La bandera de Estados Unidos vuelve a ondear en su embajada en Cuba

Por: Catalina Erazo | Agosto 14, 2015

John Kerry, secretario de Estado de EEUU, ha estado presente en la ceremonia de reapertura e incluso ha dicho unas palabras en español en un gesto de acercamiento con los cubanos.



Jornada histórica para la relación entre Estados Unidos y Cuba. Después de que el pasado mes de julio la bandera del país caribeño ondeara en la capitaldel territorio gobernado por Barack Obama, tres jóvenes marines izaron este viernes la insignia de Estados Unidos en la embajada que ha reabierto en Cuba. El lugar escogido para la ubicación del edificio norteamericano, donde el trío de militares que arrió la bandera americana en 1961 ha sido el encargado de portarla hasta el lugar.

 

"Les invito en nombre del presidente Obama y el pueblo norteamericano para cumplir su compromiso presentando la bandera de barras y estrellas para ser izada", les instó el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en su discurso antes del izado. El político estadounidense es el primer jefe de la diplomacia del país que ha llegado a Cuba en 70 años.

 

La ceremonia de reapertura de la embajada en La Habana también contó con la presencia del encargado de negocios de la misión diplomática norteamericana en la isla, Jeffrey DeLaurentis. "Nunca pensé que vería enarbolada la bandera de EE.UU en este edificio. Este es el principio de un nuevo capitulo en la historia de nuestro país", dijo DeLaurentis en su discurso. Tras sus palabras, el poeta cubano americano Richard Blanco leyó un poema titulado "Cosas del mar".

 

"El mar no importa. Lo que importa es esto: que todos pertenecemos al mar entre nosotros", proclamó Blanco, quien también participó en la segunda investidura del presidente Barack Obama en 2013.

 

A la ceremonia asistió la directora para Estados Unidos de la Cancillería de la isla, Josefina Vidal, quien encabezó las negociaciones para restablecer relaciones junto con Roberta Jacobson, la secretaria de Estado adjunta de EEUU para Latinoamérica.

 

Después de todas las reuniones que supusieron el nuevo acercamiento entre ambos países, Kerry afirmó sentirse como "en casa" en Cuba, e hizo hincapié en que la de hoy era una jornada "para dejar a un lado viejas barreras y explorar nuevas posibilidades".

 

Además, el secretario de Estado de Estados Unidos ha hablado en español en un momento de su discurso. "No hay nada que temer, ya que serán muchos los beneficios de los que gozaremos cuando permitamos a nuestros ciudadanos conocerse mejor, visitarse con más frecuencia, realizar negocios de forma habitual, intercambiar ideas y aprender los unos de los otros", dijo.


Tags

Comentarios