Este era el asesino de Múnich

Por: Confidencial Colombia - @confidencialcol | Julio 23, 2016

 

Según los datos de la Policía y Fiscalía alemana, el atacante era un estudiante de 18 años, que nació, vivió y estudiaba en Múnich. Tenía doble nacionalidad como germano-iraní. Además, están investigando si el joven estaba en tratamiento por un trastorno "depresivo". El macabro hecho deja a 10 personas muertas.

 

Hubertus Andräe, jefe de la policía, le describió como un joven alemán-iraní de 18 años que vivía "desde hace tiempo" en Múnich, sin antecedentes ni vínculos islamistas conocidos.

 

"No hay indicios que relacionen al atacante con el Estado Islámico", aseguró Andräe. Aunque no se han revelado los motivos del asesinato de nueve personas, sí ha revelado que en el registro realizado en su casa se ha encontrado "rastro de su interés por los ataques en solitarios". Especialmente, artículos de periódicos sobre las actuaciones policiales en este tipo de casos, ha confirmado la Fiscalía. "Todo apunta a un acto de locura".

 

Ali David Sonboly era un joven de 18 años, nacido en Múnich, residente allí, estudiante en la capital bávara que el 21 de julio de 2016 cogió una 9 mm comprada en el mercado negro, se acercó al McDonald's del centro comercial de Olympia conuna mochila cargada con 300 balas y comenzó a disparar indiscriminadamente contra todos los transeúntes que pasaban junto a él. Después entró en el centro comercial y siguió con la matanza.

 

Ali, cuya identidad ha sido revelada por varios medios alemanes, mató durante su ataque a nueve personas, seis de ellas menores. Después, caminó un kilómetro y junto a unos árboles se suicidó de un disparo.

 

De las nueve víctimas, siete no alcanzaban los 20 años. Los datos aportados por el jefe de Policía hablan de tres víctimas de 14 años, dos de 15, una de 17 y una de 19. Las otras dos víctmas eran de 20 y 45 años. A las 9 muertes se suman 21 heridos, tres de ellos en estado grave. Además, algunas de sus identidades ya se han confirmado.

 

El primer ministro kosovar, durante la mañana del sábado, confirmó la identidad de algunos ciudadanos alemanes muertos en el tiroteo: Dijamant Zabergja de 21 años, Armela Segashi de 14 años, Sevda Dag, de 45 años, Can Leyla, de 15 años y Selcuk Kilic, de quien se desconoce la edad.

 

Según los datos ofrecidos por la Policía de Múnich y la Fiscalía, el joven agresor vivía con sus padres: un taxista iraní y una empleada de supermercado, y su hermano; en un piso en el humilde barrio muniqués de Maxvorstadt. Estudiaba en este barrio, aunque la policía ha preferido no revelar el centro, y hacía su vida sin que nadie sospechara que pudiera llevar a cabo un crimen así.

 

 

 

El atacante no llevaba armas largas, únicamente una pistola. Andräe, jefe de la policía, explicó que inicialmente se buscaban a tres sospechosos, ya que algunos testigos habían visto a dos personas abandonando el lugar del tiroteo en un coche a gran velocidad, pero posteriormente se comprobó que no estaban involucrados.

 

Los sucesos en Múnich coincidieron exactamente con el quinto aniversario del doble atentado perpetrado por Anders Breivik, que dejó un total de 77 muertos en la capital de Noruega y la isla de Ütoya.

 

Entre tanto, la policía alemana intenta verificar un vídeo, emitido por el canal alemán NTV, en el que joven dice que "estuve hospitalizado debido a problemas psiquiátricos" y que a continuación grita: "Soy alemán, nací en Alemania".

 

Los investigadores no han encontrado ningún indicio de que Ali estuviera vinculado al Estado Islámico, pero sí han hallado abundante material que demuestra su interés por las conocidos como matanzas en solitario.


Comentarios