Elecciones 2018, Lo + Confidencial

Fundación Paz y Reconciliación cuestiona a la Registraduría y advierte riesgo en elecciones

La Fundación Paz y Reconciliación reveló este martes los resultados de la investigación “Así se roban las elecciones en Colombia”, que detalla las irregularidades que se presentaron en las pasadas elecciones al Congreso y que sin duda encienden las alarmas ante posibles anomalías que puedan presentarse en los comicios presidenciales programados para el domingo 27 de mayo.

De acuerdo con la investigación de la Fundación Paz y Reconciliación en los comicios de marzo se pudo haber presentado un fraude electoral que habría modificado entre el 10% y 20% del Congreso de la República.

“Estas evidencias son una lesión grave a la democracia si se tiene en cuenta que, desde las elecciones al Congreso en 2014, existen precedentes de fraude al sistema electoral. Al respecto, el 8 de febrero de 2018, en Sentencia No. 11001-03-28-00- 2014-00117-00, el Consejo de Estado emitió un fallo en el cual resolvió en mérito de un acto de corrupción, la devolución de las curules a tres candidatos del partido MIRA”, señala la investigación.

En la rueda de prensa ofrecida en la mañana de este martes, León Valencia y Ariel Ávila, directivos de Pares, criticaron a la Resgistraduría por cambios en los formularios E14.

“En las denuncias recogidas por la Fundación se encontraron centenares de modificaciones realizadas en los E-14 y E-24 para favorecer presuntamente a varios candidatos en detrimento de otros competidores del mismo o diferente partido”, aseguraron.

Los investigadores fueron más allá y denunciaron la existencia de una presunta red mafiosa al interior de la Registraduría que sería la encargada de organizar fraudes al interior de la entidad, de acuerdo con Ariel Ávila, este tipo de fraude conocido como el “conchón electoral” estaría tasado entre 1600 y 2500 millones para favorecer los intereses de X o Y candidato.

 

Otra irregularidad: la designación de los jurados

En su investigación, la Fundación Paz y Reconciliación dejó al descubierto otra irregularidad al interior de la Registraduría, y está relacionada con la designación de los jurados.

La investigación develó que para los comicios del 11 de marzo se habrían cobrado hasta $2.500 millones de pesos por candidato para manipular el sorteo de jurados de votación, modificar los puestos asignados o colar jurados a fines de un candidato en particular

De acuerdo con los potenciales riesgos, la Pares encontró que no existe una garantía plena de que los jurados que sean asignados en cada una de
las 114 mil mesas de votación corresponden a los que efectivamente atendieron a los sufragantes, manejaron el material electoral, diligenciaron los formularios e hicieron el conteo en cada mesa el día de las votaciones. Es decir, el riesgo no está solo en la presentación de las listas de elegibles y en el sorteo en el software, sino que cabe la posibilidad de que los jurados que se presentan el día de las elecciones y firman las actas y los formularios E-14 no correspondan realmente con los que fueron asignados.

Sobre las elecciones presidenciales

Para los comicios presidenciales programados el 27 de mayo la Fundación Paz y Reconciliación hizo un llamado a la Registraduría para que adopte medidas que disipen las dudas en torno a los rumores de fraude denunciados por varias campañas.

En primer lugar, le piden al Consejo Nacional Electoral aclarar si habrá auditoria externa al software que se utilizará el 27 de mayo y que garántias tendrá el mismo frente a posibles ataques que busquen modificar los resultados.

Además, piden a la Registraduría hacer pública la carta de renuncia del funcionario que no le dio trámite a la solicitud de la campaña de Gustavo Petro para modificar su logo en el tarjetón; asimismo, le piden al registrador Juan Carlos Galindo que revele la aceptación a dicha renuncia.

Finalmente, ante los indicios, la Fundación le recomienda a todas las campañas presidenciales llenar de testigos electorales los puestos de votación el domingo 27 de mayo.

Consulte aquí  el resultado de la investigación adelantada por la Fundación Paz y Reconciliación

Previous ArticleNext Article
@esnegrete

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *