Gobierno de España ataja la rebelión cesando al gobierno catalán

Como se había previsto este sábado el El Consejo de Ministros de España le propuso al Senado finalizar todas las funciones del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el del vicepresidente, Oriol Junqueras, y el de todos los consejeros del Govern.

 

Permitiendo que Mariano Rajoy asuma de manera directa la competencia de decretar la disolución anticipada del Parlament de Cataluña. Para así convocar a elecciones autonómicas, en un plazo que no exceda los seis meses.

 

Para que ello pueda producirse, deben darse antes las condiciones de vuelta a la legalidad y de normalización de la convivencia adecuadas. Mientras esto se da la Administración de la Generalitat continuará funcionando bajo las normas de las autoridades que cree el Gobierno de la Nación.

 

El Ejecutivo central reforzará el control en puntos principales como: el área de Seguridad, Hacienda y telecomunicaciones. Donde se establecerán "medidas singulares" ya que estas son fundamentales para la aplicación completa del Artículo 155.

 

Además, el Gobierno dictará instrucciones directas y de obligado cumplimiento a los Mossos d`Esquadra y acordar el despliegue de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Cataluña. En el caso de incumplimiento se exigirá responsabilidad administrativa o reclamar responsabilidades patrimoniales, contables o penales.

 

En cuanto a la gestión económica, financiera, tributaria y presupuestaria, el Gobierno garantizará que la totalidad de los fondos sean dirigidos a los entes y entidades vinculadas o dependientes al sector público empresarial para evitar que se destinen a actividades secesionistas.

 

Por otro lado, garantizará que los ingresos que corresponde recaudar o recibir por cualquier título no se destinen a fines que contravengan las medidas adoptadas por el artículo 155.

 

También se propondrá al Senado, que el presidente del Parlament no pueda proponer candidato a la Presidencia y que el Parlamento catalán no podrá celebrar votación de investidura ni mociones de censura.

 

Será el Senado, el que tenga la última palabra con relación a estas medidas, de ser aprobadas tendrán que formar parte de un decreto del Gobierno.

 

 

 

 

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 


Tags

Comentarios