Conozca el poder detrás de las campañas de Clinton y Trump

Por: Confidencial Colombia - @confidencialcol | Noviembre 4, 2016

 

En medio de esta maratónica carrera presidencial entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, mucho se ha especulado sobre sus ataques tanto personales como profesionales, pero ¿hay algo más allá del show mediático que a diario nos presentan?. Conozca el poder detrás del poder.

 

Como todos sabemos, las elecciones se ganan con ideas, una carrera política, mucha popularidad y varias alianzas personales y partidistas. Pero a su vez muchos ignoran un musculo casi tan importante como todas las anteriores habilidades y es el dinero. Pero ¿qué y quienes están detrás del dinero?

 

Siempre se habla sobre la maquinaria política que necesitan los candidatos para poder llegar a una candidatura presidencial, el poder divulgar sus ideas y entrar a los lugares más importantes teniendo toda una estantería armada para brindarle al ciudadano una idea de pulcritud y organización, pero todos sabemos que esto no viene solo.

 

Los aliados de Hillary

 

El multimillonario George Soros, quien es el mayor donante del partido demócrata. Soros tiene una fortuna personal que asciende a los US$24,900 millones. Según los más recientes reportes el magnate le ha donado a Hillary Clinton más de US$11.9 millones en este ciclo electoral solamente.

 

 

El multimillonario Warren Buffet. Quien silenciosamente ostenta ser el tercer hombre más rico del mundo, administra el grupo empresarial Berkshire Hathaway y su fortuna personal asciende a los US$60,800 millones ha apoyado a los demócratas por años y ha sido donante de las campañas de los Clinton por más de 15 años.

 

 

La famosa periodista y presentadora Oprah Winfrey, tiene una fortuna personal que asciende a los US$3,100 millones. Resta decir que su dinero y su apoyo en público le brindan muchos votos en el país.

 


El israelí Haim Saban, su emporio personal asciende a los US$2,900 millones, es el dueño del 20% de Univision. Su participación es básicamente una ayuda financiera y mediática.

 

 

Wall Street no se queda atrás y mediante el manejador de fondos buitres, James Harris Simons tiene una importante inyección económica. Su emporio personal asciende a los US$16,500 millones y se ha tenido varios sobre el tema de evasión de impuestos.

 

 

Los Clinton han recibido donaciones políticas de los grandes bancos desde que el ex-presidente Bill Clinton vivía en la Casa Blanca en la década de los años 90.

 

 

Todo esto sin contar las grandes cantidades de dinero que grandes bancos como Goldman Sachs le han pagado en el pasado por dar discursos que ella se ha negado a revelar en público.

 

 

Desde que el ex-presidente Bill Clinton abandonó la Casa Blanca en el año 2001, los Clinton han cobrado sobre US$120 millones en discursos a la élite financiera internacional.

 

 

Los aliados de Donald Trump

 

 

Básicamente, el mejor aliado de  Donald Trump, es el mismo  Donald Trump. SI así es, cuando vemos que la campaña de Hillary tiene grande inversores, estrellas de la televisión y aparte donantes multimillonarios, suena increíble el solo hecho de pensar que el republicano a tan solo 3 días de las elecciones está empatado con la demócrata.

 

 

El magnate se ha auto financiado su campaña con alrededor de 17,8 millones de dólares a su campaña según lo indica la Comisión federal Electoral de Estados Unidos (FEC, por sus siglas en inglés).

 

 

El resto de la campaña es un préstamo que hace como una moneda al aire, explicò Trevor Potter, expresidente de la FEC. "La razón por la que es un préstamo es que si le va bien, y uno recauda dinero de otra gente, uno puede pagarse".

 

 

En conclusión, a día de hoy Trump le gana a Hillary, sin amigos políticos,  ni inversores multimillonarios,  ni medios que lo acobijan las 24 horas y a falta de tres días en un empate técnico, hay que reconocerlo. Ya ha demostrado que puede hacer grandes cosas.

 

Para finalizar, sólo nos resta saber hasta el próximo martes quien será el ganador en la llamada por muchos, la carrera presidencial más mediática en la historia de los Estados Unidos.


Comentarios