Tiroteo en un bar de Tel Aviv

Por: El Confidencial | Enero 2, 2016

Dos muertos y siete heridos dejó el atentado en la ciudad más importante de Israel. La Policía ha identificado al autor del tiroteo como un árabe israelí de 29 años de edad que podría padecer severos problemas mentales. El sospechoso habría robado el arma a su padre.

La cifra de heridos en un tiroteo registrado este viernes junto a un pub de Tel Aviv se ha elevado a siete, mientras el balance de muertos se mantiene en dos, tal y como han informado los medios locales. La Policía ha identificado al autor del tiroteo como un árabe israelí de 29 años de edad, procedente de Wadi Ara, cerca de la localidad de Haifa (en el norte del país) que podría padecer severos problemas mentales, según ha informado un abogado y pariente suyo a los medios israelíes.

 

Según ha indicado el diario israelí 'Haaretz', el sospechos habría robado el arma a su padre, que trabaja en seguridad. El padre ha reconocido al sospechoso a través de los medios de comunicación y, tras comprobar que su arma había desaparecido, contactó con las autoridades.

 

Dos de los heridos están en estado grave, mientras que el resto sólo tiene heridas leves. Las autoridades han identificado a los fallecidos como Alon Bakal, el gestor del pub 'Simta', cerca de donde tuvo lugar el tiroteo, y Shimon Ruimi, de 30 años, un residente de Ofakim.

 

El suceso ocurrió en la popular calle Dizengof, en pleno centro, cuando el atacante disparó con un subfusil automático a los clientes, en un momento en el que el establecimiento estaba repleto de gente por ser el primer día del fin de semana local y Año Nuevo. "Estaba en la tienda de mis padres, y de pronto vimos a gente corriendo, y se oyó un tiro tras otro. Corrimos a los servicios para escondernos y nos encerramos ahí", dijo una joven, Sara, al Canal 10 de la televisión.

 

Aproximadamente a las 14.45 locales (12.45 GMT) el atacante abrió fuego contra los clientes en general, y no contra ninguna persona en particular. En total, los investigadores dicen que se efectuaron alrededor de 30 tiros en el ataque, y que apuntaban a la parte alta del cuerpo, quizás a la cabeza.



Es el primer incidente violento registrado en Tel Aviv desde el pasado 2 de noviembre, cuando dos personas murieron apuñaladas en la zona sur de la ciudad. Israel y los Territorios Palestinos sufren desde principios de octubre una intensa ola de violencia.


Comentarios