Detienen cuarto sospechoso de atentados en Bruselas

Por: El Economista América | Marzo 26, 2016

Fayçal Cheffou, conocido como 'el hombre del sombrero' y detenido el pasado jueves, responderá ante el tribunal por participación en banda terrorista y asesinato por terrorismo.  

La Fiscalía belga ha acusado formalmente de terrorismo a Fayçal Cheffou por su participación en los atentados de Bruselas del pasado martes que costaron la vida a 31 personas y causaron heridas a más de 300, según ha hecho saber en un comunicado.

 

Cheffou, detenido el pasado jueves en la macrooperación desarollada en diferentes puntos de Bruselas, responderá ante un tribunal de los delitos de asesinato por terrorismo, intento de asesinato por terrorismo y participación en banda terrorista.

 

Junto a Cheffou fueron arrestadas otras dos personas, identificadas como Khalid A. y Mariam A. Una cuarta persona, Ali E., fue detenida en Bruselas y otras dos más, Abu A. y otra persona, en el barrio de Jette.

 

La Fiscalía belga también ha confirmado la identidad del individuo arrestado el viernes por la noche en la localidad francesa de Argenteuil, llamado Rama Kriket.

 

Como consecuencia de esta operación, el juez de instrucción ha dictado una orden de detención contra Rabah N. (llamado incorrectamente en la rueda de prensa de ayer como Salah A.), acusado de "líder de actividades de grupo terrorista".

 

El hombre herido este viernes por las fuerzas de seguridad en una estación de Bruselas ha sido identificado como Abderamane A. y sigue bajo privación de libertad, que ha sido prolongada por las autoridades durante otras 24 horas.

 

Tres nuevos arrestos

La oficina del fiscal federal ha comunicado que la operación del viernes estaba relacionada con la detención en París el día anterior de un islamista, condenado en Bélgica el año pasado y sospechoso de planear un nuevo ataque.

 

Nueve personas han sido arrestadas desde el jueves en Bélgica y dos en Alemania, en operaciones para capturar a individuos que las autoridades relacionan con los ataques de Bruselas que causaron 31 muertos y los de París en noviembre en los que 130 personas perdieron la vida.

 

Policías fuertemente armados y soldados acordonaron un área alrededor de una gran intersección en el barrio de Schaerbeek, en el norte de la capital belga. Se escucharon tres estallidos, que, según el alcalde local Bernard Clerfayt, fueron explosiones controladas.

 

Clerfayt dijo a la emisora pública belga RTBF que el sospechoso fue detenido tras ser herido y que estaba relacionado con los ataques suicidas del martes. El funcionario agregó que se le halló un mochila lleno de explosivos.

 

Célula idéntica

Milicianos de Estado Islámico llevaron a cabo el martes ataques suicidas en el aeropuerto de Bruselas y en un tren del metro de la ciudad en el peor atentado en la historia de Bélgica. Los investigadores creen que integraban la misma célula responsable de los ataques de París.

 

La oficina del fiscal belga dijo que seis personas fueron detenidas el jueves en Bruselas, de las cuales tres quedaron en libertad y las restantes permanecían bajo custodia.

 

Otras tres personas fueron arrestadas el viernes tras la detención en Francia de Reda Kriket, un francés de 34 años que fue sentenciado en ausencia en julio a 10 años de prisión en Bruselas como parte de una red islamista que reclutaba militantes.

 

Una persona cercana a la investigación en Bélgica dijo que se creía que uno de los arrestados era el cómplice capturado en imágenes por las cámaras de seguridad del metro junto al atacante que se inmoló.

 

Los ataques en Bruselas ocurrieron una semana después de que la policía matara a un miliciano durante una redada que les llevó hasta Salah Abdeslam, el único sospechoso de los incidentes en París capturado con vida. Su abogado dijo que estaba cooperando con la investigación pero que no sabía sobre los planes para los atentados de Bruselas.

 

Críticas

Las autoridades belgas han sido criticadas por ignorar las advertencias sobre Ibrahim El Bakraoui, de 29 años, quien fue expulsado de Turquía el año pasado como sospechoso de ser un combatiente y que se inmoló en el aeropuerto de Bruselas. Su hermano Khalid, de 26 años, llevó a cabo el ataque a la estación del metro de Maelbeek.

 

Los fiscales confirmaron la identidad del segundo atacante del aeropuerto como Najim Laachraoui, un islamista belga que combatió en Siria y de quien se sospecha fabricó los cinturones con explosivos para los atentados de París.


Tags

Comentarios