De cara a los altares y las mesas de diálogo

Por: Agencia de Noticias UN | Agosto 7, 2016

Una iglesia cuyos sacerdotes en zonas de conflicto resultaron determinantes en los cambios de su concepción frente a los diálogos y obsesionada por mostrar unidad es la que muestra el libro ‘Entre altares y mesas de diálogo’.

Esta obra, de Laura Camila Ramírez, politóloga de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), recopila múltiples entrevistas a los mayores jerarcas de la Iglesia católica colombiana, protagonistas en los acercamientos de organizaciones armadas con distintos gobiernos a lo largo de 12 años. De esta manera, evidencia cómo se da la ruptura de una visión muy negativa sobre la salida a los problemas de la violencia para pasar a una postura más dialogante sobre el tema.

 

Entre altares y mesas de diálogo: el episcopado colombiano en acercamientos de paz con grupos armados ilegales (1994-2006) deja entrever la heterogeneidad de opiniones que hubo al interior de la iglesia, que sin embargo “jamás significaron una amenaza de ruptura al interior de ella”, explica el padre Fernán González, coordinador del Programa Construcción de Paz y Desarrollo del Cinep y autor del prólogo del libro.

 

Los testimonios de monseñor Luis Augusto Castro, Pedro Nel Beltrán, monseñor Alberto Giraldo y el cardenal Pedro Rubiano, entre otros, hacen eco ante los interrogantes de la investigadora, para mostrar los cambios de la dirección eclesiástica y la necesidad de un acercamiento de diálogo frente a los actores armados.

 

El libro, de la investigadora del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales, Iepri, de la U.N., muestra cómo la iglesia empieza a evolucionar “de una posición de desconfianza a una mucho más activa, durante los distintos gobiernos -Samper, Pastrana y Uribe-”, explica el sacerdote del Cinep.

 

Sin embargo, añade el prologuista de la obra, Laura Ramírez pone en evidencia la multiplicidad de posiciones de la iglesia que no aparecieron en público por la obsesión de esta institución de irradiar unidad.

 

Pese a que el análisis es desde 1994, en el texto hay un espejo retrovisor que permite concluir cierta desconfianza de la iglesia frente al gobierno de Belisario Betancourt.

 

El contenido muestra más detalles de la durísima posición del cardenal Pedro Rubiano frente a la crisis presidencial en el gobierno Samper (por los dineros del narcotráfico en la campaña), cierta cercanía de la iglesia y apoyo a los procesos de negociación de Pastrana y un distanciamiento con el expresidente Uribe por la defensa de la existencia del conflicto armado interno.

 

“Ella (Laura Ramírez) también muestra cómo los obispos de las zonas marginales o más golpeadas por el conflicto armado son mucho más positivos frente al diálogo y cómo la iglesia fue adoptando prácticamente una posición de acercamiento más pastoral a la paz”, agrega.

 

La investigadora les da voz a esos obispos y curas de diversas zonas del país para esclarecer las diferencias regionales y matices sobre las concepciones del conflicto, por lo que aparecen religiosos de latitudes como Barrancabermeja, la costa norte, Apartadó y muchas otras.

 

La investigadora del Iepri se encuentra actualmente en El Colegio de México D.F., donde adelanta estudios de doctorado en Historia.

 

Su libro será presentado por Fernán González a partir de las seis de la tarde de este miércoles, en la librería Lerner del norte (carrera 11 N.° 93A-43), junto con otras cuatro publicaciones de investigadores del Iepri, entre ellas: El Plan Colombia. La intervención de Estados Unidos en el conflicto armado colombiano (1998- 2012), de Diana Marcela Rojas; La guerra y el contrato social en Colombia, de William Ramírez Tobón; Remedios nocivos. Los orígenes de la política colombiana contra las drogas, de Andrés López Restrepo; y Vislumbrar la paz. Violencia, poder y tejido social en ciudades latinoamericanas, de Carlos Mario Perea.


Comentarios