De pedófilo acusan al tesorero del Vaticano

Por: Erick Frasser | Julio 28, 2016

la policía australiana investiga al cardenal australiano George Pell, acusado de abusar sexualmente de niños, indicó el jueves la televisión pública australiana.

El arzobispo de Australia y actual ministro de Finanzas del Vaticano, cardenal George Pell, máximo representante de la Iglesia australiana y ministro de Finanzas del Vaticano, fue denunciado ayer públicamente por  casos de pedofilia.  Algunas de sus presuntas víctimas dieron testimonio para  el programa de televisión austríaco 7.30 Report, estas personas anteriormente se habrían presentado ante una comisión del Gobierno de su país para que investigue dichos actos.

 

“Es un tema que hemos investigado y seguimos investigando” dijo el comisionado de policía del estado de Victoria, Graham Ashton, consultado sobre las explosivas revelaciones de la cadena televisiva estatal Australian Broadcasting Corporation (ABC) este miércoles.

 

Estas nuevas acusaciones, que son objeto de una investigación de la policía del Estado de Victoria (sureste), se extienden por más de 20 años, indicó ABC.  Por otra parte, No es la primera vez que se presentan las denuncias, en el 2002  Pell fue acusado de abusos sexuales, pero fue absuelto ya que no se encontraron probas de los abusos, pero aun así se conocen alrededor de ocho informes policiales con nombres de víctimas, testigos y familiares.

 

El comisionado de la policía Ashton dijo que un informe que lo investigado fue enviado a la fiscalía para que evalúe si se presentan cargos. “Estamos esperando una respuesta”, agregó el comisionado policial a la radioemisora 3AW de Melbourne.

 

El cardenal, de 75 años, negó las acusaciones y exclamó que estas acusaciones eran “completamente falsas” y que cuenta con el “apoyo total” del papa Francisco.

 

Un dato que hace aún más siniestras las nuevas revelaciones, es que para el mes de Marzo, el propio Pell se reunió con las víctimas de abusos cometidos por otros sacerdotes australianos para pedirles disculpas en nombre de la Iglesia, negando el hecho de haber encubierto las violaciones. 

 

Las nuevas denuncias ya no tildan  como encubridor, ahora los reclamos son  directamente como abusador. Pell es un hombre de absoluta confianza del Papa Francisco, siendo designado por este para manejar la "caja" del Vaticano, cargo que mantuvo pese a las anteriores acusaciones de encubrir sacerdotes pedófilos. Por pedido del Papa, por ejemplo, Bell se reunió con Christine Lagarde, la número 1 del Fondo Monetario Internacional.

 

Los testimonios son varios, pero uno de estos, cuenta con varios testigos  que afirman que George Pell se habría desnudado frente a tres niños de entre 8 y 10 años en el vestuario de un club de surf en el verano de 1986-1987. Es importante destacar que Australia instauró una comisión sobre las respuestas institucionales a los casos de abusos de menores, en medio de presiones para que se investiguen acusaciones de pedofilia.

 

Las investigaciones de la policía que han permeado George Pell, son parte de una investigación más amplia sobre acusaciones de abuso sexual en lugares de culto, orfanatos y escuelas. El Papa Francisco, en referencia a este tipo de acusaciones incorporó al Derecho Canónico, un decreto que le permite destituir sin más trámite a los sacerdotes acusados de practicar o encubrir la pedofilia. Hasta el momento, el decreto no fue aplicado a Pell. La práctica tradicional de la Iglesia para con los sacerdotes acusados de pedofilia consiste, desde hace siglos, en trasladarlos a otras parroquias, con el mayor sigilo posible.


Comentarios