Cuba, Francia, el Estado Islámico e Irán, los temas de 2015

Por: El Confidencial | Diciembre 31, 2015

La historia dirá que el 2015 fue un punto de inflexión en muchos aspectos: mientras EEUU abría procesos de distensión con dos de sus adversarios tradicionales (Cuba e Irán), Europa veía con pánico cómo la guerra civil en Siria llegaba a su territorio, a través de un éxodo de refugiados sin precedentes y de una campaña de sangrientos atentados que hicieron que los europeos se sintieran más vulnerables que nunca.

El pulso entre Bruselas y el Gobierno griego demostró no solo el dominio que Alemania ejerce en la UE, sino la fragilidad de los principios de Maastricht, más allá del económico. Syriza perdió la confrontación, asestando un duro golpe a las expectativas de otros partidos antiausteridad europeos. También en América Latina se produjeron cambios, con la derrota electoral de dos fenómenos políticos, el kirchnerismo en Argentina y el chavismo en Venezuela, y los problemas que experimenta la Presidencia brasileña, que tendrán importantes consecuencias para la región, por ejemplo en instituciones como Mercosur.

 

Mientras tanto, afloran los numerosos problemas del ISIS para consolidar su 'Califato', que empieza a ver seriamente mermado su territorio en Irak y Siria, si bien continúa expandiéndose en Libia, el Sinaí y Asia Central. La supuesta lucha contra el terrorismo ha servido de excusa a países tan diversos como Rusia, Arabia Saudí, Irán, Qatar, Francia, Turquía o Alemania para implicarse en los diversos conflictos de Oriente Medio, cada vez más numerosos e intrincados. Una situación que el papa Francisco ha calificado de "Tercera Guerra Mundial en cuotas", y que tardará años en resolverse.

 

Atentados en Francia

El año se inició con un sanguinario ataque yihadista contra la sede del semanario satírico 'Charlie Hebdo', y se cerró con una carnicería en lugares de ocio de París. Europa quedó salpicada de forma trágica por la deriva de los múltiples conflictos en Oriente Medio, poniendo en marcha un proceso que tendrá consecuencias a lo largo de 2016.

 

Grecia

Grecia ha sido uno de los principales focos informativos del año: las elecciones generales en enero, el referendo sobre el rescate en junio, nuevos comicios anticipados en septiembre... Cuestiones como los neonazis de Amanecer Dorado, las condiciones de vida de los griegos, los sobresaltos económicos o la gestión de la crisis migratoria en las islas griegas son temas importantes registrados en 2015.


Acercamiento de Cuba y EEUU

La noticia de que Estados Unidos revertiría medio siglo de su política exterior hacia Cuba fue anunciada por el presidente Barack Obama en diciembre de 2014, pero es uno de los temas que han marcado la agenda informativa en 2015. El restablecimiento de relaciones diplomáticas y la reapertura de embajadas ha ido en paralelo a las visitas a La Habana de innumerables 'celebrities' estadounidenses, de Beyoncé a media NBA, pasando por Mick Jagger.


Acuerdo nuclear con Irán

Como presidente saliente ('lame duck'), Obama ha ido a por todas: además de con La Habana, Washington llegó a un histórico acuerdo sobre el programa nuclear iraní, siempre y cuando Teherán respete los propósitos pacíficos de este. Irán se beneficiará de la liberación de sus fondos congelados por valor de miles de millones de dólares, y su regreso al club de los actores políticos respetables promete implicaciones profundas en escenarios como Siria o Irak. El alcance se verá en los próximos años.

 

Violencia policial en EEUU

En 2014, la revuelta racial de Ferguson llamó la atención sobre uno de los problemas endémicos de Estados Unidos: la muerte de civiles -a menudo miembros de minorías- a manos de agentes de policía estadounidenses, al parecer muy dados a disparar primero y preguntar después. A lo largo de este año, estos incidentes se han producido con regularidad. En El Confidencial hemos tratado de investigar las causas.

