“Que la paz te toque”

Por: Digna Irene Urrea - @direneu y Margareth Sanchez | Mayo 13, 2016

Fundación Mi Sangre creada por el cantante Juanes, cumple 10 años de existencia. Desde sus inicios se ha caracterizado por generar espacios donde niños y jóvenes construyen y promueven una cultura paz. Para celebrar su cumpleaños la organización abrió un concurso “Que la paz te toque” con el que pretende que personas entre los 14 y 28 años participen en alguna de las tres categorías. Confidencial Colombia habló con Diana Arismendi, directora ejecutiva (e), quien nos contó detalles del concurso.

 

¿Cuál ha sido el trabajo de ustedes en estos 10 años?

 

En estos 10 años la fundación ha llegado a 100 mil participantes, entre niños, jóvenes y adultos con un enfoque que es el de cómo podemos empoderar a la niñez y a la juventud para que ellos se reconozcan como líderes y agentes de cambio y se conviertan en constructores de paz, en personas que puede transformar los conflictos en nuevas formas de convivencia para convivir de una manera crítica, responsable y participativa.

 

¿Cuáles han sido los retos y los logros que han obtenido durante estos años?


Han sido enfocarnos en el contexto en el que quisimos trabajar desde que empezamos y es cómo podemos llegar a territorios donde la violencia los ha impactado y cómo podemos transformarlos de una manera diferente. Nosotros como fundación estamos convencidos que es posible romper con el ciclo de violencia a través de una cultura de paz, pero la que empieza desde cada individuo desde acciones cotidianas. Es por eso que nos hemos enfocado en la niñez y en la juventud, porque ellos, no son solo víctimas de conflicto, sino que son un agente muy poderoso de cambio y de transformación. Nuestro principal logro, es que al fijarnos en esta población estamos logrando mucho más cambios.

 

La Fundación Mi Sangre se caracterizó, desde un principio por ayudar y acompañar a las personas víctimas de minas antipersonal, incluso se dio a conocer por esa labor ¿Qué ha pasado con ese tema?


Es claro que empezamos por ahí. A través de todo ese proceso de acompañamiento psicosocial a víctimas de minas antipersonal, nos llenamos de muchos aprendizajes, pero sobre todo entendimos que teníamos que ir un poco más allá y debíamos hacer una labor más de prevención, no solo de este tipo de violencia, sino de cualquier tipo de violencia. Es ahí como hace 10 años nos propusimos a crear un modelo de educación para la paz, para que ellos puedan empoderase y a través el del desarrollo de habilidades para la vida puedan empezar a crear una cultura de paz.

 

Actualmente la fundación sigue trabajando en atención psicosocial, pero de una manera mucho más integral. Es decir, cuando llegamos a las comunidades hacemos no solo trabajo social, sino que intentamos sanar las heridas y hacer actividades para la construcción del tejido social.

 

La fundación no trabaja sola. Cuando llegamos a una comunidad involucramos a los adultos, a los docentes, a las instituciones educativas para que todos le podemos crear el ambiente adecuado para los niños y jóvenes, y así se sientan líderes de paz.

 

Cuando ustedes llegan a estas comunidades ¿cómo hacen para generar confianza y que los reciban en las poblaciones?


Nuestro éxito ha sido nuestro canal de trasformación que es el arte y la lúdica. Entonces cuando llegamos a una comunidad les contamos que vamos hablar de paz pero de una manera distinta para que los chicos empiecen a conocer su entorno en el que viven para que reflexionen y generen ideas para solucionar las problemáticas que hay en su espacio. También lo hacemos directamente con las instituciones educativas, capacitamos a los docentes para que ellos desarrollen en sus estudiantes habilidades para la vida.

 

¿En qué regiones del país hacen presencia?


En estos 10 años hemos llegado a 11 departamentos, en 45 municipios.

 

¿Cómo van a conmemorar los diez años de la Fundación Mi Sangre?


Hemos querido hacer todo un recuento para poder entender y recoger algunas experiencias de algunos jóvenes que fueron participantes que vivieron el proceso de violencia, pero que también tuvieron soluciones de paz.

 

También queremos vincular el talento de los jóvenes con el momento que está viviendo el país para que ellos reflexionen y reconozcan el proceso de paz, pero para nosotros lo más importante es escuchar su voz. Entender cómo se expresan y cuál es su punto de vista acerca de la paz. Hay concurso que se llama “que la paz te toque” donde estamos convocando a jóvenes colombianos, residentes en el país entre 14 y 28 años para que se motiven a componer una canción, a escribir una crónica o producir un video, esas son las tres categorías que tenemos, para que respondan la pregunta ¿cómo empezar de nuevo esta vez con todo? y de esta manera que ellos evidencien todas esas idean que tienen acerca del proceso de paz.

 

Algo que queremos evaluar en el concurso más allá de la calidad y la producción de estas piezas, es el mensaje y las ideas que quieren transmitir. Es decir, cuál es la reflexión de los jóvenes colombianos que están haciendo sobre el proceso que está viviendo el país.

 

Es por eso, que uno de los premisos es la profesionalización de los trabajos, que con la compañía de expertos de cada una de las categorías van a poder tener ese acompañamiento.

 

Vamos a contar con jurados muy reconocidos: en canción tenemos a Juanes, en la parte de video va estar el cineasta Víctor Gaviria y en crónica el periodista Alberto Salcedo Ramos.

 

¿Hasta cuándo va la convocatoria y cómo pueden participar?


El concurso se abrió el 30 de abril y va hasta el 30 de junio. Toda la información está la pueden encontrar en http://elartetehaceparte.misangre.org/ Ahí van a encontrar todas la bases del concurso, sino los premios que se van a entregar. 

 

 


Comentarios