Internacional, Lo + Confidencial

Hiperinflación sigue imparable en Venezuela tres meses después de implementar nueva moneda

Cuando el presidente venezolano, Nicolás Maduro, eliminó en agosto cinco ceros del bolívar y lo rebautizó como “bolívar soberano”, la medida trajo una sensación de normalidad a las transacciones cotidianas. Una taza de café, por ejemplo, ya no costaba la estratosférica cifra de 2 millones 500,000 bolívares, sino 25 bolívares, monto que suena mucho más razonable y que es mucho más fácil de contabilizar.

Pero ahora, menos de tres meses después, esa fachada de estabilidad está desapareciendo rápidamente. El precio de esa taza de café se disparó a tres dígitos esta semana, alcanzando los 120 bolívares, según el Índice de Café con Leche de Bloomberg, y parece ser solo cosa de tiempo para que, una vez más, llegue a cifras de miles y luego de millones. Tras la última alza, el índice ahora arroja una tasa de inflación anual para Venezuela de 149,900%.

Parte de la razón por la que la inflación continúa fuera de control es que los esfuerzos de Maduro por estabilizar el bolívar en el mercado cambiario están fracasando después de un breve período de leve éxito hace unos meses. La moneda cayó a 270 bolívares por dólar esta semana en el mercado negro, donde la mayoría de los venezolanos compra y vende dólares, frente al rango de alrededor de 95 a 115 bolívares por dólar de hace dos meses, según Monitor Dolar.

Ahora es tan difícil seguir el ritmo de la inflación venezolana –resultado de los enormes déficits del gobierno y la constante impresión de dinero del banco central–, que muchos restaurantes ya no se molestan en incluir los precios en sus menús y algunas tiendas han eliminado por completo las etiquetas de precio.

Los camareros y los vendedores de las tiendas informan a los clientes del costo cuando preguntan. Y una gran cantidad de cosas, desde citas con el dentista hasta membresías en gimnasios, tienen sus precios en dólares para evitar la molestia de estar cambiando constantemente los precios.

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *