¿Fracturas caninas curadas con cáscara de huevo?

Por: Confidencial Colombia | Febrero 24, 2016

Investigaciones realizadas por estudiantes de la Universidad Nacional Sede Manizales han exaltado los componentes principales de los huevos para ayudar a los amigos de cuatro patas a sanar fracturas. Lea cómo. 

El componente principal de los huesos, hidroxiapatita, puede ser producido por las cáscaras de huevo, un residuo orgánico que está siendo implementado por estudiantes de la Universidad Nacional Sede Manizales con el objetivo de ayudar a los animales abandonados que requieran de un injerto o curar una fractura.

 

El grupo de Propiedades Ópticas de los Materiales (POM) trabaja en esta iniciativa de investigación, liderada por el profesor Carlos Vargas Hernández y en el que también participan los alumnos Lizeth Mosquera Moncaleano, Mateo Rodríguez Muñoz y Fabio Romero Manrique.

 

Nini Valentina Naranjo Castaño, estudiante de Ingeniería Química que participa en el proyecto como su trabajo de grado, señaló: “La hidroxiapatita es el componente mineral de mayor abundancia en el tejido óseo de organismos vertebrados. Al producirla, queremos ayudar a los animales abandonados que requieran de un injerto o un sustituto de hueso para completar la reparación de una deficiencia esquelética debido a trauma, tumores o desarrollo anormal, y así restaurar la función normal del tejido”.

 

 

Procedimiento

Los fosfatos y calcios son los componentes esenciales de la hidroxiapatita, manifestó Naranjó, un contenido que puede ser hallado en las cáscaras de huevo, sin necesidad de residuos adicionales para la producción. 

 

El proceso consta de cuatro ciclos de combustión; en el primero se recolectan las cáscaras de huevo y se limpian mecánicamente para eliminar, mediante el calentamiento, residuos orgánicos de la yema y de la clara de huevo, entre otros.

 

En el segundo ciclo se produce el óxido de calcio y carbonato de calcio y, en el tercero, se hace una mezcla de lo que se obtiene con un fosfato de sodio o de calcio; con este último elemento se han obtenido mejores resultados. Una vez se obtiene esta mezcla, se lleva a una última combustión, a 900 grados centígrados.

 

La práctica de la molienda en el laboratorio de Procesos Productivos del Campus Palogrande, en la capital de Caldas, ha sido uno de los procedimientos ejecutado por los estudiantes para mejorar el proceso.

 

Uno de los pasos, la caracterización, lo han efectuado mediante la tecnología Raman, una técnica de espectroscopía donde muestra a través de una gráfica con respectivos picos, la producción de hidroxiapatita.

 

“Mandamos a hacer otros análisis de caracterización, entre ellos el de espectrometría infrarroja con transformada de fourier (FTIR), un estudio complementario que corrobora lo que ya hemos producido. Esperamos que los resultados sean positivos para seguir avanzando con la investigación”, concluyó Nini Valentina Naranjo.  

 

Hasta el momento, los estudiantes están buscando la sustancia idónea para hacer una mezcla con nanopartículas de plata, que permita hacer un producto más resistente a la contaminación por bacterias y hongos, entre otros elementos.

 

Para mejorar las propiedades mecánicas a los huesos curados, aspiran efectuar a futuro una aleación con colágeno, con la finalidad de que el producto salga al mercado y se pueda utilizar como una crema o un pegante.

 


Tags

Comentarios