España pedirá captura de Puigdemont si éste abandona Bruselas

La Fiscalía española anunció en las últimas horas que pedirá al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que investiga los hechos relacionados con el denominado ‘procés’, que reactive la orden europea de detención contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont si viaja este lunes a Copenhague (Dinamarca) donde tiene pensado participar en un debate en una universidad de la capital danesa.

 

Así ha informado la Fiscalía General del Estado en un comunicado oficial en el que destaca que está a la espera de “confirmación” de si el expresidente catalán huido en Bruselas (Bélgica) se traslada hasta Dinamarca.

 

“De producirse esta confirmación, es intención de la Fiscalía actuar inmediatamente solicitando al magistrado instructor del Tribunal Supremo que proceda a la activación de la euroorden de detención y entrega para solicitar a la autoridad judicial danesa la detención del investigado”, dice el comunicado.

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

El destituido presidente catalán pide garantías para volver a España

El expresidente catalán Carles Puigdemont pidió el martes en Bruselas garantías jurídicas para volver a Cataluña, afirmando que no pretende pedir asilo en Bélgica para eludir los cargos de sedición y rebelión de los que le acusa la fiscalía española.

 

En una multitudinaria rueda de prensa, Puigdemont dijo que nueve miembros del Gobierno catalán, cesado al completo por Madrid, están en la capital belga, mientras que los restantes, incluido el vicepresidente Oriol Junqueras, siguen en Cataluña como “miembros legítimos” del Ejecutivo regional.

 

“Nos hemos desplazado a Bruselas para poner de manifiesto el problema catalán en el corazón de Europa y denunciar la politización de la justicia española y su ausencia de parcialidad (…) y también para mostrar al mundo el grave déficit democrático en el Estado español”, sostuvo Puigdemont.

 

Tras la declaración unilateral de independencia de Cataluña del viernes, Puigdemont dijo que acepta el “reto democrático” de las elecciones autonómicas convocadas por Madrid para el 21 de diciembre. “Siempre que haya unas urnas, allí nos encontrarán”, declaró.

 

La aceptación de los comicios por parte de Puigdemont fue una señal de que el Ejecutivo central se ha impuesto por el momento en el prolongado enfrentamiento que vive con Cataluña, una próspera región del noreste español que ya goza de una considerable autonomía.

 

La resistencia a la imposición de un control directo sobre el territorio catalán por parte de Madrid no logró materializarse al comienzo de la semana, mientras reina la confusión en las filas secesionistas.

 

Respecto a la querella presentada en su contra y por la que podría tener que declarar en los próximos días en la Audiencia Nacional, el líder catalán dijo que carece de sustento jurídico y forma parte de la “ofensiva sin precedentes” del Gobierno español contra Cataluña.

 

“No queremos escapar a nuestras responsabilidades ante la Justicia, pero queremos garantías”, dijo Puigdemont, sin aclarar si se presentará ante los tribunales españoles si es llamado a declarar y negando que esté en Bruselas para solicitar asilo.

 

Asimismo, el Tribunal Constitucional español suspendió cautelarmente la declaración de independencia de Cataluña aprobada en el Parlamento regional, un acto con un perfil bastante simbólico que no tuvo continuidad y condujo a la destitución de toda la cámara por parte del presidente español, Mariano Rajoy, menos de una hora después.

 

En lo referente a los comicios de diciembre, un sondeo oficial indicó el martes que el número de catalanes que desea que Cataluña se convierta en un estado independiente trepó al 48,7 por ciento, la cifra más alta en casi tres años.

 

El sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat (gobierno catalán) se realizó del 16 al 29 de octubre, fechas que incluyen la declaración unilateral de independencia en el Parlamento regional.

 

Comparado con la anterior encuesta de junio, la cifra de partidarios de la secesión creció en más de siete puntos porcentuales, mientras que un 43,6 por ciento se mostró en contra, una caída de cinco puntos. El sondeo arroja también que las fuerzas independentistas volverían a obtener mayoría absoluta de escaños en el Parlamento regional.

Gobierno de España ataja la rebelión cesando al gobierno catalán

Como se había previsto este sábado el El Consejo de Ministros de España le propuso al Senado finalizar todas las funciones del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el del vicepresidente, Oriol Junqueras, y el de todos los consejeros del Govern.

 

Permitiendo que Mariano Rajoy asuma de manera directa la competencia de decretar la disolución anticipada del Parlament de Cataluña. Para así convocar a elecciones autonómicas, en un plazo que no exceda los seis meses.

 

Para que ello pueda producirse, deben darse antes las condiciones de vuelta a la legalidad y de normalización de la convivencia adecuadas. Mientras esto se da la Administración de la Generalitat continuará funcionando bajo las normas de las autoridades que cree el Gobierno de la Nación.

 

El Ejecutivo central reforzará el control en puntos principales como: el área de Seguridad, Hacienda y telecomunicaciones. Donde se establecerán “medidas singulares” ya que estas son fundamentales para la aplicación completa del Artículo 155.

 

Además, el Gobierno dictará instrucciones directas y de obligado cumplimiento a los Mossos d`Esquadra y acordar el despliegue de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Cataluña. En el caso de incumplimiento se exigirá responsabilidad administrativa o reclamar responsabilidades patrimoniales, contables o penales.

