Judicial

Incuatan dos toneladas cocaína en semisumergible cerca a las costas de Tumaco

En el marco de la operación Atalanta, la Fiscalía General de la Nación, a través de su Delegada contra la Criminalidad Organizada, y la Armada Nacional con su grupo de Inteligencia Naval, gracias al empleo de radares y el apoyo de la Fuerza Aérea Nacional, detectaron el momento exacto en el que saldría un cargamento de droga en un semisumergible que navegaba a gran velocidad en el área general del Parque Nacional Natural Sanquianga.

La máquina, de fabricación artesanal, fue interceptada luego de una hora de persecución y registrada por personal de policía judicial. En las inspecciones fueron ubicados 112 bultos que contenían alcaloides, los cuales fueron trasladados a las instalaciones de la Armada Nacional en Tumaco (Nariño), para el proceso de pesado que arrojó 2.039 kilos de clorhidrato de cocaína, que tendrían un valor superior a los 68 millones de dólares.

Cuatro tripulantes del semisumergible (dos ciudadanos mexicanos, uno ecuatoriano y otro colombiano), quedaron a disposición de la Fiscalía, al igual
que las dos toneladas de droga, para avanzar en la judicialización por los delitos de tráfico, fabricación y/o porte de estupefacientes.

Las labores de inteligencia evidenciaron que la presión ejercida por las Fuerzas Militares y la Fiscalía General contra las estructuras delincuenciales de alias David, cabecilla del grupo armado organizado residual “Guerrillas Unidas del Pacífico”, conllevó a que las organizaciones narcotraficantes eviten el pago de lo que estos delincuentes denominan “impuesto o gramaje”, por el tránsito de alcaloides en los diferentes corredores de movilidad. Por esta razón, buscan distintas formas y salidas desesperadas desde diversos puntos del Pacíficopara intentar mover cocaína hacia Centroamérica

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *