que incluyera una reforma de los programas de asistencia social, una iniciativa masiva en infraestructura y la construcción de su muro fronterizo. Su posición se encuentra debilitada justo en un monumento en que va a iniciar conversaciones con los líderes demócratas sobre el gasto del gobierno para el resto del año fiscal.

 

El presidente y sus principales colaboradores estuvieron en la cresta de la ola al final de 2017. Además de la legislación tributaria, disfrutó de sólidos indicadores económicos y de la sensación de que su segundo jefe de gabinete, John Kelly, había impuesto finalmente algo de disciplina en el Ala Oeste.

 

“Fire And Fury”

 

Esa confianza quedó destruida después de que las organizaciones de noticias obtuvieran copias del libro de Michael Wolff “Fire And Fury” esta semana. El libro, que según un tuiteo de Wolff será publicado el viernes, antes de lo previsto, cuenta anécdotas realistas que representan a Trump como paranoico, inepto e ignorante y a sus ayudantes como egoístas, oportunistas y escépticos sobre la capacidad de su jefe para gobernar e incluso su idoneidad para el cargo.

 

La editorial de Wolff, Henry Holt and Company, dijo en un comunicado que un abogado de Trump había enviado una carta de cese y desistimiento en la que se exigía que detuviera la distribución del libro. “Vemos ‘Fire And Fury’ como una contribución extraordinaria a nuestro discurso nacional, y estamos siguiendo adelante con la publicación del libro“, dijo Patricia Eisemann, una portavoz de la editorial.

 

Las acciones del presidente en las horas anteriores y posteriores a la publicación de los extractos del libro el miércoles complicaron más la situación.

El libro que ha avivado el incendio entre Donald Trump y Steve Bannon

El libro ‘Fuego y furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump’, escrito por Michael Wolff y que repasa el primer año de gobierno desde las elecciones de 2016, ha generado un incendio en la administración Trump a raíz de las confesiones que su exjefe de campaña, Steve Bannon, hace sobre el presidente de Estados Unidos.

La causa del desencuentro final entre Trump y Bannon son las referencias del segundo al encuentro que el hijo mayor del presidente de Estados Unidos mantuvo con una abogada rusa (con el objetivo de encontrar documentos que perjudicasen a la candidatura de Hillary Clinton), reunión que calificó de “traicionera” y “poco patriota”.

 

A pesar de ello, Bannon ha reiterado su apoyo político al dirigente e incluso lo ha descrito como “un gran hombre”, después de que el mandatario le acusase públicamente de “perder la cabeza” y de filtrar a los medios información falsa.

 

“Nada se interpondrá entre nosotros y el presidente Trump y su agenda”, afirmó Bannon en declaraciones a la emisora del portal conservador Breitbart. “Estamos más comprometidos que nunca con esta agenda”, añadió quien hasta agosto era el responsable de la estrategia política de la Casa Blanca.

 

Trump ha recogido el guante y, en una breve declaración ante los periodistas, se ha referido a las declaraciones de Bannon. “Anoche dijo que era un gran hombre, por lo que obviamente ha cambiado de idea muy rápidamente”, ha afirmado, para acto seguido aclarar que “no habla” con él.

 

Trump amenaza con denunciar

El presidente de Estados Unidos acusó el miércoles a su otrora asesor de “perder la cabeza” tras su cese de la Casa Blanca y de filtrar información interesada y falsa a los medios para hacer ver que tuvo una influencia de la que, según el mandatario, nunca llegó a gozar.

 

El abogado Charles J. Harder ha remitido una carta a Bannon “en nombre” de Trump en la que le avisa con acciones legales “inminentes” y le pide que ponga fin a este tipo de declaraciones, que no sólo podrían constituir difamación sino también un incumplimiento del acuerdo firmado supuestamente en campaña, según ABC News.

 

Los abogados de Trump intentan también impedir la difusión del libro de Wolff, convertido ahora en el centro del debate político en Estados Unidos tras las incendiarias declaraciones de Bannon, según refleja AP.

 

“El señor Trump exige que se interrumpa y evite cualquier publicación, divulgación o distribución del libro”. El escrito de 11 páginas pide además que los responsables publiquen “una retractación plena y completa así como una petición de disculpas”“Además, por favor envíe de inmediato una copia electrónica del libro y vía mensajero una copia en papel a esta oficina para que podamos evaluar adecuadamente las declaraciones contenidas“, añadieron los abogados del presidente al editor.

Nuevo escándalo de Donald Trump se quedó sin su mano derecha

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer renunció a su cargo luego de tener distintas aversiones con el presidente Donald Trump en las últimas semanas.

 

Según una fuente de la Casa Blanca, que tuvo acceso al diálogo que sostuvieron Spicer y Trump, el motivo de la dimisión habría sido porque el presidente estadounidense nombró a Anthony Scaramucci, banquero de Nueva York como nuevo director de Comunicaciones.

 

En la charla Spicer ratificó que era un error grave por parte de Donald Trump haber designado al banquero en ese cargo y por medio de Twitter se despidió aseguró que trabajará hasta agosto.


“Ha sido un honor y un privilegio prestar servicio al @POTUS @realDonaldTrump & a este increíble país. Continuaré mi servicio hasta agosto”, dijo Spicer.

 

 

El gabinete de Trump ha tenido una fuerte tensión en los últimos días causado por el ‘Rusiagate’, el escándalo donde señalan a Trump de haber recibido ayuda de Rusia para ganar las elecciones en el año pasado.

La Primera Dama salva a Trump de este tremendo despiste

Melania Trump tuvo que avisarle a Donald Trump para que se pusiera la mano en el pecho cuando sonaron los acordes del himno nacional durante la celebración tradicional de Pascua en la Casa Blanca.

 

 


 

Cae en un 40% el ingreso de ilegales a EEUU por el efecto Trump

Desde la llegada del presidente, Donald Trump a la Casa Blanca, se tiene la certeza que durante enero y febrero el precio que cobran los coyotes o transportadores fronterizos, quienes movilizan a los indocumentados, se ha encarecido considerablemente ante la nueva e intensa política restrictiva desarrollada y aplicada en el país. Por otra parte, el secretario de Seguridad Interior, John Kelly manifestó que se está estudiando la posibilidad de separar a los padres ilegales de sus hijos nacionales.

Read more