 

En cuanto a la gestión económica, financiera, tributaria y presupuestaria, el Gobierno garantizará que la totalidad de los fondos sean dirigidos a los entes y entidades vinculadas o dependientes al sector público empresarial para evitar que se destinen a actividades secesionistas.

 

Por otro lado, garantizará que los ingresos que corresponde recaudar o recibir por cualquier título no se destinen a fines que contravengan las medidas adoptadas por el artículo 155.

 

También se propondrá al Senado, que el presidente del Parlament no pueda proponer candidato a la Presidencia y que el Parlamento catalán no podrá celebrar votación de investidura ni mociones de censura.

 

Será el Senado, el que tenga la última palabra con relación a estas medidas, de ser aprobadas tendrán que formar parte de un decreto del Gobierno.

 

 

 

 

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Consejo de Ministros aprobará el sábado continuar la aplicación del 155 tras respuesta de Puigdemont

El Gobierno de Mariano Rajoy ha anunciado este jueves que continuará con la aplicación del artículo 155 de la Constitución tras recibir la respuesta de Carles puigdemont a su segundo requerimiento. Para ello, ha convocado un Consejo de Ministros Extraordinario este sábado para aprobar los siguientes pasos y “restaurar la legalidad en el autogobierno de Cataluña”.

 

El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha sido quien ha garantizado que el Ejecutivo pondrá “todos los medios a su alcance” para restaurar el orden constitucional, la “convivencia pacífica” en Cataluña y frenar el “deterioro” de la seguridad jurídica de la que es único responsable la Generalitat.

 

En una declaración institucional en el Congreso, Méndez de Vigo ha leído el comunicado emitido por el Gobierno tras recibir la carta del presidente catalán, en la que anuncia que si el Ejecutivo “persiste en impedir el diálogo y continúa la represión”, el Parlament podrá votar la declaración formal de independencia.

“El próximo sábado el Consejo de Ministros, reunido de forma extraordinaria, aprobará las medidas que elevará al Senado a fin de proteger el interés general de los españoles, entre ellos los ciudadanos de Cataluña, y restaurar el orden constitucional en la Comunidad Autónoma”, continúa el mensaje en el que el Ejecutivo central agradece el apoyo de las distintas formaciones políticas a su respuesta al desafío secesionista.

 

El Senado se reunirá el sábado o el lunes

 

Dado que Rajoy está hasta el viernes en Bruselas para participar en el Consejo Europeo, el sábado es el primer día en el que el Consejo de Ministros se puede reunir de manera extraordinaria para aprobar las medidas del 155 y elevarlas al Senado, que se reunirá el mismo sábado o esperar al lunes para activar la maquinaria de aplicación del artículo de ese Constitución por primera vez en democracia.

 

Para reunirse la Mesa del Senado, primero el presidente de la Cámara tiene que recibir la propuesta del Ejecutivo con las medidas concretas que plantea y con los requerimientos al presidente catalán, Carles Puigdemont. Una vez que tenga toda la documentación, este órgano tiene que decidir cómo se tramita el asunto.

 

El PP tiene mayoría absoluta en la Mesa (como en el Senado), donde también se sientan dos representantes del PSOE y una senadora del PNV. Fuentes parlamentarias apuntaban ya el martes a Europa Press que toda la tramitación sería pausada. Hoy han confirmado que no se va a correr y que se mantendrá la celebración del Pleno ordinario previsto para el martes por la tarde y el miércoles, aunque insisten en que todo dependerá de la urgencia que reclame el Gobierno cuando envíe su propuesta.

 

En este sentido, responsables del Gobierno y del PSOE estaban reunidos pasadas las 10:00 de la mañana para “cerrar definitivamente” las medidas que se tomarán en amparo del artículo 155 de la Constitución. Rajoy ya se entrevistó el pasado martes en el Palacio de la Moncloa con el líder socialista, Pedro Sánchez. Este miércoles lo hizo también con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

 

En el encuentro de hoy, ha sido la secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, quien se ha reunido con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para “analizar la situación tras la carta del presidente de la Generalitat” y “cerrar definitivamente” las medidas que se tomarán en amparo del artículo 155 de la Constitución ante el desafío independentista del Gobierno catalán.

 

Desde el propio PSOE, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha dicho que su partido apoya al Gobierno en la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, pero ha confiado en que sea una medida “lo más breve posible” y “muy, muy limitada”. Ahora bien, cuando se conozcan las medidas el PSOE determinará si el apoyo es “absoluto, relativo o en qué grado”, ha precisado.

 

Por otro lado, JxSí y la CUP también se han reunido este jueves en el Parlament para abordar la declaración de la independencia de Cataluña. Los diputados de la CUP Albert Botran, Mireia Boya, Gabriela Serra y Joan Garriga ‘Nana’ han entrado en los despachos de JxSí sobre las 10:15 horas, tras la respuesta de Puigdemont.

 

Tanto JxSí como la CUP anunciaron el martes que estaban ultimando la proclamación de la independencia de Cataluña para hacerla efectiva “en los próximos días” ante la hipótesis de que el Gobierno central avanzaría en la aplicación del 155.

 

 

 

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter