Lo + Confidencial

El ELN sigue reclutando menores, según denuncia de la Defensoría del Pueblo

El defensor del Pueblo de Colombia, Carlos Negret, denunció que la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) reclutó a 24 niños en los últimos seis meses en el departamento de Chocó.

Negret, que participó este sábado en el municipio de Girardot del primer “Taller Construyendo Colombia” impulsado por el presidente Iván Duque, señaló que la situación es “preocupante” y que los niños lo que “deben es estar con los lápices y no con los fusiles”.

“Que devuelvan a los niños reclutados en zonas como Marcial y Jagual en la Cuenca del Atrato, en el Chocó, casos que estaríamos dispuestos de ir a recibir a esos niños”, añadió el defensor.

El presidente Duque aseguró que si el ELN sigue “reclutando niños”, secuestrando y “cometiendo actos de violencia” recibirá “una respuesta contundente por parte de la Fuerza Pública”.

“Colombia no se puede seguir dejando chantajear más del crimen. Si ellos quieren desmovilizarse, desarmarse y reinsertarse, bienvenidos, pero entonces que empiecen liberando los secuestrados y poniéndoles fin a todas sus actividades criminales”, dijo el mandatario.

El Gobierno colombiano del expresidente Juan Manuel Santos y el ELN comenzaron unos diálogos de paz en febrero de 2017, si bien el actual mandatario anunció el pasado martes tras jurar el cargo que en los primeros 30 días de su Gobierno los va a evaluar.

El pasado 3 de agosto, el ELN secuestró a un grupo compuesto por tres policías, un militar y dos civiles cuando se desplazaba por el río Arquía, en el oeste de Colombia.

Todos ellos se desplazaban en un bote por el río Arquía que navegaba entre Vidrí, en el departamento de Antioquia  y Quibdó, capital del Chocó, cuando fueron secuestrados en el corregimiento (aldea) de Tagachí, que forma parte de Quibdó.

El jueves, el ELN secuestró también a otros tres soldados, identificados como Orlando Yair Vega Díaz, Juan Pablo Rojas Ovando y Eduardo Caro Baño, cuando se desplazaban en un taxi cerca del municipio de Tame, en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela.

Los soldados se encontraban de permiso, vistiendo prendas de civil y sin armamento.

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *