Lo + Confidencial

La JEP recibe un espaldarazo de la Comisión de la Verdad


El sacerdote jesuita Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad colombiana, respaldó hoy a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), objetada en seis de sus artículos por el presidente Iván Duque, al manifestar su apoyo a la reconciliación en Colombia.

“Nuestro apoyo a la JEP (considerada columna vertebral del acuerdo de paz suscrito con la antigua guerrilla de las FARC), que nos asegura la justicia transicional para que no haya lugar a la impunidad en este proceso”, indicó De Roux en un comunicado.

Añadió que “necesitamos una JEP robusta, rodeada de la confianza de las instituciones y de los ciudadanos, respetada en su autonomía”.

En el texto, el sacerdote que lidera la Comisión de la Verdad, creada a instancias del acuerdo firmado en 2016 entre el Gobierno de Colombia y las FARC, invitó a “mantener el apoyo decidido a la convivencia y la reconciliación” y a que “la paz deje de ser terreno de polarizaciones y de odios”.

Las declaraciones del jesuita se dan después de que el presidente colombiano, Iván Duque, anunciara el pasado domingo que devolverá al Congreso la ley estatutaria de la JEP tras objetar seis artículos de dicha norma por considerar que no garantizan la aplicación de los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición que forman parte del acuerdo con las FARC.

La citada ley fue aprobada por el Senado y la Cámara de Representantes en 2017 y luego recibió el visto bueno de la Corte Constitucional, con lo cual el único trámite que le faltaba era la sanción presidencial, pero el mandatario decidió objetarla parcialmente.

Para De Roux, en la actual situación es necesario exigir “armonía entre las instituciones como lo demanda la Constitución” y, “con más razón, respeto entre los tres grandes poderes del Estado de Derecho”.

Pese a las objeciones de Duque, el sacerdote pidió a los excombatientes de las FARC que “no pierdan esa confianza ante el debate político en que estamos. La paz no es un asunto de los partidos. La paz está ya en manos de los ciudadanos, sobre todo de los jóvenes, y no va a detenerse”.

De Roux hizo un llamamiento “a mantener viva la esperanza” ya que, en su opinión, “hay un futuro grande en la verdad que podemos construir sobre la justicia y acogiendo nuestra diversidad y nuestras diferencias”.

Con infromación de EFE, publicado por neustro aliado ElEconomistaAmerica.com

Previous ArticleNext Article