Flanagan, el asesino de Virginia, se justificó alegando que los periodistas eran racistas

Por: El Confidencial | Agosto 27, 2015

Bryce Williams envió una nota de suicidio de 23 páginas a la cadena ABC News horas antes de cometer el crimen en la que denunciaba el racismo como la razón fundamental de sus actos.

Vester Lee Flanagan, el hombre que mató a tiros este miércoles a dos reporteros de la cadena de televisión WDBJ7, envió una extensa nota de suicidio al a cadena de televisión ABC News antes de cometer el ataque.

 

Según informó la cadena de televisión en su página web, "en algún momento entre la noche del martes y esta mañana, ABC News recibió un fax de alguien que decía ser Bryce Williams", el nombre profesional utilizado por Flanagan mientras trabajó en este medio de comunicación. [Atención: El vídeo mostrado a continuación puede herir la sensibilidad del lector].


 

La cadena precisó que se trata de un "extenso documento" de 23 páginas, que ya ha hecho llegar a las autoridades. En él, el autor de este doble asesinato expone motivos "racistas" para justificar sus actos. Flanagan, quien había sido despedido dos años antes, alegó haber sido víctima de discriminación racial por parte de Alison y Adam, algo que niegan sus compañeros y exjefes.

 

"Casi desde el primer día presentó numerosas quejas contra sus compañeros. Tras muchas investigaciones tanto internas como externas, todas estas acusaciones se demostraron infundadas. Se trataba de presuntos casos, en su mayoría, de discriminación racial, pero no encontramos ninguna prueba de que nadie hubiese discriminado por su raza a este hombre"

 

También aseguró haber querido "vengar" u "homenajear" a los fallecidos en la matanza de Charleston. "¿Por qué lo hice? El tiroteo de Charleston me motivó. Llevaba las iniciales de las víctimas escritas en las balas", explica en una de las pocas frases que han trascendido de este carta. 

 

En esta tiroteo, sucedido hace apenas dos meses, al menos nueve personas fueron abatidas en una iglesia metodista de la ciudad de Charleston, en Carolina del Sur (Estados Unidos), históricamente utilizada por la comunidad negra de la zona.

 

Flanagan ha usado las cuentas en las redes sociales que tenía con el nombre de Bryce Williams para publicar un vídeo del ataque en el que han muerto Alison Parker, reportera de 24 años, y Adam Ward, cámara de 27. Minutos después, Twitter y Facebook bloqueaban la reproducción de las imágenes.



Junto a ellas, Flanagan tuiteó varios mensajes acusando a su compañera de racista. "Alison ha hecho comentarios racistas y pese a eso la habéis contratado", aseguraba. Sin embargo, el director general de la cadena, Jeff Marks, explicó que Flanagan y Parker no llegaron a trabajar para el canal de televisión al mismo tiempo, sino que Parker fue contratada después de que Flanagan fuese despedido.


En la grabación, que ya ha sido retirada pero de la que circulan algunas copias en las redes sociales, se ve a los dos reporteros realizando una entrevista en directo y como el autor de los disparos se aproxima hacia ellos, sin que estos se percaten.


Ward aparece de espaldas realizando distintos planos mientras que Parker habla muy concentrada con la entrevistada. En un momento dado, aparece en primer plano una pistola apuntando a la reportera y segundos después, el arma vuelve a aparecer y se escuchan los disparos.


En las imágenes se ve como Parker huye despavorida tras recibir el primer disparo pero luego la imagen pasa a negro y simplemente se siguen escuchando numerosos disparos.


Suicidio tras una huída de cinco horas


Flanagan falleció este jueves en un hospital de Virginia, en Estados Unidos, donde fue llevado tras dispararse. Flanagan, conocido como Bryce Williams en los medios, murió a las 13:30 hora local (17:30 GMT) en la clínica a la quefue trasladado por las autoridades después de que se iniciara su búsqueda, informó el alguacil del Condado de Franklin, Bill Overton.

 

En un principio las autoridades habían informado del suicidio del autor del tiroteo, pero más tarde aclararon que este aún estaba con vida aunque gravemente herido cuando fue trasladado al hospital más próximo.


Más regulación con las armas

 

Tras otro episodio más de violencia armada en el país, la Casa Blanca insistió en la urgencia de que el Congreso actúe y tome medidas "de sentido común"para reducirla.

 

"Hay algunas cosas de sentido común que solo el Congreso puede hacer y que sabemos que tendrían un impacto tangible en la reducción de la violencia armada en el país", sostuvo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su rueda de prensa diaria.

 

Earnest recordó que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lleva mucho tiempo pidiendo al Congreso que tome ese tipo de medidas y "sigue creyendo que ellos (los legisladores) deberían hacerlo".

 

Después de varias masacres en 2012, en particular tras el tiroteo en una escuela de Newtown (Connecticut) en el que murieron 20 niños, Obama comenzó a presionar al Legislativo para aprobar leyes más restrictivas sobre el control de armas, pero sus esfuerzos no han tenido éxito. 


Comentarios