La visita de González, ¿Más allá de los presos políticos?

Bastante revuelo ha causado la más reciente visita del expresidente español Felipe González a Venezuela, con la intención de visitar a los presos políticos Daniel Ceballos,  Leopoldo López y Antonio Ledezma, y de participar en las próximas audiencias que se adelantaban en los procesos de los dos últimos, a quienes acompaña legalmente en calidad de ‘asesor técnico exterior’.

 

Sin embargo el exsecretario general del PSOE, uno de los partidos políticos protagonistas de la política española, aseguró que sólo cumpliría con el objetivo de su visita si el gobierno venezolano lo autorizaba.

 

Cosa que como era de esperarse no sucedió, pues Felipe González fue declarado persona non grata “para el pueblo venezolano” por la Asamblea Nacional de ese país, luego de que el ex Jefe de Estado español, anunciara que se ocuparía personalmente de la defensa de opositores en prisión, que están acusados por instigación a las protestas violentas e intentos de desestabilización del país, según el gobierno  de Nicolás Maduro.

 

Finalmente González pudo visitar únicamente a Antonio Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas, que se encuentra hoy en prisión domiciliaria luego de ser capturado el pasado mes de abril, y con la coalición de partidos opositores de la Mesa de Unidad Democrática (MUD).

 

Venezuela y Podemos: una preocupación de González para España

 

A pesar de que el expresidente español ha insistido en que su reciente visita y sus intenciones en el vecino país son netamente humanitarias, su interés en Venezuela deja entrever un tinte que tiene una relación directa con la situación política de su país.

 

En España las elecciones generales en las que se elige al presidente del país y se renuevan los 350 diputados del Congreso y los 208 miembros del Senado, deben ejecutarse a final de este año y el panorama es uno que hace mucho tiempo no veía el país ibérico.

 

Los dos partidos tradicionales que han protagonizado los más recientes mandatos pasan por momentos difíciles que inevitablemente influyen en la opinión pública.

 

El PSOE, partido al que pertenece González, atraviesa una crisis que pide a gritos una renovación inmediata y total. De otro lado está el PP, el partido de gobierno hoy salpicado por casos de corrupción y que ha tenido que enfrentar la peor crisis económica en el país sin éxito en sus decisiones para salir de ella.

 

A raíz de dichos hechos ha nacido Podemos, una alternativa política de izquierda fundada hace apenas un año, que cada vez se percibe más fuerte, con grandes opciones de sorprender dentro de las generales, y que ya cuenta con cinco escaños en el Parlamento Europeo.

 

Así, por primera vez en muchos años, en el país que gobernó Felipe González durante más de una década, no hay nada claro ni decidido de antemano.

 

 

Varias han sido las ocasiones en las que González ha relacionado directamente a Podemos con el proyecto bolivariano bajo el que Maduro gobierna a Venezuela siguiendo el legado de Hugo Chávez, y ha declarado el joven partido político como una amenaza para España y Europa.   

 

"Una alternativa bolivariana para España y para Europa sería una catástrofe sin paliativos". "Ojalá no llegue pero, si llega, uno tendría el consuelo de decir 'yo ya lo dije'", ha dicho cuando se refiere a la propuesta política de Podemos.

 

La MUD en Venezuela, también ha reaccionado al respecto reprochando a Maduro el calificativo de ‘injerencista’ que le dio a la visita del expresidente español  y que no le da a los dirigentes de Podemos que precisamente han estado en el país asesorando su gobierno.

 

El secretario ejecutivo de la coalición opositora, Chúo Torrealba, en la rueda de prensa que dio junto a González, comparó la asesoría de otros españoles como Juan Carlos Monedero , Pablo Iglesias, Iñigo Errejón y Carolina Bescansa, a quienes calificó de “mercenarios políticos” y de quienes aseguró “han cobrado carísimo por sus recetas”.

 

Finalmente los responsabilizó de la crisis económica, política y social que padece hoy el país petrolero.

 

Inevitablemente estas voces que le dan la vuelta al mundo además de protestar contra el gobierno de Maduro,  pareciera que tratan también de debilitar a la nueva cara  de la política española próximos a las elecciones generales en el país Europeo.

 

Las opiniones en España

 

Tal como en Venezuela la presencia del exmandatario español ha despertado diferentes opiniones y críticas en su país de origen.

 

El ministro de Exteriores, José García Margallo ha manifestado su deseo de que el viaje del expresidente  "sirva para mejorar la situación política en Venezuela, que es condición inexcusable para mejorar la situación económica" en ese país.

 

Mientras que en la oposición de gobierno  las reacciones han sido de total rechazo  "Parece que se le ha parado el reloj y se ha situado en el periodo colonial", aseguró el líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, que ha criticado que González siga pensando que puede viajar a América Latina y actuar "como los colonizadores".

 

Por otro lado Pablo Echenique, candidato de Podemos a la presidencia de Aragón,  en el programa ‘La Noche en 24 Horas’, recuerda a Felipe González que en España se violan DDHH "Sorprende que se tenga que ir tan lejos a defender los derechos humanos cuando la ONU dice que en su propio país estos derechos humanos están siendo violados cada vez que se desaloja a una familia sin tener otro sitio a donde ir" ha dicho.

 

Colombia en medio

 

Al salir de Caracas, el portavoz de González en España, Joaquín Tagar, confirmó que su destino sería Bogotá en donde piensa estar algunos días.

 

Hasta Venezuela llegó un avión de la Fuerza Aérea Colombiana asignado a la Presidencia de la República para recoger al expresidente español y traerlo al país, lo que inmediatamente generó el malestar del gobierno venezolano.

 

"Lamentablemente fui sorprendido con la información de que un avión de la Fuerza Aérea colombiana asignado a la Presidencia de la República de Colombia vino a llevárselo del país", dijo Maduro citado por Telesur.

 

Acto seguido, pedirle explicaciones al gobierno colombiano por el hecho y reiterar sus denuncias ante lo que ha denominado un complot para derrocarlo.

 

"He venido denunciando un eje antivenezolano: Madrid, Bogotá, Miami. Hemos dado suficientes muestras de cómo ese eje se mueve y denunciado particularmente a ese señor Felipe como el articulador de la campaña contra Venezuela".

 

Presidencia aclaró por medio de un comunicado que el avión que recogió al expresidente español estaba autorizado y que además Juan Manuel Santos sostuvo una reunión con el político.

 

 

Estas fueron las aclaraciones del gobierno colombiano.

 

1. Hoy al mediodía, el Presidente de la República autorizó el traslado del expresidente español, Felipe González, a Bogotá desde el aeropuerto de Maiquetía en Caracas en el avión Legacy de la FAC 1215.

 

2. El Presidente Santos se reunió en el Palacio de Nariño con el expresidente González, en compañía del jefe negociador del proceso de paz, Humberto de la Calle.

 

3. Los temas centrales de la conversación fueron el proceso de paz en Colombia y la próxima Cumbre Celac- Unión Europea, que se iniciará mañana en Bruselas.

 

4. El expresidente González ha sido un amigo incondicional de Colombia y de su proceso de paz.


Tags

Comentarios