Dinero non sancto

Por: Katerine Leal @KT_Leal | Julio 15, 2016

En las cámaras de seguridad del monasterio Nuestra Señora del Rosario de Fátima quedó registrado el momento en el que una monja ayuda al ex secretario de Obras Públicas de Argentina, José López, a guardar millones de dólares. A este hecho, considerado como un duro golpe al seno del kirchnerismo, se suma el millonario hallazgo en las cajas fuertes de la hija de la ex mandataria.

El video difundido por el canal de televisión Telefé, evidencia a José López, secretario de Obras Públicas durante los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015), aproximarse a una de las puertas de reja al interior del monasterio con un arma larga, calibre 22, y cinco bolsos.

 

Allí se ve cómo el ex funcionario ingresa y toca el timbre, alrededor de las 3 de la mañana, a donde llega con los bolsos en los que lleva cerca de 9 millones de dólares y un fusil.  También cómo fue atrapado el ex funcionario del Gobierno, al tiempo que complica la situación jurídica de una de las monjas, que estaría ayudándolo.

 

La religiosa, identificada como Celia Inés Aparicio, según revela el video, ayuda al ex ministro a introducir millones de dólares al convento que se encuentra ubicado en la localidad bonaerense de General Rodríguez. El hecho sucedió la madrugada del 14 de junio y ha avivado la polémica sobre el escándalo denominado por la prensa argentina como ‘La guaca del kirchnerista José López’

 

Las imágenes muestran como López llega y toca con insistencia un timbre, hasta que se asoma una de las religiosas, que abre una puerta de rejas y toma los bolsos, en los que aquella noche la Policía, después de detener a López, descubrió 8,9 millones de dólares. Al lado de López se puede ver un arma, que las autoridades identificaron como una carabina marca Sig Sauer calibre 22 serie XA 033368, con un cargador y 25 cartuchos.

 

Luego, se ve que a las 4.40 de la mañana López salió del convento con una bolsa de scones en la mano y dejó el arma tirada. Tras detenerlo, a las 4.50, la Policía tocó el timbre a las monjas y entró a revisar el lugar.

 

 

Días después de la cinematográfica detención, tres bóvedas fueron halladas en el convento. El descubrimiento fue posible gracias a que los perros entrenados para detectar el olor a dinero señalaban una y otra vez un sitio cercano al altar. Tras abrirse paso con una maza, las fuerzas de seguridad encontraron las bóvedas debajo de la alfombra sobre la que se encontraba el atril.

 

Según los peritos de la Policía Científica que trabajaron en el sitio, en ellas hay lugar para más de 400 millones de dólares o 350 millones de euros en billetes de 500.

 

El fiscal federal Federico Delgado pidió citar a la religiosa Celia Inés Aparicio. La solicitud fue hecha al juez Daniel Rafecas, quien investiga desde hace ocho años a López por presunto enriquecimiento ilícito.

 

La fiscal Rodríguez pidió al juzgado de Garantías 2 de Moreno que convierta en prisión preventiva la detención de López y que su caso sea remitido a un tribunal oral para que sea juzgado.

 

Mientras tanto, López sigue investigado en la justicia federal, donde fue procesado por enriquecimiento ilícito. Pero en las últimas horas el juez Daniel Rafecas pidió ampliar su indagatoria, ante la sospecha de que la casa en la que vivía, en Dique Luján, era suya pero no la había declarado.

 

Por eso llamó a indagatoria a la esposa de López y los dos supuestos testaferros, como partícipes necesarios del enriquecimiento ilícito. También pidió la indagatoria por encubrimiento de Inés Cecilia Aparicia, conocida como la hermana Inés, la monja que le abrió la puerta del convento a López en la madrugada de su detención.

 

Se dispuso además que el Cuerpo Médico Forense examine a la hermana Alba Día de España Martínez Fernández, de 95 años, jefa del convento, para saber si está en condiciones de ser imputada.

 

La caja fuerte de la hija de Kirchner

Una de las dos cajas de seguridad pertenecientes a Florencia Kirchner, hija de la ex presidenta Cristina Kirchner, contenía unos 4 millones 600 mil dólares, según trascendió tras el operativo que ordenó el juez Julián Ercolini en la casa central del Banco de Galicia para que se las abriera.

 

Fuentes judiciales señalaron que una de las cajas estaba vacía y que la otra contenía la suma mencionada.Otras versión indicaba que la jóven, que nunca trabajó, tenia tres cajas de seguridad, de las cuales en una no había dinero y en las otras dos sí, la suma indicanda.

 

La apertura de las cajas fue ordenada ayer por Ercolini, medida que incluso fue pedida por la propia Florencia Kirchner tras la anterior decisión del juez de "fajarlas" para que no pudieran ser abiertas.

 

El primer intento de verificar las dos cajas fracasó porque los gendarmes encontraron cerrada la bóveda por el mecanismo automático de relojería que maneja este tipo de instalaciones bancarias.

 

Ante ayer, Florencia Kirchner había presentado un escrito ante el juzgado de Ercolini para solicitar que, tras haber sido fajadas, sus dos cajas de seguridad fueran abiertas "con premura" para evitar que "continuara el show mediático" alrededor del tema. Ahora, deberá dar las explicaciones pertinentes.


Comentarios