Desacato de gobierno a industria textil genera cierre de Fabricato

El sorpresivo anuncio por parte de Fabricato, una de las empresas icono del sector textil al comunicar el cierre de su producción por 15 días, deja ver que en la industria las cosas no están marchando como debe ser, o como lo muestra el gobierno a través del Ministerio de Comercio industria y turismo y entidades afines.

 

Por medio de una circular proveniente de la gerencia de gestión humana de la empresa, se dio a conocer las razones por las cuales la compañía suspenderá sus actividades, de acuerdo al texto las decisión se toma “por las condiciones negativas del país, el debilitamiento de los aranceles de importaciones, la masiva entrada de telas y prendas, al igual que el contrabando de productos textiles.

 

Estos temas son de constante preocupación para quienes hacen parte de la cadena productiva de textiles y confecciones. Fuentes muy cercanas a miembros de la junta directiva de la Cámara Colombiana de las Confecciones y Afines cccya nos dijeron que tras el anuncio ellos expresaron que lo sucedido “era una crónica de una muerte anunciada”

 

Ya que de manera reiterativa el gremio, a través de la Cámara de las Confecciones le ha citado al gobierno nacional y en especial a la Ministra saliente María Claudia Lacoture que el desmontado del arancel mixto afecto la producción y empleo del sector.

 

Otra de las reacciones de los miembros de la junta de la cccya fue que “por fin alguien se atrevía a decir que no es solo el contrabando técnico y abierto el que tiene en jaque la industria, si no también los bajos aranceles para la importación de telas y prendas

 

Otro de los apartes de la carta que emitió fabricado es que los factores antes mencionados han afectado de manera sistemática las ventas y han incrementado el inventario de los productos terminados, generando que las operaciones industriales sean negativas en el primer semestre del año.

 

Para los representantes del gremio textil y confecciones lo sucedido con Fabricato es algo lamentable para la industria, pero también es la oportunidad para insistirle al gobierno nacional de poner el máximo arancel permitido por la OMC a las prendas que es del 40% y que los hilo tengan un arancel del 0% para producción nacional.

 

Peticiones que no ha hecho eco en el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, ya que estos se han preocupado más por no afectar las importaciones formales que de alguna manera han agudizado la situación de los empresarios textileros en Colombia.

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter



Tags

Comentarios