Mueren seis palestinos en Gaza tras llamar Hamás a la tercera Intifada

Por: Catalina Erazo | Octubre 9, 2015

Seis palestinos han muerto y más de 86 han resultado heridos en enfrentamientos con soldados israelíes después de que Hamás haya llamado a la tercera Intifada. La violencia crece sin freno.

Seis palestinos han muerto y más de 86 han resultado heridos en enfrentamientos con soldados israelíes registrados hoy en varios puntos de la Franja de Gaza cercanos a la frontera con Israel después de que Hamás llamase a la tercera Intifada. Tres de los heridos se encuentran en situación crítica, uno de ellos con una herida de bala en la cabeza, explicó Ashraf Al Qedra, portavoz del Ministerio de Sanidad de Hamás en Gaza. Las muertes se producen tras nueve días de violencia que se han cobrado la vida de cuatro israelíes y siete palestinos y han dejado 900 palestinos heridos durante enfrentamientos con fuerzas israelíes en Cisjordania.


Los enfrentamientos en Gaza se iniciaron después de las oraciones del mediodía del viernes cuando docenas de jóvenes lanzaron piedras contra las posiciones del Ejército israelí en el Este de la Franja, cerca del barrio de Suhaiya y del cruce fronterizo de Nahal Oz, explicaron testigos a la agencia 'Efe'. Dichas fuentes señalaron que los soldados emplearon munición real y gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes. Una portavoz del Ejército israelí confirmó los enfrentamientos y señaló que, tras registrarse un amotinamiento cerca de la divisoria, las fuerzas dispararon contra los atacantes "confirmando haber hecho once blancos".


Los choques tuvieron lugar horas después de que esta mañana el jefe del Gobierno del movimiento islamista Hamás en Gaza, Ismail Haniye, llamase a ampliar la actual oleada de ataques para convertirla en una Intifada(levantamiento) con el fin de "liberar Jerusalén". "Confirmo que Gaza apoya la batalla por Jerusalén y por (la mezquita de) Al Aqsa y apoya la bendita intifada a pesar del dolor, el bloqueo y las conspiraciones", dijo Haniye, quien añadió que la Franja de Gaza "está preparada para unirse a una Intifada completa". El movimiento Yihad Islámica llamó también esta semana desde Gaza a llevar a cabo una Intifada.


En lo que va de día se han producido tres ataques palestinos con arma blanca a israelíes, que resultaron heridos y en los que uno de los atacantes fue abatido por la policía y el resto detenidos. También esta mañana fueron apuñalados cuatro árabes, dos de ellos palestinos y otros dos árabe-israelíes,por un ultraderechista judío en el sur de Israel, en la ciudad de Dimona.



Nadie quiere una tercera Intifada

 

Desde la semana pasada, Israel y Cisjordania han sido testigos de una ola de ataques palestinos contra israelíes y de operaciones militares en respuesta a dichos ataques, en una escalada de violencia que ha extendido el temor a una tercera Intifada, situación que el primer ministro hebreo, Benjamin Netanyahu, y la Autoridad Nacional Palestina intentan evitar.   

 

El epicentro de los enfrentamientos ha sido, como en anteriores ocasiones, la Explanada de las Mezquitas, donde se ubica la Cúpula de la Roca, el tercer lugar más sagrado para el islam porque la tradición musulmana establece que desde allí ascendió a los cielos el profeta Mahoma. El 9 de septiembre el ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, prohibió la entrada al lugar al Mourabitat, un grupo islamista que Israel considera violento. La decisión enfureció a los musulmanes. Cuatro días después, fuerzas de seguridad israelíes que realizaron una redada en la Explanada antes del Rosh Hashaná, el año nuevo judío, aseguraron que habían encontrado piedras amontonadas y cócteles molotov que, denunciaron, iban a usarse contra fieles judíos.

 

El 14 de septiembre, la policía israelí y grupos de manifestantes palestinos se enfrentaron en la Explanada. Al día siguiente los choques dejaron 26 palestinos y cinco israelíes heridos. El día 18, cuando la batalla en el lugar se recrudecía, el Gobierno israelí prohibió la entrada en la Explanada a los menores de 40 años para el rezo del viernes, el día santo musulmán, e incrementó la seguridad en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

 

 

"Todos los árabes son terroristas"

 

La violencia de este viernes se inició a primera hora de la mañana en la localidad de Dimona, en el sur de Israel, con el apuñalamiento de cuatro árabes (dos de ellos con nacionalidad israelí y otros dos palestinos) por parte de un judío israelí de extrema derecha. "Todos los árabes son terroristas", dijo el atacante a los agentes que lo interrogaron, tras confesar los hechos.

 

Horas más tarde, un adolescente israelí de unos 18 años resultó herido en Jerusalén por un palestino, que fue detenido por las fuerzas de seguridad, en lo que la policía calificó de "ataque terrorista". Un sospechoso de unos 18 años que respondía a la descripción hecha por la víctima fue detenido y se encuentra bajo custodia policial.

 

Posteriormente, se registró un nuevo incidente violento, en el que un policía israelí fue herido por un palestino en la colonia judía de Kiryat Arbá, en la localidad cisjordana de Hebrón, en el sur de ese territorio ocupado. El policía resultó herido de levedad, mientras que su atacante murió por disparos de un agente.

 

Horas después, en la estación central de autobuses de la ciudad de Afula, en el norte de Israel y cercana a la localidad palestina de Yenín, una mujer árabe israelí originaria de Nazaret fue herida de bala tras tratar de apuñalar a un agente de seguridad privado israelí.

 

Ayer jueves se registró otro ataque palestino con arma blanca en esta misma ciudad, perpetrado por un joven palestino de Yenín, que fue reducido por viandantes y arrestado tras herir a un soldado y un civil.



Tags

Comentarios