 

El éxodo de refugiados

Las islas griegas -la Unión Europea- están muy, muy cerca de la costa turca. A principios de 2015, un Gobierno griego, asfixiado por la presión de las llegadas masivas de inmigrantes y refugiados, decidió que la situación era insostenible para el país, y dio órdenes de permitir su paso. Esto, unido al establecimiento de rutas y mecanismos más seguros, junto al empeoramiento de la situación en Siria, llevó a cientos de miles de personas a tratar de alcanzar el sueño europeo. A finales del verano, la situación atrajo por fin el interés de los medios de comunicación. Llevaba meses pasando, y lo ha seguido haciendo después. Por un momento pareció que se producía una gran oleada de solidaridad por parte de la ciudadanía y los gobiernos europeos, pero era un espejismo: el resultado final ha sido un cierre aún mayor de fronteras, la cancelación unilateral del espacio Schengen, la desensibilización de muchos ciudadanos y el auge de partidos y movimientos xenófobos por toda Europa, de UKIP en el Reino Unido a Pegida en Alemania. Incluso posturas valientes, como la de la canciller Angela Merkel de aceptar 800.000 refugiados, han quedado revertidas ante el rechazo de muchos votantes y la posible debacle electoral. Al final, la 'solución' de la UE ha sido entregar un fondo a Turquía para que ejerza de gendarme de las fronteras europeas.

 

Rusia entra en la guerra de Siria

A lo largo de los cuatro años y medio que dura ya la guerra de Siria se han producido numerosos acontecimientos decisivos, pero probablemente ninguno tanto como la decisión de Vladimir Putin de implicar a la aviación rusa en el conflicto, para evitar la caída del régimen de Bashar al Assad. Rusia insiste en que está en Siria para combatir al Estado Islámico, pero los datos muestran que la mayor parte de los bombardeos han tenido lugar contra otras facciones insurgentes. A finales de noviembre, el derribo de un caza ruso por parte de la aviación turca llevó a ambos países al borde de la confrontación. Descartada la escalada bélica, Rusia ha optado por las sanciones económicas contra Turquía, que están perjudicando seriamente al PIB turco. Pero aunque la aventura militar en Siria es popular entre los rusos, se desconoce el impacto que esta -sumada a la intervención en Crimea y el este de Ucrania- acabará teniendo en la economía rusa.

 

Libia, es caos que viene

Cuatro años después de la caída de Muammar al Gadafi, Libia ha dejado de ser un país: con dos gobiernos enfrentados y apoyados por diferentes actores internacionales, multitud de milicias que controlan recursos estratégicos y el Estado Islámico haciéndose fuerte en el este del país, la nación norteafricana entra plenamente en la categoría de 'Estado fallido'. A pesar de ello, no son muchos los libios que añoran al dictador, y algunos le acusan de no haber creado un aparato estatal digno de tal nombre, con lo que, tras su desaparición, Libia estaba condenada a la implosión.

 

Latinoamérica gira hacia la derecha

El chavismo ha sufrido la peor derrota electoral de su historia. El opositor Mauricio Macri venció al candidato oficialista Daniel Scioli, poniendo fin al kirchnerismo. El ecuatoriano Rafael Correa ve cómo los movimientos indigenistas que ayudaron a auparle al poder se rebelan, y la brasileña Dilma Roussef se enfrenta a un proceso de 'impeachment' que amenaza seriamente a su Gobierno. Tras década y media de políticas izquierdistas, el péndulo latinoamericano comienza a inclinarse en sentido contrario.


El califato pierde territorio

Durante un tiempo, el avance del Estado Islámico parecía imparable. Pero la acción combinada de las numerosas fuerzas bélicas que operan en su contra en Irak y Siria empieza a producir resultados, como demuestra, esta misma semana, la caída de Ramadi en manos del ejército iraquí. El ISIS será un fenómeno duradero que costará años erradicar, pero 2015 podría ser el año del principio del fin del sueño del 'Califato'.


Comentarios