¿Quién quiere comprar Twitter?

Por: José Manuel Rodríguez | Agosto 8, 2015

La compañía del pájaro azul lleva días cayendo en la bolsa y se está convirtiendo en objeto de adquisición asequible. Analizamos quiénes podrían estar interesados y por qué.

En apenas unas semanas, Twitter ha pasado de valer más de 30.000 millones en bolsa a apenas superar los 18.000. Desde que la plataforma presentara resultados del segundo trimestre del año, sus acciones han protagonizado una tendencia sostenida a la baja, hasta mínimos históricos que han desatado los rumores sobre una posible compra.

 

Como consejero delegado interino, Jack Dorsey afronta el reto de devolver la confianza en la empresa a analistas e inversores, mientras Twitter encuentra a un líder estable. Pero de momento el escenario es incierto, ya que, aunque la compañía haya indicado que vender no está entre sus planes, solo el director financiero de la empresa no está deshaciéndose de acciones a lo largo de este año.

 

En todo caso, ¿quién podría estar interesado en comprar esta plataforma y por qué motivos? 

 

A medida que la acción se devalúa y siguen creciendo las especulaciones sobre esa posible adquisición, se perfilan tres posibles candidatos principales, cuyos intereses y posibilidades analizamos a continuación.

 

Google

En principio es el encaje favorito para muchos analistas o periodistas especializados en tecnología. La empresa fundada por Larry Page y Sergey Brin no ha sido capaz de entrar en la web social con un producto exitoso y prácticamente acaba de sentenciar su esfuerzo con Google +.

 

A favor: Google dispone de alrededor de 70.000 millones de dólares que Google para gastar en estos momentos, así que la compra al valor actual de Twitter no sería un esfuerzo impensable. Además, ambas compañías colaboran ya bajo sendos acuerdos para mostrar tuits en búsquedas y con fórmulas publicitarias.

 

En contra: Larry Page, consejero delegado de la compañía, no parece muy interesado en Twitter. Además, Google ya está obteniendo de esa compañía gran parte del valor que le aportaría una posible compra: los datos.

 

Facebook


Tal y como explica Nick Bilton en su libro 'Hatching Twitter', el gigante de la web social ha intentado comprar Twitter en dos ocasiones. La última de ellas se remonta a finales de 2008, cuando los fundadores Biz Stone y Evan Williams, que acababa de reemplazar a Dorsey como consejero delegado, estimaron en 500 millones el valor de la compañía ante Mark Zuckerberg. 

 

La venta no se llevó a cabo entre otras cosas porque Williams defendió ante el resto de la junta directiva que Twitter era una empresa "de 1.000 millones de dólares" y Facebook no suponía ni una amenaza ni una cultura empresarial interesante en la que integrarse. Algunos analistas suponen que, de no haberse producido el relevo de liderazgo, Dorsey sí hubiera promovido esa operación.

 

A favor: Facebook supera a Twitter en casi todos los aspectos, salvo en el del descubrimiento y seguimiento de noticias en tiempo real, lo que les convierte en productos complementarios. Además, Zuckerberg y Dorsey mantienen buena relación, hasta el punto de que hubo una oferta sobre la mesa para que el segundo se incorporara al gigante de la web social. 

 

En contra: El ecosistema de aplicaciones de Facebook tiende a desarrollarse en torno al tiempo real, con Instagram como punta de lanza para pelearle a Twitter la atención en el relato audiovisual inmediato de lo que está sucediendo. Esa estrategia podría hacer innecesaria la compra de Twitter, que a ojos de Zuckerberg podría no ser la empresa con potencial que trató de comprar hace siete años.

 

Yahoo!


El que fue uno de los grandes gigantes de los primeros tiempos del internet que conocemos trata de reinventarse de la mano de Marissa Mayer. Yahoo! ha vivido mejores tiempos y entonces ya trató de adquirir Twitter, en un estado casi embrionario con unos 250.000 usuarios, por alrededor de 12 millones de dólares. Aquella oferta fue rechazada porque los fundadores entendieron que era baja.

 

A favor: Yahoo! se está reubicando en el mundo de los contenidos digitales, especialmente para usuarios jóvenes, y Twitter podría encajar en esa estrategia. Además, Marissa Mayer era una defensora de la compra de Twitter cuando trabajaba en Google.

 

En contra: Tras la adquisición de Tumblr no ha habido ningún otro movimiento notable en torno a plataformas sociales para Yahoo!, que se ha dedicado a sobre todo a adquirir empresas relacionadas con el móvil y el vídeo.


Comentarios