Agrede a su ex pareja echándole pegante en la vagina

Por: Confidencial Colombia - @confidencialcol | Octubre 19, 2016

Aberrante caso de secuestro y violación en un pequeño pueblo del norte de España. Un hombre secuestró a su ex pareja durante horas y le causó todo tipo de vejaciones sexuales al tiempo que la amenazaron con abandonarla en medio de la vía del tren. Finalmente la mujer fue puesta en libertad y ha denunciado ante las autoridades españolas.

 

 

El pasado lunes una mujer de 36 años, cuando para paseaba a su perro en la provincia de León (España), fue asaltada por ex pareja y otro chico. Inmediatamente la la secuestraron y la metieron en un coche maniatada y y con los ojos con una media. La llevaron a Bembibre, a 25 kilómetros de distancia, donde la escondieron en una bodega, casa propiedad de la madre de su ex pareja. Una vez allí le hicieron todo tipo de vejaciones. Le echaron un líquido abrasivo, le dieron golpes por todo el cuerpo, y le aplicaron pegamento en la parte vaginal. Así hasta las cuatro de la mañana", explicó la abogada de la víctima, que se enteró de los hechos por la llamada de la madre de la víctima.

 

"Cuando se cansaron la metieron en el coche y ella escuchó decir que la iban a poner en las vías del tren, para que la atropelleran. Pero al final cambiaron de opinión, la abandonaron semidesnuda y maniatada al lado de una casa en ruinas, donde sólo escucha el ladrido de un perro. Ella empezó a correr sin rumbo y llamó a varios timbres de casas hasta que, al final, pudo llegar a una farmacia donde la atendieron y llamaron a la ambulancia, que la condujo al centro de salud, donde las enfermeras tuvieron incluso que dejarle ropa", continúa Esteban con el relato de la mujer.

 

El parte médico confirmó que llegó con claros síntomas de ansiedad y con hematomas, lesiones en ambas muñecas, lesión en el pubis donde hay restos de pegamento, quemadura de primer grado en el muslo izquierdo, dolor y lesiones en ambos tobillos.

 

El agresor fue detenido y puesto en libertad con cargos a las pocas horas a la espera de que se celebre el juicio.


Comentarios