Judicial

Incuatan dos toneladas cocaína en semisumergible cerca a las costas de Tumaco

En el marco de la operación Atalanta, la Fiscalía General de la Nación, a través de su Delegada contra la Criminalidad Organizada, y la Armada Nacional con su grupo de Inteligencia Naval, gracias al empleo de radares y el apoyo de la Fuerza Aérea Nacional, detectaron el momento exacto en el que saldría un cargamento de droga en un semisumergible que navegaba a gran velocidad en el área general del Parque Nacional Natural Sanquianga.

La máquina, de fabricación artesanal, fue interceptada luego de una hora de persecución y registrada por personal de policía judicial. En las inspecciones fueron ubicados 112 bultos que contenían alcaloides, los cuales fueron trasladados a las instalaciones de la Armada Nacional en Tumaco (Nariño), para el proceso de pesado que arrojó 2.039 kilos de clorhidrato de cocaína, que tendrían un valor superior a los 68 millones de dólares.

Cuatro tripulantes del semisumergible (dos ciudadanos mexicanos, uno ecuatoriano y otro colombiano), quedaron a disposición de la Fiscalía, al igual
que las dos toneladas de droga, para avanzar en la judicialización por los delitos de tráfico, fabricación y/o porte de estupefacientes.

Las labores de inteligencia evidenciaron que la presión ejercida por las Fuerzas Militares y la Fiscalía General contra las estructuras delincuenciales de alias David, cabecilla del grupo armado organizado residual “Guerrillas Unidas del Pacífico”, conllevó a que las organizaciones narcotraficantes eviten el pago de lo que estos delincuentes denominan “impuesto o gramaje”, por el tránsito de alcaloides en los diferentes corredores de movilidad. Por esta razón, buscan distintas formas y salidas desesperadas desde diversos puntos del Pacíficopara intentar mover cocaína hacia Centroamérica

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *