Los nuevos aires que corren en el liberalismo colombiano

Se palpa en el ambiente político mundial que hay una nueva etapa política marcada por la inestabilidad y en algunos casos la agresividad de tendencias poco tolerantes y más cercanas al totalitarismo. Pasa en todo el mundo y no es de extrañar que también lo haya en Colombia. Alejados a esas tendencias, también surgen políticos jóvenes, más centrados y liberales, que intentan poner un poco de cordura al caliente panorama político. Las irrupciones de presidentes como Emmanuel Macron, en Francia: o Justin Trudeau, en Canadá; o personajes como el español Albert Rivera, no hacen sino poner una nota de optimismo al futuro de este arte llamado política.

 

En Colombia, también los tenemos jóvenes pero sobradamente preparados: políticos como Luis Ernesto Gómez, Carlos Eduardo Correa o David Barguil. La siguiente generación de dirigentes que a buen seguro garantizan honestidad y una gestión moderna en las próximas décadas.

 

En el partido liberal, que cuenta con pocas figuras de renovación, se destaca una nueva promesa política que desarrolla una agenda liberal moderna. -Los ciudadanos reclaman nuevas caras en la política, con ideas transformadoras que los representen. El actual viceministro del Interior, Luis Ernesto Gómez Londoño, es un claro exponente de esta nueva política. Tan solo 35 años, de Medellín, es Economista y Politólogo de la Universidad Humboldt de Berlín con maestrías en Ciencia Política de esa Universidad y en Administración Pública del London School of Economics.

 

Gómez es un vocero reconocido en materia de democracia digital y el uso de tecnologías para promover la participación ciudadana. En su actual cargo tiene la responsabilidad de liderar la formulación, adopción y seguimiento de las políticas públicas del Ministerio, especialmente las relativas a la participación ciudadana; los derechos y libertades fundamentales; los asuntos étnicos, de la población LGBTI y en situación de vulnerabilidad, y la coordinación del control de la gestión misional de la entidad.

 

En su etapa de viceministro de Empleo y Pensiones. impulsó el programa 40 mil primeros empleos y la Ley Pro-joven (ley 1780) que eliminó el requisito de la libreta militar para trabajar y creó  incentivos tributarios y financieros para el emprendimiento y la empleabilidad juvenil. Por esta labor fue nominado, en el 2016, por la revista Semana como uno de los mejores líderes del año.

 

Actualmente, también ejerce la labor de catedrático en la Maestría de Gobierno y Política Pública de la Universidad Externado de Colombia y de la Universidad Nacional de Colombia.

 

Desde su inicio en la política se ha dedicado a promover diferentes iniciativas de carácter netamente liberal, como lo demostró recientemente con su oposición al referendo para limitar la adopción de niños y niñas a familias conformadas únicamente por parejas heterosexuales.

 

Así mismo, participó, junto a las plataformas animalistas, en la construcción del proyecto de Ley para eliminar las corridas de toros en Colombia, en rechazo a esa tradición cultural que involucra el maltrato y violencia contra los animales. 

 

En la esfera política se le reconoce por ser un activo defensor de la participación de los jóvenes en los diferentes sectores de la sociedad y de su poder transformador en la democracia colombiana, impulsando así nuevas formas de participación ciudadana y el uso de tecnologías para promoverla.  

 

Desde su cargo, también ha logrado abrirle mayores oportunidades a las minorías étnicas y avanzar en acuerdos dirigidos a un modelo de desarrollo económico sostenible que proteja el medio ambiente y vele por la integridad de sus territorios; acciones afirmativas que fueron destacadas en New York el pasado mes de abril, durante la plenaria de alto nivel de las Naciones Unidas. 


Tags

Comentarios