Rajoy le dio una semana a Cataluña para que confirme o no la independencia

Por: El Economista - Confidencial Colombia | Octubre 11, 2017

El Gobierno de Mariano Rajoy le dio cinco días (hasta el lunes 16 de octubre) al presidente catalán, Carles Puigdemont, para que confirme si ha declarado la independencia de Cataluña y fija un segundo plazo, hasta el jueves, para que rectifique y evite su aplicación. Así lo recoge el requerimiento que anunciado este mismo miércoles por la mañana.

 

Dicho requerimiento fue aprobado en una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros y se ha entregado esta tarde a la Generalitat catalana.

 

Esta decisión del Ejecutivo supone un paso "previo a cualquiera de las medidas previas que se pueden adoptar sobre el artículo 155", según ha aclarado el propio presidente español, que ha indicado además que la respuesta que Puigdemont dé marcará "el futuro de los acontecimientos en los próximos días". Así, ha dicho que si manifiesta su voluntad de respetar la legalidad y restablecer la normalidad institucional, "se pondría fin a un periodo de inestabilidad, tensiones y quiebra de la convivencia".

 

Algunas horas más tarde, en la comparecencia en el Congreso a petición de los grupos, Rajoy ha desarrollado la postura del Gobierno tras anunciar el requerimiento a Puigdemont: "Deseo fervientemente que acierte en su respuesta", ha dicho en un mensaje al presidente catalán. Rajoy ha criticado que los gobernantes de Cataluña hayan perpetrado "un ataque desleal y muy peligroso" contra España y contra la convivencia pacífica de los ciudadanos.

 

Rajoy ha aprovechado para deslegitimar el referéndum celebrado el 1-O. "Ese referéndum ilegal ha fracasado rotundamente", ha dicho antes de agradecer a jueces, fiscales, Guardia Civil y Policía su labor en el desmantelamiento de la convocatoria.

 

"El futuro de Cataluña pasa por cerrar la fractura", ha dicho Rajoy, que ha apostado por el catalanismo integrador y ha rechazado mediación o diálogo ante la unilateralidad. "Debo advertir que no es posible aceptar la imposición unilateral de puntos de vista imposibles. [...]¿Se puede dialogar? Por supuesto. Sobre la financiación y autogobierno, sobre la calidad de los servicios públicos, sobre la rendición de cuentas, se puede mejorar el marco de convivencia" y en el marco de los recursos que para ello existen.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 


Tags

Comentarios