Lo + Confidencial

Contralor plantea revivir decreto que condenaba a muerte a los corruptos

El Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, planteó en las últimas horas revivir un polémico decreto promulgado en los tiempos de Simón Bolívar, para hacerle frente al flagelo de la corrupción.

“Estamos a 17 meses de cumplir los 200 años de la batalla de Boyacá y la historia es la misma, y nos obliga a rememorar el decreto del 12 de enero de 1824 del Libertador Simón Bolívar, imponiéndole la pena capital a los corruptos que son los causantes de todas las tragedias que sufre nuestro país”, señaló el Contralor en un foro sobre corrupción que se realizó en Bogotá.

“Yo creo que hoy se puede revivir ese decreto a pesar de que los liberales como yo, somos abiertamente enemigos de la pena capital” añadió.

El decreto 12 de 1824

El decreto que rememoró el Contralor es el decreto 12 de 1824 promulgado por Simón Bolívar, la norma estaba constituida por 4 artículos que enunciaban lo siguiente:

Artículo 1. Todo funcionario público a quien se le convenciere en juicio sumario de haber malversado o tomado para sí los fondos públicos de diez pesos arriba queda sujeto a la pena capital.

Artículo 2. Los jueces a quienes, según la ley, compete este juicio, que en su caso no procedieren conforme a este decreto, serán condenados a la misma pena.

Artículo 3. Todo individuo puede acusar a los funcionarios públicos del delito que indica el artículo lº.

Artículo 4. Se fijará este decreto en todas las oficinas de la República, y se tomará razón de él en todos los despachos que se libren a los funcionarios que de cualquier modo intervengan en el manejo de los fondos públicos.

No nos podemos dejar ganar de la corrupción

El Contralor que el momento actual es uno de los más difíciles que ha vivido el país como reto ético, ante el embate de la corrupción.

Insistió en que todas las actividades están permeadas por la corrupción, pero no se puede dejar que este flagelo nos acabe y destruya la sociedad y el estado de derecho.

Dijo también que todas las conductas corruptas en el sector público requieren el concurso del sector privado, que muchas veces logra sus cometidos sobornando a los funcionarios que trabajan con el Estado.

Previous ArticleNext Article
@esnegrete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *