Hasta el exceso de agua es perjudicial

Por: Pablo Galofre Marulanda | Julio 9, 2014

Llevo un poco más de 10 años trabajando en la industria de las bebidas, especialmente, en las bebidas energéticas y déjenme decirles que es un mundo regido por aquello que los expertos llaman el “bad press” aunque claro es un poco medicina que a los lideres les ha tocado chupar por la mala estrategia de mercadeo que utilizaron al inicio de su gestión.

Fue hace más o menos unos 30 años cuando el Austriaco  Dietrich Mateschitz fundó la conocida bebida energética del toro rojo: Red Bull, su estrategia en un inicio fue lanzarla como la bebida que acompañaría a los rumberos de largas jornadas, esos que les gustaba el trance y bailar hasta el amanecer, esos que les gustaba acompañar el baile con las drogas sintéticas tales como éxtasis, LSD, etc. Fue tal el éxito que rápidamente esta bebida fue considerada casi como una de estas drogas sintéticas y de ahí la mala fama con la que cuentan hoy.

 

A partir del incremento vertiginoso en ventas de esta bebida, e imagino yo que con un sentimiento de responsabilidad fue cuando decidieron alejar su estrategia de mercadeo un poco de la rumba, y más bien posicionarla como una bebida mas amiga del deporte. Más exactamente del deporte extremo y aunque para mí son los inventores de la estrategia de mercadeo más innovadora que ha existido en la historia de las bebidas pues se basa en la creación de contenido, la verdad es que el daño ya estaba hecho, y es lo que hoy a los empresarios de estas bebidas nos tiene luchando contra una mala imagen y un posicionamiento que se logro en un principio.

 

Los competidores de las bebidas energéticas  se han atado a ese posicionamiento y se han dedicado a hacerle el correspondiente  bad press. Hoy en día es una lucha de lobbies entre grandes que pelean por una bebida inofensiva que obvio como muchos otros productos debe ser consumida con moderación, pero díganme ustedes ¿qué producto no?

 

Las bebidas energéticas están compuestas en general por: sacarosa, glucosa, glucuronolactona y fructosa, en forma individual o combinados. El aminoácido más común es la taurina y están casi todas las vitaminas del grupo B y en algunos casos la vitamina C. También tienen cafeína una sustancia que pertenece a la familia de las metilxantinas que también incluye otros compuestos similares como la teofilina, y la teobromina. Se dice que el hombre consume esta sustancia en alimentos y bebidas desde los años 1500 antes de Cristo cuando datan las primeras evidencias del consumo de Cacao.

 

Entrar a discutir si estos ingredientes son buenos o malos para la salud, traería implícito que entidades como el FDA en USA o el INVIMA en Colombia no son instituciones serias, que por mi experiencia son entidades extremadamente exigentes en cuanto a los ingredientes que se aprueban para el consumo humano. La verdad es que si las bebidas energéticas están permitidas es porque se ha realizado una seria investigación en cuanto a sus ingredientes y encuentran que  lo único que se puede decir es que se debe consumir con moderación.


Tags

Comentarios