India, el gran dragón en la venta de 'smartphones'

Por: El Confidencial.com / Alberto G. Luna | Mayo 21, 2015

Con más de 1.200 millones de habitantes de los que sólo un 10% dispone de teléfono inteligente, el mercado indio es uno de los que más rápido crecerá en los próximos años.

Según el último informe presentado por IDC, el mercado chino ha registrado su primer descenso en la venta de smartphones en seis años. Durante el primer cuarto de 2015 se vendieron en China 98,8 millones de estos dispositivos. O lo que es lo mismo: un 4,3% menos que el mismo periodo del ejercicio anterior. Después de haber cosechado aumentos de ventas interanuales de alrededor del 20%, la mayoría de analistas estima que el sector de la telefonía móvil se estancará este año a nivel global. Hay un país, sin embargo, donde se vislumbra un poco de luz: India.

 

Con más de 1.200 millones de habitantes de los que sólo un 10% dispone de teléfono inteligente, el mercado indio es uno de los que más rápido crecerá en los próximos años. India fue el país con mayor número de nuevas líneas móviles en 2014 (815 millones en total), y se espera que los indios compren alrededor de 150 millones de smartphones en 2016.

 

Con estas cifras no es de extrañar que muchos fabricantes hayan fijado su mirada en esta región.

 

El año pasado, el CEO de Lenovo, Yang Yuanqing, auguró que el hiper crecimiento en China había llegado a su fin, al mismo tiempo que añadió: “Si quieres ganar tienes que encontrar nuevas áreas de crecimiento". Son muchas las empresas chinas que ya están centrando todas sus energías en vender más en el país vecino. De esta forma, marcas como Coolpad, Xiaomi, OnePlus o Gionee están anunciando sus nuevos dispositivos en India además de planear establecer sus propios centros de investigación.

 

Xiaomi anunció el mes pasado un teléfono pensado para el mercado indio. Tras resolver sus problemas de patentes con Ericsson en el país asiático, Hugo Barra fue el encargado de presentar el Mi4i, un teléfono de gama media con un diseño similar a los de sus premium pero con unas características y sobre todo un precio inferiores: alrededor de 200 dólares. Meizu hizo lo propio con el M1 Note, Lenovo con el S60 y OnePlus con su modelo One sin invitación.

 

Pero las chinas no son las únicas que están apostando por este mercado. Samsung acaba de anunciar su primer smartphone Tizen en este país. Se trata del Z1, un móvil de gama media/baja que cuesta un poco menos de 100 dólares. Google por su parte, presentó en India su terminal de bajo coste Android One, que se venderá únicamente en India, Indonesia y Filipinas. El precio de este dispositivo ronda los 105 dólares y el encargado de presentarlo fue el vicepresidente de Android, Chrome y Google Apps, Sundar Pichai (precisamente de origen indio).

 

Siguiendo esta tendencia, la japonesa Sony también tiene pensado anunciar un nuevo móvil en una conferencia que tendrá lugar el próximo 26 de mayo en Nueva Delhi. Y la lista se extiende con multitud de marcas más.

 

“Gracias a la fusión con Lenovo, Motorola se ha convertido en el tercer fabricante mundial de teléfonos móviles. En los próximos años queremos ascender a la segunda posición y para ello necesitamos llegar a mercados como el de India", han explicado a Teknautas desde Motorola. "Este es uno de los países en los que estamos obteniendo mejores resultados. Las unidades del Moto G sin ir más lejos, se agotaron en menos de una hora el mismo día que se puso a la venta. Creemos que nuestra estrategia de ofrecer dispositivos con una gran relación calidad/precio se ajusta perfectamente a las necesidades de los consumidores de estos países en pleno crecimiento, donde los usuarios están deseosos de disponer de un smartphone de altas prestaciones a un precio asequible".

 

Según ha añadido Ericsson a este periódico, "actualmente India tiene un espectro de banda ancha móvil instalado mucho menor que el de otros países. La liberación de espectro adicional en las bandas importantes hará que los servicios sean más asequibles, mientras que la armonización del espectro permitirá que se produzca un ecosistema de dispositivos de menor coste. Esto tendrá un papel esencial en el crecimiento de la banda ancha móvil en el país y será un factor cada vez más importante para impulsar la capacidad total, calidad y experiencia de usuario de la red móvil".

 

El último informe Ericsson Mobility Report de la compañía sobre tendencias y previsiones de consumo señala que el uso de datos y servicios móviles en India es cada vez mayor, con una creciente proporción de personas con bajos ingresos que se descargan apps y vídeos en streaming desde este tipo de aparatos. Se prevé además que la cobertura WCDMA/HSPA llegue al 90% para 2020 debido a la demanda de servicios de datos y el lanzamiento de teléfonos asequibles.

 

Una competencia local feroz

 

De cualquier forma, no todo son buenas noticias para las compañías que están empezando a apostar por este mercado. Y es que la competencia local está siendo feroz.

 

Además de Xiaomi, el año pasado OnePlus también tuvo problemas de patentes en India. En este caso la culpable fue Micromax, una empresa local que le impidió temporalmente vender sus dispositivos en el país al ostentar la exclusividad del sistema operativo CyanogenMod, la misma plataforma que utilizaba la marca china. OnePlus escribió una carta a sus usuarios disculpándose por las molestias ocasionadas y prometió resolver el problema cuanto antes. Recientemente la marca cambió de sistema operativo y estrenó OxygenOS, su propia ROM de Android.

 

Según Canalys, Micromax superó el pasado 2014 a Samsung como mayor fabricante de teléfonos inteligentes en India con un 22% y un 20% respectivamente, seguidos de las otras compañías indias Karbonn y Lava, que no tienen intención de ponerles las cosas fáciles a las foráneas.

 

Un 24% de los terminales vendidos en India durante el cuarto trimestre del año pasado fueron dispositivos con un precio inferior al de 100 dólares, mientras que un 41% estaba en un rango de entre 100 y 200 dólares. Se prevé que durante este 2015 se vendan alrededor de 110 millones de smartphones en el país asiático. La china Coolpad reconoció al diario The New York Times que pretende vender cuatro millones de unidades de su modelo de teléfono Dazen recién estrenado, y hasta 20 millones en tres años.

 

"Queremos convertirnos en una empresa india", dijo por su parte el Presidente Ejecutivo de Xiaomi, Lei Jun, tras presentar el Mi4i. ¿Una exageración? No lo crean. Cualquier cosa vale para hacer caja en el nuevo El Dorado de los fabricantes de smartphones.

 


Tags

Comentarios