Jornada de terror en Estambul

Por: D. Iriarte y El Confidencial | Enero 12, 2016

La explosión se ha producido en Sultanahmet, la zona turística de la capital. Erdogan asegura que el autor es un terrorista de origen sirio. Nueve de las diez víctimas eran alemanas. (Video)

Al menos 10 personas han muerto, 9 de ellas alemanas, y otras 15 han resultado heridas en un atentado suicida perpetrado por una mujer a las 8.00 GMT cerca de la Mezquita Azul de Estambul, en la turística zona de Sultanahmet. Los organismos antiterroristas de Turquía trabajan ahora con la hipótesis de que sea obra del Estado Islámico, según ha informado el diario "Hürriyet". El Presidente Recep Tayyip Erdogan ha asegurado que el autor es "un terrorista de origen sirio", aunque ha sido identificado como Nabil Fadli, nacido en Arabia Saudí en 1988.

 

Parece confirmado que entre los heridos habría al menos nueve turistas alemanes y dos peruanos, según informa el diario turco "Hürriyet Daily News", tras comprobarlo en el hospital en el que están siendo atendidos. Un surcoreano ha resultado ligeramente herido, según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur. Se cree que podría haber tambiénfranceses y noruegos. 

 

"Existe temor a una segunda explosión", ha confirmado un oficial de la policía turca en declaraciones a la agencia 'Reuters' antes de conocerse que se procedía a acordonar todo el barrio histórico. "La explosión fue brutal", han dicho. El Ministerio de Exteriores de Alemania ha pedido a sus ciudadanos que eviten las concentraciones de personas, ante el posible peligro de nuevos atentados.

 

 

La explosión, ocurrida muy cerca del obelisco egipcio de Tutmosis III –más conocido como obelisco de Teodosio–, pudo escucharse a un kilómetro de distancia.


(IMAGEN 1)

La zona ha sido acordonada por la Policía, el tráfico en las calles adyacentes se ha interrumpido y el tranvía cercano ha dejado de circular como medida de precaución, agrega CNNTürk. El Gobierno turco ha prohibido la difusión de imágenes de los hechos a través de los medios de comunicación. En los dos tuits siguientes puede leerse los comentarios que dos periodistas ubicados en Estambul han escrito al respecto. El primero informa de que la Policía expulsa a la prensa de la zona de los hechos. El segundo muestra la orden sobre la no emisión de contenidos audiovisuales relativos a la explosión.

 

 

 

 

¿Quién puede ser el responsable?


Dado que la Mezquita Azul es uno de los lugares más turísticos de Turquía, se especula con que se trata de un atentado destinado a dañar una de las principales industrias del país. El presidente de la Asociación de Turismo de Sultanahmet indicó al diario 'Hürriyet' que el probable ataque "es un gran golpe al turismo de toda la región". "Hay 7.000 hoteles en esta zona. Los turistas ahora quieren irse. Ya están buscando billetes [para regresar a sus países]. Con esta explosión, el año 2016 ha terminado para nosotros", ha dicho.

 

 

Hay rumores todavía no verificados de que una segunda suicida, una mujer, habría sido detenida antes de que pudiese hacerse estallar. Aunque todas las organizaciones armadas que operan en Turquía han recurrido a los atentados suicidas en un momento u otro, lo más probable es que se trate de un atentado yihadista. Durante el último año, el Estado Islámico ha pasado de mantener una postura neutral hacia Turquía y su Gobierno islamista presidido por Recep Tayyip Erdogan a condenar a éste y su creciente apoyo a la coalición internacional que combate al ISIS en Siria e Irak. El Estado Islámico ha cometido dos atentados suicidas en Turquía desde julio, en la localidad de Suruç, en la frontera con Siria (34 muertos), y en la capital, Ankara, el pasado octubre, en aquel momento el tercer atentado más sangriento de la historia de Europa. Las autoridades turcas, además, han abortado otras dos operaciones yihadistas, el 13 de noviembre (el mismo día que los ataques de París) y en Nochevieja.  

 

Sin embargo, el alcalde de Ankara, Melih Gökçek, que anteriormente se ha destacado por sus polémicas en Twitter, aegura que probablemente se trata de una "conspiración internacional" para perjudicar al sector turístico. En un tuit, ha declarado: "Atentado en Estambul... En mi opinión, se trata de un complot internacional con el propósito de dañar el turismo... Pero si Dios quiere tampoco tendrá éxito".

 

Un hotel incendiado en otro distrito


También este martes, un hotel turco situado en el distrito de Maltepe –diferente al protagonista de la explosión– se ha incendiado provocando que varias personas se encuentren atrapadas en su interior mientras otras tantas han podido ser rescatadas. En principio, ambos sucesos no estarían relacionados. 

 

 
 

Ali Kiliç, responsable del distrito de Maltepe, ha publicado en su cuenta de Twitter varias imágenes tomadas durante el rescate de algunas personas atrapadas en el hotel incendiado.


Comentarios