Los mejores 'smartphones' del 2015

Por: El Confidencial | Diciembre 10, 2015

Escogemos nueve terminales que representan lo mejor de 2015 en telefonía. Desde la potencia pura de la gama alta a las altas prestaciones (y bajos precios) de los teléfonos de gama media y baja.

El año 2015 llega a su fin con un interesante cambio de tendencia en la telefonía móvil. Las fronteras entre las diferentes gamas comienzan a difuminarse gracias a la entrada de nuevos actores en el sector, como OnePlus, y a la aparición de terminales cuyos precios están bastante por debajo de sus prestaciones.

 

En Teknautas nos hemos quedado con nueve teléfonos que representan lo que ha sido este 2015. Un año de cierta transición en la gama alta, cuya gran novedad es la aparición de la pantalla curva del Galaxy S6 Edge, pero que ha presenciado movimientos interesantes tanto en la zona baja (el Moto G es uno de los mejores exponentes) como en la media, gracias a la consolidación del OnePlus 2 y la aparición del X.

 

El mercado está inundado de teléfonos. Y como suele suceder en las listas, son todos los que están pero no están todos los que son. Para Teknautas, esta es la recopilación de los mejores terminales de este 2015 que está a escasas semanas de terminar.

 

Gama baja

¿Qué es un terminal de gama baja? La principal vara de medir, en este caso, es el precio. En Teknautas creemos que debe ser un teléfono que esté por debajo de los 150 o 200 euros. Pero en esa gama de precios, somos conscientes de que no se pueden pedir peras al olmo. Tener conectividad 4G siempre es un plus agradable, así como un tamaño de pantalla decente. En otras palabras, es ese teléfono con el que iniciarías a tu madre en el mundo de los 'smartphones'.

Motorola Moto G


El Moto G de Motorola es uno de los teléfonos rompedores de este 2015. Lo es tanto por su precio, por debajo de los 200 euros, como por prestaciones, que le acercan más a la concepción de producto que tiene OnePlus. El Moto G es un teléfono bonito, lo que siempre es un extra cuando hablamos de terminales de gama media (puede cambiar de apariencia gracias a unas carcasas intercambiables), pero esconde muchos argumentos a su favor en su interior.

 

No solo es un teléfono sumergible -puede aguantar hasta 30 minutos a un metro de profundidad- que ofrece 4G y que viene acompañado de una cámara de 13 megapíxeles. Hablamos de un producto que se puede adquirir en la actualidad por 170 euros y que, por prestaciones, podría estar cerca de los 400. Sí, es cierto que no es precisamente veloz y que sus acabados en plástico no son los más deseables pero, en conjunto, es uno de los terminales más interesantes de Motorola.

 

Bq Aquaris A4.5


En Teknautas acabamos más que satisfechos con su hermano mayor, el M5, pero el Bq Aquaris A4.5 es un digno competidor en este segmento del mercado. Y lo es a pesar de contar con un tamaño reducido, ya que su pantalla se queda en 4,5 pulgadas. Estamos ante un terminal ligero, compacto y con unas buenas prestaciones básicas, como los 16GB de almacenamiento.

 

Este modelo Android One se podría etiquetar como la versión de gama baja de la familia Nexus. Viene con pocas opciones de personalización pero, a cambio, ofrece un funcionamiento aceptable con Android 5.1.1 y su rendimiento está por encima de la mayoría de competidores de su sector. 

 

Windows Lumia 640


El mayor atractivo del Lumia es aquel que más le diferencia de sus competidores y que más atrás puede echar a nuevos compradores: Windows Phone. Pero el sistema operativo de Microsoft pronto dejará paso a Windows 10 en los terminales Lumia, lo que debería suponer un interesante cambio en las prestaciones del teléfono.

 

El Lumia 640 es un teléfono similar a muchos de los que pueblan esta lista: cinco pulgadas de pantalla, 13 megapíxeles de cámara y un precio por debajo de los 150 euros. La gran duda reside en su propia naturaleza: ¿merece la pena arriesgarse y dar el salto al ecosistema móvil de Microsoft

 

Gama media

El segmento más interesante en la actualidad y donde se pueden identificar movimientos que van a marcar tendencia en los próximos meses. La irrupción de OnePlus ha puesto sobre la mesa un nuevo paradigma: terminales de precio moderado, por debajo de los 400 euros, pero con características que compiten de tú a tú con los mayores de la clase, ya sean Apple o Samsung.

OnePlus X 


La 'startup' china ha logrado hacerse con un hueco en la industria de la telefonía en tan solo dos años. Gran parte de la culpa la tiene un primer teléfono que sentó las bases de lo que iba a ser su imagen de marca: terminales con prestaciones de gama alta a precio de gama media, y que ha tenido su máxima expresión en este 2015 con el OnePlus 2.

