Madrid también le dice no al maltrato animal

Por: Iván Gil y Confidencial Colombia | Enero 8, 2016

Siguiendo los pasos de Colombia, donde el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, sancionó el pasado miércoles la Ley en contra del Maltrato Animal, el debate sobre la prohibición de los espectáculos con animales ya está encima de la mesa en Madrid (España).

 

En el caso de Madrid (España) El grupo municipal en Arganzuela llevará la discusión a la Junta de Distrito que se celebrará el próximo día 13, presentando una propuesta de moción para que no se permita ni se extiendan licencias de actividad para el desarrollo de espectáculos donde se utilicen animales.

 

Los espectáculos taurinos no se excluyen explícitamente en el texto de la moción, pero las organizaciones que la han promovido, encabezadas por Ecologistas en Acción, aclaran que no afecta a los toros. El ayuntamiento no tiene competencias directas sobre las corridas, siendo la plaza de las Ventas de gestión autonómica. En la diana se sitúan principalmente los circos, pero también todas las actividades en las que se utilicen animales, como es el caso de las cabalgatas de Reyes, en las que este año ya se prescindió de los camellos y de las ocas, que desde hacía 25 desfilaban en el recorrido.

 

Las juntas de Distrito, llamadas a convertirse en la joya de la corona del ayuntamiento para descentralizar el poder y practicar una mayor participación ciudadana, son las instituciones elegidas para plantear este tipo de prohibiciones en primera instancia, como ya se hizo con la aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Si estas medidas logran un amplio apoyo social y político, se trasladan al grupo municipal para que se planteen conjuntamente en todos los distritos, según el protocolo no escrito.

 

El guante lanzado por las organizaciones ecologistas ya ha sido recogido por diversos ayuntamientos madrileños, como es el caso de Fuenlabrada, Pinto, Colmenarejo, Paracuellos del Jarama y Rivas Vaciamadrid. Fuera de la comunidad, grandes ciudades como Cádiz, Málaga, Lleida o Lugo han prohibido la celebración de este tipo de actividades, siguiendo la iniciativa pionera de Barcelona. En la ciudad condal, precisamente, la afluencia a espectáculos circenses que no utilizan animales ha aumentado un 20% desde su prohibición, según argumenta la moción para justificar el aval de una importante parte de la sociedad al destierro de las “prácticas de maltrato animal”.


Extensión a todo el término municipal

 

Tomando el pulso a nivel de las juntas de Distrito, el objetivo de las organizaciones impulsoras de estas medidas pasa por que se extienda a todo el término municipal. De llevarse a cabo, no solo quedarían prohibidas las instalaciones de circos con animales, sino también la exhibición de animales salvajes, ya sea en la vía y otros espacios públicos o en espacios privados. Con todo, las juntas municipales cuentan con competencia directa para la autorización de estas instalaciones, así como para la cesión temporal de terrenos, lo cual también suele ser habitual en el caso de los circos con carpa.

 

La moción señala que los animales salvajes en cautividad utilizados en estos espectáculos sufren un continuo maltrato. La extirpación de garras y dientes, los crueles entrenamientos basados en el maltrato físico que, aseguran, incluye restricción de agua y comida, garrotes o palizas, para conseguir que un animal realice una figura antinatural, o su encierro en jaulas donde apenas pueden darse la vuelta son otros de los motivos sobre los que se apoya la moción.

 

El público de estos espectáculos, en su gran mayoría, son menores que desconocen los maltratos denunciados por las organizaciones ecologistas. Es por ello que los impulsores de la moción entienden que aunque los niños sientan atracción por poder observar en vivo a estos animales, es responsabilidad de los adultos y las administraciones públicas velar por que ciertos espectáculos no existan.

 

El debate está abierto. El grupo socialista aún no ha adelantado cuál será su posición con respecto a esta iniciativa promovida por Ahora Madrid, aunque estos últimos confían en obtener su apoyo. Los zoológicos podrían convertirse en los únicos espacios donde los más pequeños puedan observar animales salvajes. Eso sí, siempre y cuando no se realicen espectáculos con ellos.  

 

El caso Colombia

 

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, sancionó el pasado miércoles la Ley en contra del Maltrato Animal.

 

Dicha normativa modificó el artículo 655 del Código Civil (bienes muebles) para reconocer a los animales como seres sintientes.

 

En el modificado artículo se establecen multas que van desde 5 a 50 salarios mínimos legales vigentes (SMLMV) mensuales, para quienes incurran en actos dañinos y de crueldad en contra de los animales.

 

Establece, igualmente, una pena de 12 a 36 meses e inhabilidad especial de uno a tres años, y multa de 5 a 60 SMLMV, para quien cause la muerte o lesione gravemente la salud o integridad física de los animales silvestres, domésticos y amansados.

 

La modificada norma también faculta a la Policía Nacional y a las autoridades policivas competentes para que efectúen la aprehensión material preventiva de animales, sin que medie orden administrativa o judicial previa, cuando tengan conocimiento o exista un indicio de conductas que constituyan maltrato animal.

 



Comentarios