Internacional

Cae en un 40% el ingreso de ilegales a EEUU por el efecto Trump

Desde la llegada del presidente, Donald Trump a la Casa Blanca, se tiene la certeza que durante enero y febrero el precio que cobran los coyotes o transportadores fronterizos, quienes movilizan a los indocumentados, se ha encarecido considerablemente ante la nueva e intensa política restrictiva desarrollada y aplicada en el país. Por otra parte, el secretario de Seguridad Interior, John Kelly manifestó que se está estudiando la posibilidad de separar a los padres ilegales de sus hijos nacionales.

Para nadie es un secreto que desde el primer día de la presidencia de Donald Trump, el miedo y la angustia son el pan de casa día de los casi 11 millones de ilegales que viven en la clandestinidad en el país norteamericano.

 

 

Si bien todos conocemos que el magnate llegó al poder por el voto populista blanco gracias a sus diferentes propuestas proteccionistas tildadas por el mundo entero de xenófobas, tanto por su proyecto del muro fronterizo con México como por la agresiva reforma migratoria. Este nuevo efecto Trump ha eclipsado al mundo entero y en especial a su vecino del sur.

 

 

Así lo afirma, el más reciente reporte de la policía fronteriza de Estados Unidos al informar que el número de inmigrantes indocumentados detenidos cayó un 40% entre enero y febrero. Según el Departamento de Seguridad Interior, las autoridades pasaron de arrestar a 31.578 personas a detener 18.762 indocumentados, consolidando la reducida cifra es tan solo enero de este año.

 

 

Asimismo, es importante puntualizar que desde el gobierno Obama siempre se logró establecer una fuerte posición respecto a los indocumentados, pero este cambio, sin lugar a dudas se debe al ascenso de Trump al poder desde el pasado 20 de enero.

 

 

Por tal motivo, el secretario de Seguridad Interior, John Kelly manifestó, “Estos resultados muestran que las medidas para el cumplimiento de la ley es eficaz, la disuasión importa y la protección migratoria puede está generando un impacto”, comentó el funcionario.

 

 

Asimismo, sostuvo que el precio que cobran los “transportadores” que trasladan a los indocumentados se ha encarecido considerablemente la nueva e intensa política restrictiva desarrollada y aplicada en todo el país.

 

 

Por otra parte, Kelly manifestó que se está estudiando la posibilidad de separar a los padres ilegales de sus hijos nacionales, siendo este un tema complicado de aplicar por el tsunami político social e internacional esta nueva propuesta migratoria y lo que supondría el ejercicio de la misma en las calles, colegio y hospitales

Previous ArticleNext Article
@esnegrete

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *