Condena mundial al atentado de Ankara

Por: Confidencial Colombia - @juankavalle | Octubre 10, 2015

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, condenó este sábado, el acto terrorista en Ankara que hasta ahora deja 95 muertos y 186 heridos. Pidió que se lleve a los culpables ante la Justicia.

"El secretario general condena los ataques terroristas que han tenido lugar durante una manifestación pacífica", señaló un portavoz en un comunicado.

 

"Ban Ki-Moon espera que los responsables de estos ataques terroristas sean llevados lo más rápidamente ante la justicia... Lo que ha ocurrido en Turquía, y aprovecho la ocasión para expresar mis condolencia al pueblo turco y al presidente de Turquía, es desde luego una insolente incursión terrorista (...) y un intento de desestabilizar la situación en un país amigo", dijo el jefe del Kremlin".

 

Se trata del mayor ataque de la última década en el país euroasiático, desde que Al Qaeda detonase varios camiones bomba en Estambul en noviembre de 2003. La cúpula del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) ha anunciado un alto el fuego hasta las elecciones.

 

Ned Price, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional  subraya "la depravación de aquellos detrás del mismo y sirve como otro recordatorio de la necesidad de enfrentar desafíos de seguridad compartidos en la región". Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó que el atentado es un "intento de desestabilizar la situación" en Turquía.

 

El primer ministro de turco, Ahmet Davutoglu, consideró que "hay muy nítidas indicaciones" de que atacantes suicidas causaron hoy el atentado de Ankara, que hasta ahora deja 95 muertos y 186 heridos. Davutoglu no quiso atribuir la responsabilidad del suceso a una organización, en declaraciones a los medios, y dijo que fue un "ataque contra toda la nación".

 

Cabe recordar que este sábado, dos explosiones simultáneas poco antes de la celebración de una “Marcha por la Paz” dejaron al menos 86 muertos y 246 heridos, 28 muy graves, según cifras adelantadas por el ministro de Salud turco, Mehmet Müezzinoglu.


El acto, convocado por los sindicatos progresistas KESK, DISK y las Cámaras de Ingenieros y Médicos (conocidas por su oposición a las políticas del gobierno de Recep Tayyip Erdogan), pretendía protestar contra la escalada de enfrentamientos entre la guerrilla kurda del PKK y el estado turco, que, tras la ruptura de las negociaciones de paz a mediados de este año, y con una media de media docena de muertos al día, amenaza con convertir 2015 en el peor año en la historia del conflicto kurdo en Turquía.


Comentarios