Expareja de Evo Morales enviada a la cárcel

Por: Confidencial Colombia - @juankavalle | Febrero 26, 2016

Tras ser detenida este viernes en La Paz, Gabriela Zapata Montaño fue imputada este sábado por tres delitos y enviada a prisión preventiva por una jueza. También resurgió polémica por supuesto hijo oculto del presidente Morales con la actual detenida.

Gabriela Zapata Montaño, exfuncionaria de la empresa china CAMC y expareja del presidente Evo Morales, fue enviada a la cárcel femenina de Obrajes bajo detención preventiva, imputada por tres delitos. La Defensa apelará el fallo porque observó presiones.

 

Zapata Montaño esperó más de 48 horas para que un juez resuelva su situación legal, tras su detención el viernes por la mañana en la zona Sur de La Paz por denuncias de tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito, según dijo ese día el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

 

La Fiscalía, a través de una nota de prensa, indicó que Zapata no acreditó el fin lícito de sus ingresos económicos: “La jueza ha dispuesto la detención preventiva en (el penal de) Obrajes”, informó el fiscal Edwin Blanco al salir de la audiencia.

 

El abogado de Zapata, Wálter Zuleta, calificó la decisión judicial como una “resolución sesgada”. Denunció presiones del Ejecutivo al Órgano Judicial y afirmó que le llamó la atención que la jueza pidiera desvirtuar elementos de prueba presentados en la audiencia.

 

Advirtió que la Fiscalía basó su denuncia en una reunión de hace dos años entre Zapata y dos funcionarios del Ministerio de la Presidencia en una oficina de acción social. “Dicen que se reunía ahí con ejecutivos bien vestidos que parecían extranjeros. Aparentemente por tener esa pinta no les pedían sus carnets. Son unos fantasmas bien vestidos que han dado la certidumbre al Ministerio Público de que se ha cometido el uso indebido del Estado”, declaró.

 

El 3 de febrero, el periodista Carlos Valverde denunció que Zapata tuvo un hijo con Evo Morales, y que el presidente había incurrido en tráfico de influencias bajo este parentesco. Gabriela Zapata era Gerente Comercial de la empresa china CAMC, y habría sido beneficiada con siete contratos del Estado, por más de $US 500 millones. Los rubros de los contratos correspondieron a producción de litio, azúcar y líneas férreas, entre otros.

 

Morales admitió que tuvo una relación con Zapata, a quien conoció en 2005, y que tuvo un hijo con ella en 2007. Agregó que el niño falleció y que después de un tiempo se separó de su pareja. La acusación por tráfico de influencias, salio 18 días antes del referéndum constitucional, donde se preguntó al electorado si aceptaban o no cambiar la Constitución para permitir la repostulación de Morales en 2019, y que a la postre, ganó el No.

 

Por el tema del menor, la defensa de Gabriela Zapata pidió que la audiencia sea declarada en reserva. “No tiene que ver una cosa con la otra, pero sí creemos que, en el curso de la investigación, este caso puede demostrar que la presión sobre nuestra cliente parta de esta situación”, manifestó Zuleta.Muy angustiada y sollozando salió Zapata de su audiencia entre empujones, gritos de familiares y un fuerte resguardo policial.

 

Luego de que Pilar Guzmán, tía de Gabriela Zapata, asegurara este sábado que el hijo que tuvo su sobrina con el presidente Evo Morales está vivo, la ministra de Transparencia, Lenny Valdivia, dio plaza para presentar al niño hasta domingo, pues dijo que el Jefe del Estado no mintió cuando señaló que su descendiente murió. La defensa de Zapata respondió que presentaron los documentos respectivos ante el juzgado que sigue el caso.

 

“Como Gobierno (estamos) preocupados por este tipo de aseveraciones y sindicaciones en contra de nuestro Presidente y exigimos que, si es cierto, si es evidente que el niño está vivo, lo que corresponde a la señora Zapata es que, en plazo de 24 horas, presente a un Juez del Menor y cumpla los requisitos y las formalidades legales”, declaró Valdivia al programa El Pueblo es Noticia difundido a través de los medios estatales Radio Patria Nueva y Bolivia Tv.

 

Opositores al gobierno del presidente Morales, se refirieron ayer al caso de Gabriela Zapata y pidieron al Mandatario aclarar su relación con la exgerente comercial de la empresa china CAMC y la situación de su hijo, después de que una tía de la exfuncionaria reveló que el menor está vivo, lo que contradice al Mandatario, que el 5 de febrero afirmó que falleció.

 

“Cuando el Presidente dice que no tiene vínculos con la señora, que hace años que no la ve y que el niño ha fallecido, ahora existen dudas porque no sabemos si creer a la palabra del Jefe del Estado o a una tía que no sabíamos quién era”, declaró el expresidente Jorge Tuto Quiroga a radio Panamericana. Desde su cuenta en Twitter, el exgobernador de Beni Ernesto Suárez anotó: “El país merece una explicación del Presidente, ¿qué está esperando Presidente para salir?, valor?”.


Comentarios