Rusia repatriará este domingo a las primeras víctimas del avión siniestrado

Por: El Confidencial | Octubre 31, 2015

El Gobierno de Rusia comenzará a repatriar este domingo los cuerpos de las víctimas del avión que se ha estrellado en la península egipcia del Sinaí con 224 personas a bordo, en su mayoría de nacionalidad rusa.

Un portavoz del Ministerio de Emergencias ha informado en rueda de prensa que este domingo llegará a San Petersburgo el primer avión con fallecidos, según la agencia Sputnik. Cada aeronave tiene capacidad para transportar "hasta 80 cuerpos".

 

Los equipos de rescate egipcios han recuperado hasta el momento 129 cuerpos sin vida del lugar donde se estrelló la aeronave de la compañía MetroJet, según ha informado en una rueda de prensa el primer ministro egipcio, Sherif Ismail. Ya han sido trasladados los restos de 34 personas a la morgue de Zenhun, la principal de El Cairo. El resto de cadáveres están siendo recogidos en aviones de las Fuerzas Armadas desde el montañoso lugar del siniestro en la península del Sinaí hasta el aeropuerto militar de Kebrit, en la ciudad de Suez, y de allí por carretera hasta la capital egipcia. 

 

Las víctimas fallecieron a causa de una "explosión y por asfixia", confirmaron a Efe fuentes de los servicios de emergencia, las cuales revelaron que algunos cuerpos presentaban heridas graves y otros sólo signos de asfixia. En cuanto a los integrantes del vuelo, las autoridades egipcias aseguran que a bordo viajaban 214 turistas rusos, tres ucranianos y siete miembros de la tripulación de nacionalidad rusa, y entre ellos había 132 mujeres y 12 niños. Por su parte, fuentes rusas cifran en 24 a los menores y a 4 los ucranianos que había en el avión. La embajada rusa en El Cairo informó a través de su cuenta de Twitter que todos los pasajeros del vuelo han fallecido.

 

El Ministerio de la Aviación Civil egipcia confirmó la caída en la península del Sinaí del avión ruso, hallado completamente destruido por los equipos de búsqueda y rescate. Un examen inicial del lugar del accidente reveló que el aparato se estrelló debido a un fallo técnico, aseguraron fuentes de seguridad a Reuters. Unos 150 cuerpos, entre ellos algunos carbonizados, fueron encontrados en un radio de 5 kilómetros desde el lugar del accidente. Según las mismas fuentes, el avión cayó verticalmente, lo que provocó que se incendiaran grandes fragmentos.

 

Según informa la agencia oficial RIA Nóvosti, los tripulantes del avión llevaban varias semanas quejándose de problemas en los motores del Airbus-321, en servicio desde hace más de 18 años. El aparato pertenecía a la compañía rusa MetroJet (Kogalimavia), fundada en 1993 y con base en el aeropuerto moscovita de Domodédovo, que realiza habitualmente vuelos chárter.

 

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha ordenado el envío de un avión de emergencia para colaborar en las labores de rescate en la península egipcia del Sinaí. Putin, que ha expresado sus condolencias a las víctimas de la catástrofe aérea, ordenó también al Gobierno que cree de inmediato una comisión estatal, mientras la Fiscalía rusa abrirá una investigación para esclarecer las causas del accidente.

El avión perdió contacto con los radares a las 07:14 de la mañana, 23 minutos después de despegar, cuando sobrevolaba la ciudad de Larnakia, según un portavoz de Rosaviatsia, la agencia estatal de aviación rusa. "Desde entonces no ha vuelto a ponerse en contacto. En los radares no aparece", agregó a la agencia Interfax.



El aparato, que realizaba el vuelo 9268, despegó esta madrugada de la localidad egipcia de Sharm el Sheij, uno de los destinos favoritos de los turistas rusos.

 

Al parecer, según informa la agencia oficial RIA Nóvosti, el avión perdió altura de manera brusca poco después de despegar, tras lo que el piloto habría pedido a la torre de control permiso para realizar un aterrizaje de emergencia en El Cairo.


El avión tenía como destino el aeropuerto Púlkovo de la segunda ciudad rusa, San Petersburgo, donde debía aterrizar poco después del mediodía.


Comentarios