Estalla la guerra química en Siria

Por: Andrés Ayala N | Octubre 25, 2016

 

El Autodenominado grupo Estado Islámico (EI) está quemando llantas, plantas de azufre y pozos petroleros para cubrir el cielo de humo tóxico y así evitar la visibilidad de los aviones bombarderos.

 

El grupo yihadista Estado Islámico quien tras publicar en diferentes medios de comunicación la resistencia que han tenido a lo largo de una semana agobiada por los constantes bombardeos, han continuado su ofensiva y esta vez trasciende con una guerra biológica.

 

Según fuentes confirmadas por medios orientales, el EI está provocando una quema masiva de llantas, pozos petroleros y plantas de azufre.  Con el fin de interrumpir la visibilidad aérea y satelital.

 

El telón de humo denso está generando una crisis de salud general, tanto en zonas de combate y sectores urbanos donde los civiles y refugiados están presentando serios problemas de salud.

 

Intoxicación por aire, irritaciones e inflexiones visuales, reacciones químicas en la piel, están afectado especialmente a los ciudadanos en medio del conflicto. Según los más recientes informes de la ONU cerca de 700 personas están severamente afectadas.

 

Los más perjudicados por esta ofensiva química  son los niños, ancianos y en general pacientes con enfermedades cardíacas y respiratorias tales como asma, hipertensión, entre otros.

 

La contaminación del agua se está empezando a presenciar a lo largo y ancho de los yacimientos y ríos del país, panorama preocupante para las personas que no tienen nada que ver en los enfrentamientos y están en el medio del conflicto.


Comentarios