Finlandia reclama a los solicitantes de asilo que trabajen gratis

Por: El Confidencial | Diciembre 9, 2015

Finlandia endurece su política migratoria. Reclamará a los solicitantes de asilo que trabajen de forma gratuita y que demuestren un currículum nacional sobre la sociedad y la cultura finlandesa.

El Gobierno de Finlandia reclamará a los solicitantes de asilo que trabajen de forma gratuita y que demuestren un "currículum nacional" sobre la sociedad y la cultura finlandesa, endureciendo su política migratoria. El ministro de Empleo, Jari Lindstrom, ha argumentando que el hecho de que estas personas cuenten con un empleo, aunque no sea remunerado, evitará que sufran frustración, resaltando que "cuanto más tiempo estén sin hacer nada, más frustrados estarán".

 

Palacio de Gobierno en Helsinki.

Palacio de Gobierno en Helsinki.

 

Las autoridades publicarán además un paquete informativo sobre sociedad y cultura finesa, destacando los derechos de mujeres y niños. "Todos los solicitantes de asilo lo recibirán a su llegada. No podrán decir que no las conocían", ha agregado. Asimismo, el Gobierno ha anunciado que analizará dos veces al año la situación en los países de origen de los solicitantes de asilo y cancelará los permisos de residencia en caso de que considere que pueden regresar a los mismos.

 

"El nuevo paquete de medidas endurecerán nuestras prácticas y eliminarán los posibles factores de atracción", ha manifestado el primer ministro del país, Juha Sipila. Alrededor de 32.000 solicitantes de asilo han llegado al país en lo que va de 2015, en comparación con los 3.600 de 2014, en medio de lacrisis migratoria de los últimos meses en el continente. Así, el Gobierno ha asegurado que acelerará el retorno de los inmigrantes a los que no se les conceda el asilo, calculando que éstos supondrán cerca de dos tercios de las solicitudes totales.

 

Y, mientras Finlandia endurece su política migratoria, Austria ha comenzado a construir una valla de 3,7 kilómetros en su frontera con Eslovenia. El Gobierno austriaco asegura que la verja ayudará a las fuerzas de seguridad a gestionar el flujo de refugiados e inmigrantes. Un flujo incesante que sigue batiendo récords: Alemania ha registrado ya la entrada de un millón de solicitantes de asilo este año, según la cifra hecha pública ayer por la ministra de Asuntos Sociales del estado federado de Baviera, Emilia Müller.

 

La responsable bávara dio cuenta de esta cifra sólo un día después de que el ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, informará de que hasta finales de noviembre habían entrado en el país como refugiados unas 965.000 personas, casi cuatro veces más que en el conjunto del año pasado. Según el registro nacional EASY, que contabiliza a los que llegan al país con la intención de solicitar asilo, en noviembre fueron inscritas 206.000 personas, un récord que superó el máximo de 181.000 alcanzado en octubre.

 

Refugiados llegan en bote a Lesbos./ Reuters.

Refugiados llegan en bote a Lesbos./ Reuters.

 


Grecia desaloja a mil personas de la frontera

La Policía griega inició este miércoles una operación para desbloquear las vías de ferrocarril a la altura de la frontera norte, donde miles de personas habían acampado hace casi tres semanas, después de que Macedonia no les permitiese el paso.

 

En la zona fronteriza, cercana a la localidad griega de Idomeni, hay unos 400 policías antidisturbios y, según recogen los medios locales, el desalojo se está produciendo sin violencia ni el uso de gases lacrimógenos, aunque no se ha permitido la presencia de periodistas ni fotógrafos.

 

Los agentes indican a los migrantes que suban en autobuses en los que serán trasladados a los centros de acogida de Atenas. Se trata de unos 1.200 ciudadanos, en su mayoría procedentes de Pakistán, Marruecos e Irán, a los que el Gobierno de la Antigua República Yugoslava de Macedonia no permite la entrada desde el 20 de noviembre.

 

Macedonia adoptó esta medida después de que Serbia, Eslovenia y Croacia decidiesen dejar pasar únicamente a sirios, afganos e iraquíes. La decisión provocó la interrupción de la circulación de trenes de mercancías entre Grecia y Macedonia, porque los que permanecieron en el paso fronterizo acamparon alrededor de las vías ferroviarias.

 

Según publicó ayer el diario 'Kathimerini', algunas multinacionales decidieron variar la ruta de sus envíos al centro de Europa para no pasar por el puerto de El Pireo, en Atenas, y evitar así el trayecto por Macedonia. En su lugar, eligieron el puerto de Koper, en Eslovenia, con las consecuentes pérdidas que eso genera en la economía helena. Además, el cierre parcial de la frontera provocó enfrentamientos entre refugiados y migrantes y de éstos últimos con la Policía.

 

El ministro griego de Migración, Yanis Muzalas, afirmó ayer que el Gobierno no quiere un "derramamiento de sangre" por una intervención policial en la frontera y dijo que la situación se solucionaría en los días posteriores. Muzalas señaló que los que retornen a los centros de acogida de la capital griega podrán solicitar asilo en Grecia o regresar a sus países acogiéndose alprograma de retorno voluntario. En cambio, los que sean calificados como migrantes económicos serán retornados a sus países.

 

Migrantes duermen en un pabellón de deportes en Berlín.

Migrantes duermen en un pabellón de deportes en Berlín


Once muertos en un nuevo naufragio

Al menos once personas han muerto, entre ellas cinco niños, y otras trece están desaparecidas en un nuevo naufragio de una embarcación cerca de la isla griega de Farmakonisi, en el mar Egeo.

 

La Guardia Costera griega y los equipos de Frontex, que acudieron al lugar tras recibir una llamada de auxilio, rescataron a 26 inmigrantes (17 hombres, 5 mujeres y 4 niños) que viajaban en una barca de madera que zozobró en la zona marítima de Farmakonisi, un pequeño islote cercano a la costa de Turquía. Los equipos de salvamento no pudieron hacer nada por 11 personas (5 niños, 4 hombres y 2 mujeres) que perecieron ahogadas.

 

Según el testimonio de los rescatados, 13 personas están aún desaparecidas.Los niños que sobrevivieron fueron trasladados en un helicóptero Super Puma hasta el hospital de la cercana isla de Samos con graves síntomas de hipotermia. Dos embarcaciones de los guardacostas, una de la Armada, un barco privado y un helicóptero continúan trabajando en la zona para encontrar a los desaparecidos.

 

La llegada del invierno no ha frenado la arribada diaria de botes a las islas helenas más próximas a Turquía y cada jornada desembarcan alrededor de un millar en el puerto ateniense de El Pireo. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en lo que va de año Grecia ha recibido el mayor número de refugiados y migrantes que llegaron por mar a Europa, más de 700.000 personas.


Comentarios