 

Pero hemos querido poner el foco sobre el OnePlus X. Más novedoso y con un precio realmente agresivo, 269 euros, tiene una estética algo pasada de moda -¿a nadie le recuerda al iPhone 4?-, aunque sus características sean más que decentes: cinco pulgadas de pantalla, 3GB de RAM, 16GB de almacenamiento y unas cámaras muy resultonas con 13 megapíxeles para la trasera y ocho para la delantera.

 

Motorola Moto X Play


La versión de Motorola de lo que debería ser un OnePlus -350 euros pero prestaciones similares a las de un terminal de gama alta- es la viva demostración de que la firma vuelve a ser uno de los pesos pesados del sector. Y lo es por productos como el Moto X, un teléfono potente (con 2GB de RAM y una cámara trasera de 21 megapíxeles) con un acabado metálico que, unido a las diferentes carcasas que ofrece, le dan un aspecto resultón.

 

Pero no solo de apariencias vive el Moto X, que es uno de los terminales más veloces de su segmento. Si tuviéramos que ponerle una pega, sería el resultado de las fotografías nocturnas, donde tiene mucho que aprender de Samsung, y la escasez de almacenamiento: 16GB, en su versión más básica, se quedan algo cortos para según qué tipo de usuario. 

 

Sony Z5 Compact


Esta pequeña bestia de Sony es un terminal algo caro, cerca de los 500 euros, que ofrece prácticamente todo aquello que promete. Es liviano aunque acusa ligeramente el tamaño de la pantalla -esas 4,5 pulgadas le sitúan por debajo del OnePlus X-, pero tiene una batería más que decente de 2.700 mAh, que supera a la del iPhone 6S, que se queda en 1.800.

 

El Z5 Compact es un excelente terminal para jugar y navegar sin agobiarse por la batería gracias al modo Stamina Ultra, que ofrece unas prestaciones que pocos terminales de su liga pueden igualar.

 

Gama alta

Las mejoras en prestaciones y precio que los terminales de gama media han introducido en los últimos meses están colocando en una situación difícil a los teléfonos de primera línea. Tanto Apple como Samsung comienzan a sufrir en algunos aspectos frente a Motorola o OnePlus, aunque hablamos de teléfonos que siguen siendo lo mejor de lo mejor hasta la fecha. Pura potencia e innovación a precio de oro.

iPhone 6S


Esta pequeña bestia de Sony es un terminal algo caro, cerca de los 500 euros, que ofrece prácticamente todo aquello que promete. Es liviano aunque acusa ligeramente el tamaño de la pantalla -esas 4,5 pulgadas le sitúan por debajo del OnePlus X-, pero tiene una batería más que decente de 2.700 mAh, que supera a la del iPhone 6S, que se queda en 1.800.

 

El Z5 Compact es un excelente terminal para jugar y navegar sin agobiarse por la batería gracias al modo Stamina Ultra, que ofrece unas prestaciones que pocos terminales de su liga pueden igualar.

 

Gama alta


Las mejoras en prestaciones y precio que los terminales de gama media han introducido en los últimos meses están colocando en una situación difícil a los teléfonos de primera línea. Tanto Apple como Samsung comienzan a sufrir en algunos aspectos frente a Motorola o OnePlus, aunque hablamos de teléfonos que siguen siendo lo mejor de lo mejor hasta la fecha. Pura potencia e innovación a precio de oro.

 

iPhone 6S


Samsung necesitaba dar un golpe de efecto para demostrar que su producto estrella estaba a la altura del iPhone. En un año de pocas novedades para Apple, ha sabido acaparar los focos gracias, en primera instancia, a la agresividad de su diseño. La versión Edge del Galaxy S6 con una doble curvatura en pantalla es toda una declaración de intenciones que se complementa con una de las mejores cámaras del mercado. No se trata solo de sus 19 megapíxeles sino de la apertura, que llega hasta f1.9, y que ofrece uno de los mejores resultados del sector a pesar de haberse lanzado en plena primavera.

 

La inclusión de la carga rápida, la pantalla Super AMOLED, los 3GB de RAM y los 32GB de almacenamiento del modelo básico demuestran que estamos ante un terminal potente y que no deja prácticamente nada al azar. El precio actual, gracias al paso de los meses, lo convierte en una opción muy atractiva.

 

LG G4


El terminal estrella de LG está a un precio muy goloso, 449 euros que lo acercan a un OnePlus 2, pero con unas prestaciones superiores. La pantalla 2K de 5,5 pulgadas es la puerta de entrada a un teléfono cuyas prestaciones son similares a las de un Galaxy aunque su acabado puede convencer a aquellos compradores que buscan un extra al hacer un desembolso considerable.

 

El LG G4 pretende distinguirse del resto por la cámara. ¿Hablamos de 'hardware'? No precisamente. El modo manual para disparar permite un nivel de control muy elevado sobre la óptica: histograma, balance de blancos, sensibilidad ISO hasta 2700, enfoque, compensación de la exposición y una velocidad de obturación 1/6000 le permiten sobresalir. El resultado se traduce en imágenes en formato RAW cuyo peso se va a los 20MB, lo que habla del acabado de las mismas.


Comentarios