España se prepara para un Gobierno de Rajoy un año después

Por: Marcial Muñoz | Octubre 23, 2016

El Partido Conservador de España, el PP, está más cerca de alcanzar la gobernabilidad después de dos elecciones y muchos meses de ausencia de una ruta política del país. El partido socialista, histórico rival, aceptó finalmente prestarle los votos necesarios para que Mariano Rajoy, presidente interino, pueda llegar al palacio de la Moncloa y gobernar en minoría.

La compleja situación política que vive España, donde no han conseguido lograr un consenso entre los partidos para nombrar presidente desde hace 11 meses, parece estar a punto de desbloquearse. Después de un profundo conflicto que ha llevado al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) al borde de la ruptura, la mayoría de los diputados socialistas manifestó en un Comité Federal del partido su posición de abstención para permitir a Mariano Rajoy, del PP, partido conservador, formar gobierno en minoría. El presidente del Ejecutivo en funciones trabaja aceleradamente en su discurso de investidura a final de mes. 

 

El líder conservador no exige condiciones al PSOE y solo pide que lo dejen gobernar con los límites estrechos de un Parlamento en el que tendrá si se produce la circunstancia al resto de los partidos en contra.

 

Carrera contra el reloj

El 24 y 25 de octubre se producirá, a la carrera, la consulta del Rey con los representantes de las fuerzas con representación parlamentaria. El 27 debería producirse el primer debate y el 28 la primera votación por mayoría absoluta. El Gobierno se forma con 176 diputados, la mitad más uno del total de 350 legisladores. Rajoy, en la práctica el único candidato probable, tiene 137, pero puede sumar 32 de Ciudadanos (partido de centro) y uno de Coalición Canaria (regionalista). Por dicho motivo, la abstención de los socialistas es imprescindible para que Rajoy pueda ser presidente.


Comentarios