Investigan ataque como "atentado terrorista"

Por: Confidencial Colombia - @confidencialcol | Junio 12, 2016

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha asegurado que no existen pruebas claras para afirmar que la matanza de Orlando, Florida, estuviera "dirigida" por extremistas, ni que formara parte de un plan terrorista de mayor escala. "Parece que se trata de un extremista de este país", dijo Obama, quien añadió que el atacante, Omar Mateen, "se inspiró en diversa información estaba diseminada en Internet".

"Ningún acto de terrorismo y odio cambiará nuestros valores como estadounidenses", señaló el  mandatario desde la Casa Blanca.

 

 

 

Por ahora no vemos evidencias claras de que (el ataque) fuese dirigido desde el exterior", señaló, añadiendo que "no hay pruebas directas de que formara parte de un plan terrorista". El presidente hizo su declaración tras reunirse con su equipo de seguridad nacional en la Casa Blanca para conocer los últimos avances en la investigación de la matanza, en la que murieron 50 personas, entre ellas el autor de los hechos, abatido por la policía. Obama añadió que el FBI ha hecho "un buen trabajo" pero que prevenir ataques de 'lobos solitarios' radicalizados a través de internet es "uno de los mayores retos a los que nos vamos a enfrentar".

 

“Aunque luchemos contra el Estado Islámico y otras organizaciones extremistas en el extranjero, e interrumpamos complots (terroristas), uno de los mayores retos que vamos a tener es esta propaganda que llega a individuos que terminan motivados para entrar en acción", consideró. En este sentido, Obama mostró su preocupación por el problema añadido de que estas personas radicalizadas tengan "un acceso fácil" a "armas muy poderosas", como las empleadas por el autor de la matanza.

 

 

Horas antes, el candidato republicano Donald Trump ha dicho que nunca prohibiría la venta de rifles de asalto porque ya hay "millones" de armas en circulación y "la gente necesita protección". "Pensamos que es terrorismo e ignoramos el problema que tenemos con las armas. Tenemos que ir tras las organizaciones terroristas y extremistas, pero también tenemos que asegurarnos de que a esta gente no le resulta fácil obtener este tipo de armas", aseveró Obama.

 

Sus palabras se suman a las declaraciones del director del FBI. “No tenemos ningún indicio que confirme que (el tiroteo) se ha dirigido desde fuera de los Estados Unidos, ni por algún tipo de organización”, ha dicho James Comey. Aún así, ha confirmado que “el asesino era un individuo radicalizado inspirado por un grupo terrorista extranjero” y que llegó a llamar hasta tres veces al 911 para declarar su lealtad al ISIS mientras ejecutaba la operación. El jefe del FBI ha revelado que la investigación se centra en el análisis de los aparatos electrónicos de Omar Matin, “para comprender su trayectoria así como si alguien más está involucrado”.

 

 

Según ha explicado Comey en una rueda de prensa, el FBI centró su atención en Omar Matin en mayo de 2013. El asaltante de Orlando trabajaba como vigilante de seguridad en un tribunal, cuando hizo una serie de declaraciones provocadoras y contradictorias, “dijo que estaba conectado con Al Qaeda, y después, con Hezbollah, que es una organización chií que ha combatido contra el Estado Islámico”. En uno de los dos interrogatorios que realizó el FBI, Matin admitió los comentarios pero afirmó que los había hecho porque sus compañeros le discriminaban por ser musulmán.


Comentarios