Graves actos de traición a la confianza del Papa

Por: El Confidencial | Noviembre 3, 2015

Dos libros sobre las finanzas del Vaticano, detrás de la detención de los 'cuervos'. Vallejo Balda y Francesca Chaouqui ya habían dado que hablar. Su arresto se relaciona directamente con la información que habrían facilitado a dos periodistas que estrenan este mes sus nuevos trabajos.

"En cuanto a los libros anunciados para los próximos días cabe decir de forma clara que también esta vez, como ya ocurrió en el pasado, estamos ante graves actos de traición de la confianza del Papa". No deja lugar a dudas elcomunicado que el Vaticano emitió en la tarde de este lunes para anunciar ladetención de Lucio Ángel Vallejo Balda y Francesca Chaouqui, el eclesiástico y la experta en relaciones públicas que habrían filtrado noticias y documentos de la Santa Sede.

 

Los 'libros' a los que hace referencia, aunque de forma indirecta, son dos. Para el próximo 9 de noviembre está prevista la publicación de Via Crucis, del periodista de investigación Gianluigi Nuzzi (Chiarelettere, en España lo publicará Espasa en diciembre), y de Avarizia de Emiliano Fittipaldi (Feltrinelli).

 

Nuzzi es el autor de Vaticano SPA y Su Santidad y su trabajo costó la detención, en mayo de 2012, de Paolo Gabriele, excolaborador de Benedicto XVI acusado del robo de cientos de documentos que dieron pie al primer ‘VatiLeaks’.

 

El nuevo trabajo de Nuzzi contiene documentos inéditos que revelan la compleja lucha de Papa Francisco para cambiar la Iglesia desde dentro: "¿Si no sabemos custodiar el dinero, que se ve, cómo podemos custodiar las almas de los fieles, que no se ven?", confiesa el Papa en un encuentro con las altas esferas de la curia, de acuerdo con la documentación aportada por el periodista.

 

¿Si no sabemos custodiar el dinero, que se ve, como podemos custodiar las almas de los fieles, que no se ven? En la misma línea se mueve Avarizia. En su introducción, publicada hoy en exclusiva por L' Espresso, el autor relata lo que le habría contado un alto cargo vaticano: "Francisco tiene que saber que las fundaciones a nombre de Ratzinger y de Wojtyla han ingresado tanto dinero que tienen más de 15 millones en el banco. Tiene que saber que las ofrendas de sus fieles a través de San Pedro no van a los pobres, sino que se apilan en las cuentas e inversiones de más de 400 millones de euros".

 

Los nuevos 'cuervos', viejos conocidos

En este caso no se trata, como fue para el primer "VatiLeaks", de mayordomos de la máxima autoridad eclesiástica, sino de dos personas que han tocado con sus manos las finanzas vaticanas. Vallejo Balda es secretario de la Prefettura degli Affari Economici de la Santa Sede –el organismo que administra los bienes del Vaticano-, mientras que Chaouqui, de 33 años, trabajaba para la consultora Ernst & Young. Ambos coincidieron en la Comisión creada en 2013,y después disuelta, para trabajar en una mejor gestión económica del Vaticano.

 

Vallejo Balda, según relatan los medios italianos, es cercano al Opus Dei y obtuvo su cargo bajo el mandato de Benedicto XVI. Francisco le nombró Secretario de la citada comisión, de cuyos trabajos salieron dos organismos de gestión, la Secretaría para la Economía y el Consejo para la Economía. Y Vallejo Balda sonaba como muy probable vicesecretario del primero de estos dos organismos. Pero el nombramiento no llegó.

 

Chaouqui, por su parte, ya copó la atención de los medios italianos en otoño de 2013. Expertos vaticanistas aseguran que también se trata de una persona cercana al Opus Dei y ella misma, en una sonada entrevista con L’ Espresso, contó que fue Vallejo Balda quien la quiso en la Comisión. Relató además cómo había organizado actos para presentar los libros de Gianluigi Nuzzi, el periodista que ahora publica Via Crucis.

 

En abril de 2014 los destinos de los dos supuestos 'nuevos cuervos' se habían cruzado también para organizar un acto para VIPS que quisieran seguir la ceremonia de canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II. Según ha informado el Vaticano, Chaouqui ha sido puesta en libertad tras ser interrogada por su "colaboración en las investigaciones". Vallejo Balda, por su parte, sigue pendiente de la decisión del organismo de Justicia local.  

 

Chaouqui carga contra el cura españolChaouqui ha asegurado a Il Corriere della Sera que ella no tiene nada que ver en el asunto: "Es el moseñor [Vallejo] que se ha enfadado conmigo...Pero esto sólo es la punta del iceberg. Hay un clima muy malo aquí, debido a los nombramientos que esperaba y que no han llegado". Además, ha asegurado haber sido simplemente "interrogada" por la policía vaticana, a la que ha ofrecido "toda la información necesaria". 


Comentarios